Hide this
Correa Retractil

Story at-a-glance +

  • En primer lugar, "correa", probablemente no es una buena palabra para describir la cuerda delgada utilizada en muchos dispositivos retractiles. En segundo lugar, el propósito real del uso de una correa para pasear a un perro es mantener el animal seguro y bajo control. Las correas extensibles o retractiles a menudo hacen lo contrario.
  • Hay muchas razones para evitar o reconsiderar el uso de una correa retráctil, empezando por el hecho de que con en este tipo de correa, su perro puede alejarse mucho de usted ya sea para pelear con otros perros o para escapar.
  • Las correas retractiles también son responsables de muchas lesiones en los perros y dueños de perros—desde quemaduras superficiales hasta amputaciones terribles.
  • En la mayoría de los casos, estos dispositivos también son totalmente contraproducentes para enseñarle a caminar a un perro. La naturaleza misma de los perros entrenados con correa retráctil hace que se jaloneen con el fin de disponer de más espacio. No hace falta decir que este tipo de conducta de jaloneo se repetirá cada vez que el perro está en una correa estándar.
 

Por Qué No Recomiendo las Correas Retractiles

July 03, 2014 | 3,024 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

Por la Dra. Becker

Una correa retráctil en realidad no es una correa, ya que es un trozo de cuerda delgada enrollada alrededor de un dispositivo de resorte alojado dentro de un mango de plástico. Las manijas de la mayoría de las correas extensibles están diseñadas para ser manipulados por la mano del hombre. Un botón en la manija controla la cantidad de cuerda que se extiende.

Las correas extensibles o retractiles son populares principalmente porque no castigan como las correas regulares, lo que les da más libertad a los perros para olfatear. Pero, por desgracia, hay muchas desventajas a este tipo de correa.

10 Razones Para No Utilizar una Correa Retráctil

  1. La longitud de las correas retractiles, algunas de ellas se pueden extender hasta 26 pies, permite que los perros se alejen mucho de sus dueños lo cual puede crear rápidamente una situación peligrosa. Por ejemplo un perro con una correa retráctil es a menudo capaz de correr a la calle, o hacer contacto visual sin invitación con otros perros o personas.
  2. En el escenario anterior, o uno en donde un perro agresivo se le acerque a su perro, es casi imposible tener el control de la situación si surge la necesidad. Es mucho más fácil recuperar el control o proteger a un perro con una correa estándar de 6 pies que de 20 pies de largo, lo que es el equivalente a una cuerda delgada.
  3. El cordoncillo de una correa retráctil puede romperse - especialmente cuando se la colocamos a un perro grande. Si un perro de tamaño grande y fuerte sale corriendo a toda velocidad, podría romper la correa. Eso no sólo puede poner en riesgo al perro a causa de lo que está persiguiendo, sino también el cable puede cerrarse nuevamente y lesionar a la persona que tiene la correa.
  4. Si un paseador de perros se enreda con la cuerda de una correa retráctil, o la coge en un intento de enrollar la cuerda, podría causarle quemaduras, cortaduras e incluso la amputación. Además, muchas personas terminan cayéndose cuando la correa se les enreda en los pies. Esto puede causar moretones, huesos rotos, y más daños.
  5. Los perros también han recibido terribles heridas como consecuencia de los jalones repentinos en el cuello que se produce cuando se quedan sin más correa, incluyendo heridas en el cuello,  tráqueas laceradas, y lesiones en la columna vertebral.
  6. Las correas retractiles permiten que sus perros se jaloneen, lo que puede verse como una agresión para otro perro que podrá decidir "pelear".
  7. Los mangos de las correas retractiles son muy voluminosos y pueden ser fácilmente soltados haciendo que un perro pierda escape.
  8. A muchos perros - sobre todo los miedosos – les da mucho miedo el sonido de la correa retráctil cuando cae al suelo y como consecuencia correrán como locos, lo cual es bastante peligroso. Para empeorar las cosas, el objeto del miedo del pobre perro lo "persigue" y si la correa se está enrollando mientras corre, el mango lo estará persiguiendo y el perro seguirá corriendo y corriendo en su intento por escapar. Aunque este escenario termine sin daño físico al perro (o cualquier otro), esto puede crear miedo persistente en el perro, no sólo por la misma correa, sino también al momento de salir a caminar.
  9. Las correas retractiles, como la mayoría de los dispositivos retractables, tienen una tendencia a fallar con el tiempo, ya sea negándose a desenredarse, negándose a enredarse o enredarse por sí solos.
  10. Las correas retráctiles son una mala idea, especialmente para los perros que no han sido entrenados para caminar cortésmente con una correa regular. Por su propia naturaleza, los perros entrenados con correa retractable se jalonean mientras caminan, porque saben que así tendrán más espacio.
  11. Si su perro está bien entrenado, es amable, educado y lo suficientemente inteligente como para dominar una correa regular y una correa retráctil sin confundirse, usted podría ser un dueño raro que puede pasear a su perro en cualquier tipo de correa sin aumentar los riesgos en usted como en el perro.

[+] Sources and References

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico