Hide this
Intestino

Story at-a-glance +

  • Su microbioma es como una huella digital--única en usted. Algunos investigadores han sugerido que incluso podríamos pertenecer a uno de los pocos "tipos de microflora", similares a los tipos de sangre
  • Su actividad microbioma intestinal influye en las respuestas inmunes, el funcionamiento del sistema nervioso, y desempeña un papel en el desarrollo de cualquier número de enfermedades, incluyendo la obesidad, el cáncer y la esclerosis múltiple
  • Las preferencias alimenticias de sus bacterias intestinales pueden influir en sus antojos de alimentos al liberar señales químicas a través del nervio vago, que conecta el intestino al cerebro
  • Agregar análisis del microbioma a otros factores de riesgo conocidos para el cáncer colorrectal invasivo resultó en una mejora de cinco veces en su capacidad para predecir el cáncer
  • La mejor manera de optimizar su flora intestinal es a través de su alimentación. Una alimentación benéfica para el intestino es libre de azúcares procesados y rica en alimentos enteros, sin procesar, sin azúcar, junto con alimentos tradicionalmente fermentados
 

Su Salud es el Resultado de una Relación Simbiótica con 100 Trillones de Bacteria

August 28, 2014 | 13,961 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

La verdad del viejo refrán de que "somos lo que comemos" es cada vez más claro entre más aprendemos sobre el microbioma--colonias de microbios que viven en el intestino, y de hecho en todo el cuerpo.

Está bien establecido que su intestino es su segundo cerebro y le proporciona más aporte a su cerebro que lo que el cerebro le proporciona. Esta es la razón de porque su salud intestinal se refleja en gran medida en sus bacterias intestinales, incluyendo su salud mental y bienestar emocional.

Su microbioma es esencialmente una composición histórica acumulativa del lugar dónde ha estado, quiénes son tus padres, con quien tiene intimidad, lo que come, cómo vive, si está o no interactuando con la tierra (jardinería, por ejemplo), y mucho más.

Como lo señal Pat Schloss, un microbiólogo del Proyecto Microbioma Humano, el microbioma es como una huella digital--única en usted. El investigador Jeroen Raes también ha sugerido que podríamos pertenecer a uno de los pocos "tipos de microflora," similares a los tipos de sangre.

Su actividad microbioma intestinal influye en las respuestas inmunes, el funcionamiento del sistema nervioso, y desempeña un papel en el desarrollo de cualquier número de enfermedades, incluyendo la obesidad, el cáncer y la esclerosis múltiple, sólo por nombrar algunas pocas que mencionare en este artículo.

Cómo las Bacterias Intestinales Pueden Causar Antojos de Alimentos

Las bacterias en su cuerpo superan en número a las células, 100 a 1, y diferentes bacterias tienen diferentes necesidades nutricionales.

De acuerdo con una reciente investigación,1, 2 las preferencias alimenticias de sus bacterias intestinales pueden influir en sus antojos de alimentos al liberar señales químicas a través del nervio vago, que conecta el intestino al cerebro. Según uno de los co-autores del estudio, Carlo Maley, PhD:3

"Las bacterias en el intestino son manipuladoras.... Hay una diversidad de intereses representados en el microbioma, algunos se alinean con nuestros propios objetivos alimenticios y otros no...

Nuestra alimentación tiene un enorme impacto sobre las poblaciones microbianas en el intestino. Es todo un ecosistema, y está evolucionando en la escala de tiempo en minutos."

Ha sido ya bien documentado que las personas obesas tienen diferentes bacterias que dominan su microbioma en comparación con las personas más delgadas.

La investigación4 también sugiere que tanto como el 20 por ciento de la pérdida de peso sustancial logrado por un bypass gástrico, una cirugía popular para la pérdida de peso, se debe a cambios en el equilibrio de las bacterias en su tracto digestivo. En cuanto a la investigación destacada, Forbes5 informa:

"’Los microbios tienen la capacidad de manipular el comportamiento y estado de ánimo a través de la alteración de las señales nerviosas en el nervio vago, cambiando los receptores del gusto, la producción de toxinas que nos hacen sentir mal, y liberando las recompensas químicas que nos hacen sentir bien, dijo la coautora del estudio Athena Aktipis, PhD.

La buena noticia, los investigadores nos dicen, es que podemos influir en los cambios en nuestros habitantes intestinales a través de los hábitos alimenticios.

‘Debido a que la microbiota es fácilmente manipulable por los prebióticos, probióticos, antibióticos... y cambios en la alimentación, cambiar nuestra microbiota ofrece un método viable a los problemas intratables de la obesidad y la mala alimentación.’"

La Alimentación Puede Rápidamente Alterar las Bacterias Intestinales

De hecho, otro reciente estudio,6, 7 destaca la rapidez con la que se puede alterar el equilibrio de sus bacterias intestinales. Aquí, los investigadores de Massachusetts Institute of Technology (MIT)  monitorearon a dos personas en el transcurso de un año; obteniendo muestras de heces diarias y las correlacionaban con las bacterias intestinales cotidianas y con los factores de la alimentación y otros hábitos como el sueño, el humor, y el ejercicio.

Uno de los participantes desarrolló diarrea durante un viaje de dos semanas a otro país, lo que causó cambios significativos en el equilibrio de las bacterias intestinales.

Un caso de intoxicación por Salmonella atacó a otro participante, causando un cambio drástico en las bacterias intestinales. La bacteria Salmonella aumentó del 10 a casi el 30 por ciento, y las colonias de bacterias benéficas fueron casi eliminadas.

Una vez que la persona se recuperó, las bacterias benéficas rápidamente se multiplicaron en aproximadamente 40 por ciento de la microbioma total, pero la mayoría de las cepas eran diferentes a las cepas originales. Según el autor principal, Eric Alm:8

"En un día cualquiera, la cantidad de una especie podría multiplicarse varias veces, pero después de un año, esas especies todavía permanecerían a un mismo nivel medio. En gran medida, el factor principal que encontramos que explica mucho esa variante fue la alimentación."

Los cambios más prominentes se correlacionaron con el consumo de fibra en las personas. Las mayores cantidades de fibra afectaron aproximadamente al 15 por ciento de las bacterias intestinales, causando una mayor proliferación de ellas.

Las Bacterias Intestinales Pueden Revelar el Cáncer de Colon, y Podrían Desempeñar un Papel en la Esclerosis Múltiple

Su microbioma puede incluso revelar el riesgo de/o presencia de cáncer de colon. Un total de 90 personas participaron en este estudio;9, 10 treinta estaban sanas; 30 tenían pólipos intestinales precancerosos; y 30 habían sido diagnosticadas con cáncer de colon avanzado o cáncer rectal. Después de evaluar la composición del microbioma en cada persona, se hizo evidente que el análisis del microbioma (usando una prueba fecal) puede ser una manera viable para la detección de pólipos precancerosos y cáncer colorrectal.

Según sus hallazgos, agregar análisis del microbioma a otros factores de riesgo conocidos para los pólipos precancerosos se tradujo en una predicción de 4.5 mayor de la enfermedad. Agregar análisis del microbioma a factores para el cáncer colorrectal invasivo provocó una mejora de cinco veces en su capacidad para predecir el riesgo de cáncer.

En noticias relacionadas, los investigadores también han relacionado ciertos microbios intestinales al desarrollo de la esclerosis múltiple (EM), y/o al mejoramiento de la condición. El documento, publicado en el Journal of Interferon and Cytokine Research,11 describe tres factores inmunológicos asociados con el microbioma intestinal que está vinculado a las respuestas inflamatorias en los pacientes con EM:

  1. Polarización de las células T helper
  2. Función de las células T reguladoras, y
  3. Actividad de las células B 3

Investigaciones anteriores han sugerido que al alterar el microbioma intestinal al agregar bacterias como Lactobacillus, y/o un tipo de organismo como Schistosoma y Trichura, puede ser útil para reducir los síntomas de la EM. Aparentemente, estos microorganismos tienen un efecto beneficioso sobre la producción de citoquinas por todo el cuerpo, reduciendo así la inflamación sistémica. Las citoquinas son mensajeros celulares que regulan la respuesta inflamatoria. Según los autores: "Ya sea que los enfoques terapéuticos futuros a la EM empleen productos a base de comensales, depende de la comprensión matizada de estos mecanismos subyacentes."

Cuando Se Trata de la Inflamación, el Microbioma Gobierna

La Esclerosis Multiple ciertamente no es la única enfermedad causada por la inflamación crónica en el cuerpo. De hecho, la inflamación es un factor subyacente de la mayoría de las enfermedades crónicas. Es importante tener en cuenta que su intestino es quien controla la inflamación. Como se sugirió anteriormente, diversos microorganismos intestinales pueden desencadenar o bien someter la producción de citoquinas inflamatorias. La mayoría de las señales entre el intestino y el cerebro viajan a través de su nervio vago—cerca del 90 por ciento de ellos.12 Vago es un nombre muy apropiado ya que este nervio largo viaja desde el cráneo hasta su pecho y abdomen, conectando múltiples órganos.13

Los mensajeros de citoquinas producidos en su intestino viajan hasta su cerebro a través del “camino del nervio vago”. Una vez en el cerebro, las citoquinas le dicen su microglía (las células inmunes en el cerebro) que realicen determinadas funciones, como producir neuroquímicos. Además de influir en su hambre y antojos de ciertos alimentos, como se discutió anteriormente, estos mensajes químicos también pueden afectar a su mitocondria, lo que afecta la producción de energía y la apoptosis (muerte celular). También pueden afectar para bien o para mal el mismo sistema de retroalimentación sensible que controla las hormonas del estrés, como el cortisol.

Por lo tanto, una respuesta inflamatoria puede comenzar en su intestino, viaja a su cerebro, en donde se desarrolla y envía señales al resto de su cuerpo en un ciclo de retroalimentación complejo. No es importante que entienda toda la fisiología, pero lo que debe entender es que, su flora intestinal afecta y controla la salud de todo el cuerpo de manera significativa.

Su Flora Intestinal Está Constantemente Bajo Ataque  

Su microbioma -y por lo tanto su salud física y mental - se ve afectada continuamente por su entorno y por sus opciones alimenticias y estilo de vida. Si sus bacterias intestinales están perjudicadas y fuera de equilibrio (disbiosis), se pueden presentar todo tipo de enfermedades, tanto agudas como crónicas. Por desgracia, en la actualidad su frágil ecosistema interno está constantemente bajo ataque. Algunos de los factores que corren el riesgo más grave para su microbioma se resumen en la siguiente tabla.

Azúcar refinada, especialmente jarabe de maíz de alta fructosa Alimentos transgénicos, presentes en una cantidad exagerada de alimentos y bebidas procesadas Productos químicos agrícolas como herbicidas y pesticidas. El glifosato es uno de los peores
Carnes de animales criados convencionalmente (CAFO) y otros productos cárnicos; a los animales CAFO a menudos se les administra bajas dosis de antibióticos y alimentos transgénico Gluten Antibióticos, (utilícelos únicamente si es necesario y asegúrese de repoblar su intestino con alimentos fermentados y/o un suplemento probiótico)
Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, dañan las membranas celulares y perturban la producción de energía a través de la mitocondria Inhibidores de la bomba de protones (medicamentos que bloquean la producción de ácido en su estómago, comúnmente recetados para la Enfermedad de Reflujo Gastroesofágico, como Prilosec, Prevasic y Nexium) Jabón Antibacterial
Agua fluorada y/o clorada Estrés Contaminación

Su Alimentación Es la Manera Más Eficaz de Alterar su Microbioma

La mejor forma de optimizar su flora intestinal es a través de su alimentación. Un buen lugar para comenzar es reducir drásticamente los cereales y el azúcar, y evitar ingredientes transgénicos, alimentos procesados, alimentos pasteurizados y agua del grifo tratada con cloro. Los alimentos pasteurizados pueden dañar sus buenas bacterias y el azúcar promueve el crecimiento de la levadura patógena y otros hongos. Los granos que contienen gluten son particularmente dañinos para su microflora y su salud en general.14, 15 Una alimentación que beneficie su intestino debe ser rica en alimentos enteros, sin procesar, sin azúcar, junto con alimentos tradicionalmente fermentados. El cloro en el agua del grifo no sólo mata a las bacterias patógenas en el agua, sino también a las bacterias benéficas en el intestino.

Los alimentos fermentados son también un componente clave del protocolo de GAPS, una dieta diseñada para curar y sellar su intestino. Su objetivo debería ser consumir de un cuarto a media taza de vegetales fermentados con cada comida, pero tendrá que hacerlo gradualmente. Considere comenzar con sólo una cucharadita o dos varias veces al día, y aumente según su tolerancia. Si eso es demasiado (tal vez forzará mucho a su cuerpo), incluso puede empezar por beber una cucharadita del escabeche de los vegetales fermentadas, que es rico en los mismos microbios beneficiosos.

También sería prudente considerar un suplemento probiótico de alta potencia, pero tenga en cuenta que no existe un sustituto a los alimentos reales. Un artículo anterior en el Journal of Physiological Anthropology16 hace referencia a que la fermentación controlada adecuadamente amplifica el nutriente específico y el contenido fitoquímico de los alimentos, lo que mejora la salud del cerebro, tanto física como mental. Según los autores:

"El consumo de alimentos fermentados puede ser particularmente relevante para la investigación emergente que vincula las prácticas alimentarias tradicionales y la salud mental positiva. La capacidad en que los artículos alimenticios tradicionales podrían mitigar la inflamación y el estrés oxidativo podría ser controlada, al menos en cierto grado, por la microbiota.”

Ellos dirán que los microbios asociados con los alimentos fermentados (por ejemplo, especies de Lactobacillus y bifidobacterias) pueden también influir en la salud de su cerebro a través de vías directas e indirectas, lo que prepara el camino para nuevas investigaciones científicas en el área de la "psiquiatría nutricional."

Su Cuerpo Está Repleto de Colonias Bacterianas

Usted no sólo está rodeado por las bacterias en su entorno; de una manera muy real, usted es una de ellas. Su cuerpo es en realidad un complejo ecosistema compuesto por más de 100 trillones de microbios que deben estar correctamente equilibrados y cuidados con el fin de estar sano. Pamela Weintraub, hábilmente describe la relación simbiótica entre el hombre y los microorganismos en su artículo publicado en junio del 2013 en la revista Life Experience.17 Este sistema de bacterias, hongos, virus y protozoos que viven en su piel, boca, nariz, garganta, pulmones, intestino y tracto urogenital, es único en usted.

Esto varía de persona a persona dependiendo de los factores como la alimentación, el estilo de vida, historial médico, ubicación geográfica, e incluso la ascendencia. Su microbioma es uno de los ecosistemas más complejos del planeta ya que por cada bacteria que tiene hay 10 bacteriófagos o virus. Así que no sólo tiene 100 trillones de bacterias, también tiene un cuatrillón de bacteriófagos.

Todos estos organismos realizan una multitud de funciones en los sistemas biológicos clave, desde suministrar vitaminas esenciales para la lucha contra los patógenos, modular el peso y el metabolismo, y mucho más, y cuando el equilibrio de su microbioma está fuera de control, usted podría enfermarse. Su microbioma también ayuda a controlar la manera en que se expresan sus genes. Así que al optimizar su flora nativa, en realidad está controlando sus genes. Todo esto es una excelente noticia, porque mientras que su microbioma puede controlar su salud, usted puede controlar la producción de bacterias—ya sea las que promueven su salud o las que causan enfermedades--a través de su alimentación y estilo de vida.

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico