Hide this
Diabetes Tipo 2

Story at-a-glance +

  • En los Estados Unidos, cerca de 80 millones o una da cada cuatro personas tiene algún tipo de diabetes o pre-diabetes
  • Peor aún, más de un tercio de los adultos británicos son pre-diabéticos. En el 2003, 11.6 de los británicos tenían pre-diabetes, al 2011 la cifra ya sea había triplicado, alcanzando un 35.3 por ciento
  • Entre el 2001 y el 2009, la incidencia de diabetes tipo 1 entre los niños en Estados Unidos de 19 años de edad se incrementó a 21 por ciento. La incidencia de diabetes tipo 2 entre los niños de 10-19 años de edad aumento a un 30 por ciento
  • La diabetes tipo 2 es una enfermedad arraigada en la resistencia a la insulina y quizás más importante, una malformación de la señalización de la leptina, provocada por los niveles crónicamente elevados de insulina y leptina
  • Uno de los principales factores que conducen a la diabetes tipo 2 es el exceso de fructosa alimentaria, la cual tiene efectos negativos en la insulina y leptina, así que es importante abordar su consumo de fructosa y otros azucares ya que están disponibles en muchas formas
  • Un cuerpo creciente de investigación sugiere que existe una poderosa conexión entre su alimentación y su riesgo tanto de la enfermedad de Alzheimer como de glaucoma, a través de las mismas vías que causan la diabetes tipo 2
 

Como Revertir la Diabetes Tipo 2, Por Qué la Insulina Podría Acelerar la Muerte, y Otros Aspectos Ignorados

July 21, 2014 | 17,379 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

Gran Bretaña, al igual que los Estados Unidos, ha presenciado un aumento notablemente rápido en la diabetes tipo 2 y pre-diabetes en la última década. Según un reciente informe de la BBC News,1 más de un tercio de los adultos británicos son ahora pre-diabéticos.

En el 2003, el 11.6 por ciento de los británicos tenían pre-diabetes. Para el 2011, esa cifra se había más que triplicado, alcanzando un 35.3 por ciento. Los investigadores advierten que esto dará lugar a una avalancha masiva de diabetes tipo 2 en los próximos años, lo que tendrá graves consecuencias para el cuidado de la salud y la esperanza de vida.

En Estados Unidos, casi 80 millones de personas, o una de cada cuatro tiene algún tipo de diabetes o pre-diabetes. Lo que es peor, tanto la diabetes tipo 2 como tipo 1 entre los niños y adolescentes también se ha disparado.

Los datos más recientes,2, 3 revelan que, entre el 2001 y el 2009, la incidencia de diabetes tipo 1 entre los niños menores de 19 años aumentó en un 21 por ciento. La incidencia de diabetes tipo 2 entre los niños de 10-19 años aumentó en un 30 por ciento durante ese mismo periodo de tiempo.

La Medicina Convencional Esta Equivocada…

Estadísticas como éstas apuntan a dos hechos muy importantes. En primer lugar, nos dice que la diabetes no puede ser causada principalmente por la genética, y en segundo, dice literalmente, que algo que estamos haciendo, de manera coherente y en masa, esta horriblemente mal, y tenemos que enfrentarlo.

En este caso, ese "algo" mal que estamos haciendo es llevando una alimentación seriamente defectuosa y falta de actividad física. Desafortunadamente, el Dr. Ron Rosedale escribió en el 2005, Doctors Cause Diabetics to D.I.E (Los Médicos Hacen Que los Diabéticos Mueran) de sus recetas fallidas, que surgen de una falta básica de una idea causante de esta enfermedad. DIE, aquí, es un acrónimo inteligente de "Exacerbación Inducida por Doctores", que de hecho incluye, la muerte temprana.

La medicina convencional tiene catalogada a la diabetes tipo 2 como un problema con el azúcar en la sangre en vez del problema subyacente de la señalización inadecuada de leptina e insulina. La realidad es que la diabetes es una enfermedad arraigada en la resistencia a la insulina4 y tal vez más importante aún, un mal funcionamiento de la señalización de la leptina, causada por los niveles crónicamente elevados de insulina y leptina.

Es por esto que el enfoque de la comunidad médica para su tratamiento no ofrece soluciones. El tratamiento de la diabetes tipo 2 con insulina es en realidad una de las peores cosas que puede hacer...

Investigaciones recientes han llegado a las mismas conclusiones a las que advirtió el Dr. Rosedale hace alrededor de una década, y es que el tratamiento para la diabetes tipo 2 con insulina puede provocar aún más al desarrollo de la diabetes tipo 1.

Y, los médicos entrenados convencionalmente no solo están equivocados acerca de la causa de la enfermedad, sino que siguen transmitiendo información nutricional seriamente fallida, permitiendo así que la enfermedad se propague hasta alcanzar proporciones epidémicas.

Definición de Términos

Antes de entrar en el meollo de las causas y los tratamientos para la diabetes, vamos a aclarar la diferencia entre el tipo 1 y tipo 2, y la aparición de la que algunos se refieren como la diabetes "tipo 3". Los términos "pre-diabetes" y "síndrome metabólico" también necesitan ser explicados.

  • Pre-diabetes, también conocida como tolerancia a la glucosa estropeada, es un término utilizado para describir un estado previo de la progresión de la resistencia a la insulina. Se diagnostica convencionalmente por tener niveles de azúcar en sangre en ayunas entre 100 y 125 mg/dl.
  • La prediabetes es muy fácil de revertir. Simplemente cambiando los alimentos procesados ​​por los alimentos enteros y orgánicos bajos en azúcar y carbohidratos que se convierten en azúcar en combinación con unos minutos de ejercicio diariamente, esto rápidamente lo pondrá en el camino para revertir esta condición.

  • Síndrome metabólico. A medida que su resistencia a la insulina avanza, su hígado produce un exceso de azúcar y grasa y los músculos esqueléticos son menos capaces de quemar y hacer glucógeno, que es cómo se almacena la glucosa en los músculos y el hígado. A su vez, hay un aumento de azúcar y grasas en la sangre causando altos niveles de triglicéridos y aumento de grasa corporal - especialmente grasa abdominal y aumento de la presión arterial.
  • Tener 3 o más de un grupo de síntomas causados ​​por la resistencia a la insulina (y ahora sabemos que la leptina también) - triglicéridos altos, colesterol HDL bajo, mayor nivel de glucosa en sangre, presión arterial y mayor grasa en el vientre—es conocido como síndrome metabólico (Anteriormente se les conocía como síndrome X).

  • Tipo 1: Diabetes dependiente de insulina. Tradicionalmente, la diabetes tipo 1 se desarrolla antes de los 20 años. Solía ​​ser relativamente poco frecuente, pero como se señaló anteriormente, su incidencia está aumentando rápidamente.
  • La diabetes tipo 1 es tradicionalmente una enfermedad autoinmune en la cual el sistema inmunológico destruye las células del páncreas productoras de insulina, causando incapacidad de producir insulina, si no se trata, puede causar la muerte en días o semanas debido a coma hiperglucémico.

    Esta deficiencia de insulina es la razón por la que la diabetes tipo 1 se le conoce como "dependiente de insulina". Actualmente no existe una forma conocida para revertir completamente esto.

    Sin embargo investigaciones recientes sugieren una luz al final del túnel. Por ejemplo, científicos de la Universidad de Columbia afirman que al desactivar un gen particular, las células intestinales humanas se pueden convertir en células productoras de insulina en respuesta al azúcar alimentaria.5, 6

  • Tipo 2: Diabetes no dependiente a la insulina. En la diabetes tipo 2, el páncreas produce algo de insulina, de hecho, por lo general demasiada, pero es incapaz de reconocer la insulina y utilizarla correctamente. Esta es una etapa avanzada de la resistencia a la insulina, que normalmente es causada por una alimentación demasiado alta en azúcares y alimentos que se convierten en azúcar.
  • Cuando se tiene una señalización inadecuada de insulina, el azúcar no puede entrar en las células y en lugar se acumula en la sangre. Si bien cualquier persona puede contraer la diabetes tipo 2, pero típicamente será catalogado en alto riesgo si tiene sobrepeso, es sedentario, es una mujer que tuvo diabetes gestacional, tiene familiares con diabetes tipo 2 o síndrome metabólico. Sin embargo, todos estos realmente tienen la misma causa subyacente de la resistencia de insulina y leptina.

    La diabetes tipo 2 representa la gran mayoría de todos los diabéticos, y contrariamente a la enseñanza convencional de la medicina y de los medios de comunicación, es casi 100 por ciento curable7 a través de cambios en su estilo de vida (si se establecen antes de la convencional terapia médica/medicamentos matara las células en el páncreas que producen la insulina , causando también diabetes tipo 1, siga leyendo).

Un Estudio Confirma: "La Terapia con Insulina Puede Causar Más Daño que Bien"

Un estudio publicado el 30 de junio 2014 en la revista JAMA Internal Medicine8 llegó a la misma conclusión que el Dr. Rosedale ha estado diciendo desde hace dos décadas, que la terapia con insulina en pacientes con diabetes tipo 2 puede de hecho hacer más daño que bien. Según lo informado por el Medical News Today:9

"En los Estados Unidos, la diabetes tipo 2 se diagnostica cuando los niveles de hemoglobina A1c llegan a 6.5 por ciento o más. Las personas con niveles superiores de A1c tienen riesgo de otros problemas de salud.

A veces, la condición puede ser controlada a través de cambios en su alimentación, pero otros pacientes con diabetes tipo 2 podrían necesitar medicamentos - como insulina o metformina - para ayudar a reducir sus niveles de azúcar en la sangre, y finalmente, reducir el riesgo de complicaciones de diabetes.

Pero los investigadores de este último estudio... afirman que los beneficios de dicho tratamiento - en especial en las personas mayores de 50 años – no siempre superan los efectos negativos.'En muchos casos, el tratamiento con insulina no puede hacer nada para agregar años a la vida de una persona", dice el coautor del estudio John S. Yudkin...'Si las personas sienten que la terapia con insulina reduce su calidad de vida en 3-4 por ciento, esto sería superior a todos los posibles beneficios obtenidos por el tratamiento de casi cualquier persona con diabetes tipo 2 de alrededor de 50 años de edad.'

Por ejemplo, se estima que una persona con diabetes tipo 2 que inicia el tratamiento con insulina a los 45 años de edad y disminuye sus niveles de hemoglobina A1c en 1 por ciento, podría beneficiarse de una vida saludable de 10 meses extras. Sin embargo, para un paciente que inicia el tratamiento para la diabetes tipo 2 a la edad 75 años, estiman que la terapia solo puede proporcionarle 3 semanas adicionales de vida saludable. Los investigadores dicen que esto generó la siguiente pregunta – ¿valen la pena los efectos secundarios provocados por las pastillas o inyecciones durante 10 o 15 años?"

El Nuevo Vecino: La Diabetes Tipo 3, o 'Diabetes Cerebral', Podría ser Responsable de la Enfermedad de Alzheimer y el Glaucoma

Un cuerpo creciente de investigación sugiere que hay una poderosa conexión entre la alimentación y el riesgo tanto de enfermedad de Alzheimer y el glaucoma,10 a través de vías similares que causan la diabetes tipo 2. La enfermedad de Alzheimer fue denominada provisionalmente "diabetes tipo 3" a principios del 2005 cuando los investigadores descubrieron que el páncreas no es el único órgano que produce la insulina. Su cerebro también produce insulina, y esta insulina cerebral es necesaria para la supervivencia de las células del cerebro.

Una caída en la producción de insulina en el cerebro puede contribuir a la degeneración de las células cerebrales, y los estudios han encontrado que las personas con niveles más bajos de insulina y receptores de insulina en el cerebro a menudo tienen la enfermedad de Alzheimer. Ahora, los investigadores han descubierto que la insulina tiene más funciones que simplemente regular el azúcar en la sangre. Su cerebro no requiere glucosa, y en realidad funciona mejor quemando combustibles alternativos, especialmente cetonas. De hecho, el Dr. Rosedale cree la quema constante de glucosa por el cerebro es el principal culpable de la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos cerebrales.

La insulina es en realidad "multifuncional" que ayuda con el consumo de glucosa en las neuronas, y la regulación de los neurotransmisores, como la acetilcolina, que son cruciales para la memoria y el aprendizaje. Por esta razón es que disminuir su nivel de insulina en su cerebro afecta su cognición. Otra investigación11 muestra que los diabéticos tipo 2 pierden más de lo esperado del volumen del cerebro a medida que envejecen--especialmente la sustancia gris. Este tipo de atrofia cerebral es otro factor que contribuye a la demencia. Según una reciente investigación la "Diabetes cerebral" también pueden ser responsable de glaucoma. Como lo informó Medical News Today:12

"Los investigadores [en la India]... han propuesto un nuevo mecanismo de glaucoma que sugiere que la diabetes puede ocurrir en el cerebro y puede ser la causa de muchas enfermedades neurodegenerativas incluyendo el glaucoma... un trastorno irreversible de la ceguera que afecta a casi 65 millones de personas en todo el mundo. No existe una cura...

El reciente documento titulado 'Glaucoma: La diabetes del cerebro - una hipótesis radical acerca de su naturaleza y la patogénesis', publicado en Medical Hypotheses... explora el glaucoma y las enfermedades neurodegenerativas relacionadas desde muchos puntos de vista y concluyó con un concepto multifacético e internamente coherente de que la glaucoma es 'la diabetes cerebral.'"

Cada vez es más claro que el mismo proceso patológico que causa resistencia a la insulina y diabetes tipo 2 también puede ser el mismo para el cerebro. A medida que aumenta su consumo de alimentos azucarados y granos, su cerebro se ve abrumado por los niveles consistentemente altos de glucosa e insulina que afecta la señalización de insulina, lo que conduce a alteraciones en su forma de pensar y en sus habilidades de la memoria, causando eventualmente daño cerebral permanente.

Además, cuando el hígado está ocupado procesando la fructosa (lo que su hígado convierte en grasa), dificulta gravemente su capacidad para hacer el colesterol, un bloque de construcción esencial en su cerebro que es crucial para la óptima función cerebral. De hecho, la creciente evidencia apoya la idea de que reducir significativamente el consumo de fructosa es un paso muy importante que usted puede tomar para prevenir la enfermedad de Alzheimer.

Las Causas Arraigadas de la Diabetes Tipo 1

Contrariamente a la diabetes tipo 2, la tipo 1 podría no estar arraigada en la disfunción de insulina y leptina causada por el consumo excesivo de azúcar (y de carbohidratos). Sin embargo, en los últimos años, la investigación nos ha dado pistas importantes sobre sus condiciones predisponentes. Dos de las más importantes que más o menos usted tiene el control son:

  • Deficiencia de vitamina D. La investigación sugiere que evitar los rayos del sol puede jugar un papel importante en el desarrollo de la diabetes dependiente de insulina. Entre más se aleje del ecuador, mayor será el riesgo de nacer con o desarrollar diabetes tipo 1. Una clave importante para la prevención de la diabetes tipo 1 en los niños es garantizar que las mujeres embarazadas tengan almacenada vitamina D. También hay una fuerte evidencia de que esto puede disminuir el riesgo de autismo de su hijo. Una vez que su hijo nazca, asegúrese que reciba suficiente exposición solar (y/o el uso racional de los suplementos orales de vitamina D) ya que esto prácticamente podría eliminar el riesgo de diabetes tipo 1.
  • Flora intestinal anormal. Un enfoque excesivo en un ambiente libre de gérmenes es otro posible factor colaborador que deteriora la función inmune. En el 2008, la investigación con animales13 sugirió que las bacterias beneficiosas (probióticos) podrían proteger contra el desarrollo de diabetes tipo 1. Hay una buena cantidad de evidencia de que un contribuyente a las crecientes tasas de diabetes tipo 1 es exponer a nuestros hijos a un ambiente demasiado estéril. Muchos padres religiosamente usan jabones antibacteriales y mantienen sus hijos alejados del polvo natural, gérmenes, virus y otras suciedades de la infancia.14
  • Los antibióticos, que matan a todas las bacterias buenas y malas en el intestino, también son usados ​​en exceso durante la infancia. La lección aquí es, está bien dejar que su hijo se ensucie. Use jabón normal y agua para lavarse las manos. Evite los antibióticos a menos que sea absolutamente necesario, y deles de comer alimentos fermentados naturalmente, tales como yogur, pepinillos y chucrut.15 Es posible que también desee considerar probióticos de alta calidad, especialmente si usted o su hijo tienen que tomar antibióticos.

Causas Arraigadas de la Resistencia a la Insulina, Pre-Diabetes, Síndrome Metabólico y Diabetes Tipo 2

La diabetes tipo 2 implica la pérdida de la sensibilidad a la insulina y leptina. Esto hace que sea fácil de prevenir y revertirla casi al 100 por ciento sin medicamentos. Una de las fuerzas impulsadoras detrás de la diabetes tipo 2 es un consumo excesivo de fructosa, que tiene efectos adversos en todas las hormonas metabólicas, incluyendo dos factores clave: insulina y leptina.

No hay duda en mi mente que el consumo regular de más de 25 gramos de fructosa por día aumentará dramáticamente el riesgo de resistencia a la insulina/leptina, síndrome metabólico y las enfermedades crónicas, como la obesidad, diabetes tipo 2, cáncer, enfermedades del corazón, artritis, y Alzheimer. Es importante entender que a pesar de que la fructosa tiene relativamente un "bajo índice glicémico" al final, en realidad reduce la afinidad del receptor insulina, lo que podría causar resistencia crónica a la insulina y niveles elevados de azúcar en la sangre. Así que, mientras que probablemente no vea un aumento de azúcar en la sangre inmediatamente después de consumir de fructosa, es posible que esté cambiando la capacidad de que su sistema endocrino funcione correctamente...

Otra de las principales causas de la diabetes tipo 2 es el consumo de glucosa derivada de una alimentación alta en carbohidratos lo que ha sido recomendado por el último medio siglo tanto por la medicina convencional como por los medios de comunicación. Todos los carbohidratos que no son de fibra se metabolizan rápidamente en azúcar y no tiene mucho sentido comer grandes cantidades de azúcar para mantener más bajos sus niveles de azúcar en la sangre.

La idea errónea de la causa de la diabetes puede ser el mayor problema. La medicina convencional describe la diabetes como una enfermedad que se caracteriza por niveles elevados de azúcar en la sangre. Esta "desregulación del control del azúcar en la sangre" se explica generalmente como "la incapacidad del cuerpo para producir suficiente insulina." Para controlar la diabetes con este punto de vista, sería racional recetar insulina o medicamentos que eleven la insulina para contrarrestar los niveles elevados de azúcar en la sangre. La realidad sin embargo es que la diabetes tipo 2 no es el resultado de una producción insuficiente de insulina. En realidad es el resultado de un exceso de insulina que se produce de forma crónica principalmente por el alto consumo de carbohidratos y  una alimentación baja en grasa recomendada por la ADA y la AHA con el fin de prevenir y tratar este problema.

Esto abruma y "ensordece" sus receptores de insulina, de ahí el término "resistencia a la insulina." Son los niveles de insulina crónicamente elevados los que crean esa "resistencia" para entender las señales enviadas por la insulina. Esto también ocurre con la leptina. Es muy importante tener en cuenta que la diabetes T2 no es causada por niveles elevados de azúcar en la sangre o por la mima "deficiencia de insulina". La causa principal es la resistencia a la insulina y leptina, es por esa razón que recetar insulina es un ERROR para la diabetes tipo 2, ya que en realidad empeorara su resistencia a la insulina y la leptina con el tiempo. Usted no necesita más insulina. Es necesario restaurar la sensibilidad de sus receptores de insulina y leptina, manteniendo bajos sus niveles.

Si todavía tiene problemas para entender por qué tomar insulina es una terrible elección en la diabetes tipo 2, considere esto; cuando el nivel de azúcar en la sangre se eleva, se libera insulina que se almacena directamente como energía extra (azúcar). Una pequeña cantidad se almacena como un almidón llamado glucógeno, pero la mayoría se almacena como grasa. Por lo tanto, el papel principal de la insulina no es bajar el nivel de azúcar en la sangre, sino más bien almacenar esta energía extra en forma de grasa para los requerimientos futuros cuando los alimentos no estén disponibles. El hecho de que la insulina disminuye el azúcar en la sangre es simplemente un "efecto secundario" de este proceso de almacenamiento de energía. Tomar más cantidad de insulina sólo lo hará engordar más.

Las células del cuerpo se vuelven insensibles a la insulina, leptina y otras hormonas, debido a la exposición exagerada a estas hormonas--ya sea por el consumo de alimentos que provoca una secreción excesiva o por inyección. Por lo tanto, los tratamientos para la diabetes que se enfocan simplemente en reducir el azúcar en la sangre agregando insulina, tienden a empeorar en lugar de remediar el problema real de la mala comunicación metabólica.

Como lo dijo el Dr. Rosedale anteriormente: "La diabetes tipo 2 es causada por tener constantemente un exceso circulante de insulina y leptina, derivado por la misma alimentación que ha sido recomendada para el tratamiento de la diabetes y la enfermedad cardiaca, que es una alimentación baja en grasas y alta en carbohidratos. Después, al darle más insulina a estos diabéticos es como echarle gasolina al fuego. “Los médicos no podrían hacer más daño si intentaran.”

Leptina - Un Factor Calve Frecuentemente Ignorado en el Desarrollo de la Diabetes Tipo 2

Mientras que la mayoría de los consejos convencionales se centran en la insulina, la leptina es otra hormona que juega un papel integral en el desarrollo de la diabetes tipo 2. La leptina es producida en la grasa y otras células, y una de sus funciones principales es regular su apetito y el peso corporal. La leptina le dice al cerebro cuándo comer, cuánto comer, y lo más importante, cuándo dejar de comer. La leptina también le dice a su cerebro que hacer con la energía disponible.

Ahora recuerde, cuando su nivel de azúcar en la sangre se eleva, se libera insulina enviando la energía adicional al almacenamiento - la mayoría se almacena en forma de grasa y la leptina se produce en esas células de grasa, entre más grasa más leptina. Además, a medida que el azúcar se metaboliza en las células de grasa, las emisiones de grasa aumentan repentinamente en leptina. Es por ello que generalmente hablo de la resistencia a la insulina y a la leptina, ya que trabajan en conjunto. Por otra parte, la leptina es en gran parte responsable de la exactitud de señalización de la insulina ya sea que desarrolle o no resistencia a la insulina. Si es resistente a la insulina, es más probable que también sea resistente a la leptina, especialmente si usted tiene sobrepeso u obesidad.

¿Por qué?

Porque cuando se desarrolla resistencia a la leptina, su cerebro ya no puede oír las señales de la leptina, lo que causa hambre crónica, comer en exceso, incapacidad para quemar adecuadamente la grasa y, por lo general, obesidad. La resistencia a la insulina, y finalmente, diabetes tipo 2 concuerdan. Al igual que con la insulina, la única forma conocida para restablecer la señalización de la leptina es mediante una buena alimentación. El alto consumo de carbohidratos, sobre todo fructosa, es el principal culpable y la causa arraigada de la resistencia a la leptina. La falta de ejercicio y la flora intestinal anormal también contribuyen y/o exacerban la resistencia a la leptina e insulina.

La importancia de leptina en el control de la glucosa en la sangre y la diabetes es poderosamente ilustrada por estudios recientes que muestran su capacidad, incluso en dosis bajas, para disminuir la glucosa en sangre tanto en las personas con diabetes tipo 1 como tipo 2, y este es un nuevo tratamiento potencial fascinante.

Deficiencia de Magnesio - Otro Factor que Aumenta el Riesgo de Resistencia a la Insulina y la Diabetes tipo 2

La deficiencia de magnesio es también digno de mención, mientras que todavía está sujeto a ser una causa fundamental de la diabetes tipo 2. El magnesio realmente juega un papel importante en la homeostasis de la glucosa y la insulina,16 y la deficiencia de magnesio esta esparcida en estos días. También se requiere de magnesio para activar la tirosina quinasa, una enzima que funciona como un interruptor en muchas funciones celulares y es necesario para el correcto funcionamiento de los receptores de insulina.

Es bien sabido que las personas con resistencia a la insulina también experimentan aumento de la excreción de magnesio en la orina, lo que contribuye aún más a la disminución de los niveles de magnesio. Esta pérdida de magnesio parece ser secundaria a un aumento de glucosa en la orina, lo que aumenta la producción de orina.17 Por lo tanto, el consumo inadecuado de magnesio parece provocar un círculo vicioso de bajo nivel de magnesio, resistencia a la insulina, niveles elevados de insulina y glucosa, y exceso de la excreción de magnesio. En otras palabras, entre menos magnesio tenga su cuerpo, menos probabilidades tendrá para retenerlo.18

Es raro que tantos estudios,19, 20, 21 de todo el mundo encuentren un acuerdo universal sobre un tema, pero aquí la evidencia es clara: si desea optimizar su metabolismo y mantener bajo su riesgo de diabetes tipo 2, una de las cosas que necesita hacer es consumir fuentes adecuadas de magnesio. Un estudio realizado en el 2013 en personas pre-diabéticas encontró que la mayoría no consumían fuentes adecuadas de magnesio y las personas con el mayor consumo de magnesio redujeron su riesgo en un sorprendente 71 por ciento22 de tener problemas de azúcar en la sangre y metabólicos.

Las actuales directrices gubernamentales sobre el consumo de magnesio en los adultos recomiendan de 300 a 420 mg por día (dependiendo de su género, edad, embarazo y lactancia), pero muchas personas consumen menos de 300 mg por día. La investigación sugiere que muchos se beneficiarían por consumir una cantidad mayor, de alrededor de 700 mg por día o más. El magnesio se pierde con el sudor durante el ejercicio y utilizado en cantidades mayores cuando se está estresado.

Creo que el treonato de magnesio es una de las mejores fuentes suplementarias, ya que parece penetrar las membranas celulares, incluyendo las mitocondrias, lo que se traduce en mayores niveles de energía. Además, también penetra la barrera hematoencefálica y parece ser súper eficiente para tratar y prevenir la demencia y mejorar la memoria. Cualquiera que sea el suplemento que elija, asegúrese evitar el que contenga estearato de magnesio, un aditivo común pero potencialmente peligroso.

Nueva Advertencia: La Insulina Puede Rápidamente Producir Diabetes Tipo 1 y Tipo 2

Por favor, comprenda que los medicamentos y suplementos no son la respuesta para la diabetes tipo 2. Los medicamentos para la diabetes no resolverán el problema subyacente, y muchos, como Avandia, pueden tener peligrosos efectos secundarios. Avandia está vinculada a un riesgo del 43 por ciento más de ataque al corazón y un riesgo del 64 por ciento más de muerte cardiovascular, en comparación con otros tratamientos. En cambio, la diabetes tipo 2 se controla mejor restaurando su sensibilidad de insulina y leptina. Esto se hace al eliminar de su alimentación los granos y azúcares, especialmente fructosa, consumir muchas grasas saludables, hacer ejercicio y dormir bien. Más adelante hablare de esto más detalladamente, en la sección de tratamiento.

Como se señaló anteriormente, en una investigación reciente publicada en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism23 donde se confirma lo que el Dr. Ron Rosedale ha expresado en las últimas dos décadas,  que el tratamiento con insulina puede provocar lo contrario, una reversión de la diabetes tipo 2 convirtiéndolo en deficiente de insulina tipo 1 y por lo tanto diabetes dependiente de insulina. El estudio encontró que darle insulina recombinante por ingeniería genética o transgénica a los diabéticos tipo 2 con cierta susceptibilidad genética puede provocar que su cuerpo produzca anticuerpos que destruyen sus células productoras de insulina (células de los islotes pancreáticos). Tal vez no se ha dado cuenta de que toda la insulina humana-- el tipo típicamente recetado-- es transgénica, la cual podría ser responsable de esta reacción autoinmune.

Básicamente, desencadena una respuesta autoinmune a la enfermedad, generando una condición en la cual tendrá, diabetes tipo 2 o tipo 1 y de forma simultánea. El tiempo promedio en que aparece la diabetes tipo 1 fue de 7.7 meses. Uno de los participantes del estudio desarrollo diabetes tipo 1 en poco más de un mes. Según los autores, el control del deterioro agudo de glucosa en la sangre después de la administración de la insulina es una señal de advertencia de este efecto secundario problemático. Según este estudio, los genes que lo predisponen a esta respuesta de tipo autoinmune a la insulina son:

  • Diabetes tipo 1 de alto riesgo de HLA de clase II (IDDM1) se cree que desempeña un papel en casi la mitad de todos los casos de diabetes tipo 1
  • Genotipo del VNTR (IDDM2), se cree que lo predispone a la diabetes tipo 2

Esta es otra forma de como el tratamiento convencional para diabéticos provoca la muerte prematura de los diabéticos... una investigación,24 publicada el año pasado reveló que el tratamiento de la diabetes tipo 2 con insulina duplicó el riesgo de muerte por cualquier causa de los pacientes. También causó:

Más del doble de infartos de miocardio Embolias en más de 1.4 veces Neuropatía en más de 2.1 veces Cáncer en más de 1.4 veces
Eventos cardiacos adversos en más de 1.7 veces Complicaciones renales en más de 3.5 veces Complicaciones oculares en más de 1.2 veces  Muertes en más de 2.2 veces

Otro estudio publicado en Diabetologia25, 26 en mayo de este año, encontró que los pacientes diabéticos con cáncer también tuvieron un riesgo significativamente elevado de muerte. Los pacientes diabéticos que tomaban insulina en el momento de su diagnóstico de cáncer tuvieron una tasa de mortalidad cuatro veces más elevada en el primer año después del diagnóstico de cáncer, en comparación con los pacientes no diabéticos, o los que no tomaban insulina para controlar su diabetes. Si bien este fue un estudio observacional, lo que significa que no se puede establecer la causalidad, pero vale la pena señar.

El Dr. Rosedale también dijo: "Todas estas tasas elevadas de enfermedades crónicas causadas por el tratamiento con insulina puede ser debido a que están haciendo exactamente lo contrario de lo que se ha demostrado en muchos estudios para reducir el cáncer, la mortalidad total, y alargar la vida útil; que es reducir la insulina. De hecho, la diabetes T2 es a menudo considerada como un modelo de envejecimiento acelerado debido a la insulina elevada. En otras palabras, tratar a los diabéticos elevando excesivamente la insulina, ya sea con medicamentos o insulina en sí, sólo se está acelerando aún más su envejecimiento, enfermedades crónicas asociadas, y la muerte, y debe ser considerada mala práctica médica."

Advertencia # 2: Cuidado con las Futuras Vacunas para Diabéticos

Como lo señaló GreenMedInfo.com,27 estos resultados también plantean serias advertencias contra las vacunas para diabéticos:

Hay una serie de ensayos en marcha para producir vacunas que contengan insulina, con la intención de inducir una" respuesta inmune tolerogénica y por lo tanto mejorar la diabetes tipo 1 autoinmune. Claramente, sus resultados son contrarios a esta expectativa, revelando que es posible que al introducir formas exógenas de insulina podría estimular la reacción opuesta e inducir autoinmunidad contra la hormona, o las células en el páncreas responsables por su producción.”

También plantea interrogantes sobre la seguridad y la eficacia de la insulina sintética. Prácticamente toda la insulina que se vende en los Estados Unidos es sintética, sintetizada por la tecnología del ADN recombinante, que difiere considerablemente de la insulina natural de origen animal. Curiosamente, podría ser que sus ingredientes "inactivos" o aditivos, tales como el polisorbato 20--que produce una respuesta inmune exagerada en las personas susceptibles—es similar al que se encuentra en las vacunas. Sayer Ji también señaló que:28

"Por otra parte, la insulina sintética no tiene el mismo estado conformacional - es decir, que no representa la misma forma compleja - de la insulina humana natural, o más estrechamente relacionado con la insulina de cerdo. Esto presenta un problema de "reconocimiento" desde la perspectiva del sistema inmunológico que puede identificar la proteína extraña como "otra" generando reacciones graves o que apoyan el sistema inmune.

Una investigación29 que data de la década de 1980 que comparó la insulina sintética deriva de la E. coli con la insulina porcina (cerdo) en niños diabéticos, encontró que la insulina porcina fue más eficaz en la reducción del valor de HbA1 (un marcador del daño asociado con niveles elevados de azúcar en la sangre), superior en la reducción de las concentraciones de glucosa en ayunas, y menos reacción anticuerpo a la insulina que a la insulina sintética. Mientras que la insulina porcina tiene sus limitaciones, especialmente teniendo en cuenta que hay límites en cuánto a la cantidad que se puede producir, es evidente que es más apropiada que las versiones sintéticas, si bien es cierto que este último es incapaz de reproducir el mismo resultado terapéutico en los diabéticos.”

Cómo Prevenir y Tratar la Resistencia a la Insulina/Leptina y la Diabetes Tipo 2

Ahora que tiene una comprensión de las causas fundamentales de la resistencia a la insulina y la diabetes tipo 2, es el momento de mencionar un programa para revertir esta condición. Recuerde, la diabetes tipo 2 es una enfermedad curable, y en la gran mayoría de los casos no requiere ningún tipo de medicación.

Las siguientes modificaciones de nutrición y estilo de vida deben ser la base de prevención de la diabetes y el plan de tratamiento. Además, asegúrese de controlar el nivel de insulina en ayunas. Esto es tan importante como monitorear su azúcar en sangre en ayunas. Su nivel de insulina en ayunas debe estar entre 2 y 4. Entre más alto sea su nivel mayor será la resistencia a la insulina y más estricto tendrá que ser con su plan de tratamiento, sobre todo cuando se trata de modificar su alimentación.

  • Intercambie los alimentos procesados, todas las formas de azúcar-particularmente fructosa-, así como todos los granos, por alimentos frescos y enteros. Una razón principal por la que se falla con el tratamiento convencional para la diabetes durante los últimos 50 años tiene que ver con las recomendaciones alimentarias seriamente defectuosas. La fructosa, granos, y otros tipos de carbohidratos almidonados que se convierten en azúcar son en gran parte responsables de las reacciones adversas de insulina de su cuerpo, y todos los azúcares y granos--incluso granos "saludables", como los enteros y orgánicos--necesitan ser reducidos drásticamente.
  • Si usted es resistente a la insulina/leptina, tiene diabetes, presión arterial alta, enfermedades del corazón, o sobrepeso, sería prudente limitar su consumo total de fructosa a 15 gramos por día hasta que su resistencia a la insulina/leptina se haya resuelto. Esto incluye el 80 por ciento de las personas que viven en Estados Unidos. Para todos los demás, recomiendo limitar su consumo de fructosa al día de 25 gramos o menos, para mantener una salud óptima.

    La forma más sencilla de lograr esto es cambiando los alimentos procesados ​​por los alimentos enteros, idealmente orgánicos. Esto significa cocinar desde cero con ingredientes frescos. Los alimentos procesados ​​son la principal fuente de todos los culpables, incluyendo el jarabe de maíz de alta fructosa y otros azúcares, granos procesados, grasas trans, endulzantes artificiales y otros aditivos sintéticos que pueden agravar la disfunción metabólica.

    Además de fructosa, las grasas trans (NO grasa saturada) aumentan el riesgo de diabetes30 al interferir con sus receptores de insulina. Las grasas saturadas saludables no hacen esto. Puesto que usted está eliminando de su alimentación una gran cantidad de energía (carbohidratos) al reducir los azúcares y granos, es necesario reemplazarlos por algo. El sustituto ideal es una combinación de:

    • Cantidad baja-moderada de proteínas de alta calidad. Las cantidades importantes de proteínas se pueden encontrar en la carne, pescado, huevos, productos lácteos,  legumbres y los frutos secos. Al seleccionar proteínas de origen animal, asegúrese elegir carnes, huevos y productos lácteos de animales criados orgánicamente o con pastura, con el fin de evitar complicaciones potenciales en la salud causados ​​por la alimentación animal transgénica y pesticidas.
    • La mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos consumen demasiadas proteínas, así que tenga cuidado con la cantidad. Creo que es rara la persona que realmente necesita más de medio gramo de proteína por kilo de masa corporal magra. Las personas que hacen ejercicio agresivamente o que están en competencias y las mujeres embarazadas deben consumir un 25 por ciento más, pero la mayoría de la gente rara vez necesita más de 40 a 70 gramos de proteína al día.

      Para determinar la masa corporal magra, averigüe su porcentaje de grasa corporal y résteselo a 100. Esto significa que si usted tiene 20 por ciento de grasa corporal, tiene 80 por ciento de masa corporal magra. Sólo se multiplica por su peso actual para obtener su masa corporal magra en libras o kilos. Para determinar si está recibiendo demasiada proteína, sólo tiene que calcular su masa corporal magra, como se describe anteriormente, después escriba todo lo que está comiendo por unos días, y calcule la cantidad de proteínas diarias de todas las fuentes.

      Una vez más, su objetivo es únicamente medio gramo de proteína por kilo de masa corporal magra, lo que sitúa a la mayoría de las personas en el rango de 40 a 70 gramos de proteína por día. Si en la actualidad está comiendo un promedio mucho más elevado, ajuste adecuadamente la cantidad. Usted podría utilizar la tabla de abajo o simplemente buscar en Google el alimento que desee investigar y encontrará rápidamente los gramos de proteína en el alimento.

      La carne roja, carne de cerdo, aves y mariscos un promedio 6.9 gramos de proteína por onza.

      Una cantidad ideal para la mayoría de las personas sería una porción de 3 onzas de carne o mariscos (no 9 o 12 onzas de filete), que le proporcionará aproximadamente de 18 a 27 gramos de proteína
      Los huevos contienen alrededor de 6-8 gramos de proteína por huevo. Así que un omelet hecho de dos huevos equivale a unos 12 a 16 gramos de proteína.

      Si agrega queso, también es necesario calcular esa proteína (revise la etiqueta de su queso)
      Las semillas y frutos secos contienen un promedio de 4-8 gramos de proteína por cada cuarto de taza Los frijoles cocidos tienen un promedio de 7.8 gramos por cada media taza
      Los granos cocinados tiene un promedio de 5-7 gramos por taza La mayoría de los vegetales contienen alrededor de 1-2 gramos de proteína por onza

       

    • Grandes cantidades de grasa saludable de alta calidad (saturada31 y monoinsaturada). Para una salud óptima, la mayoría de las personas necesitan más de 50-85 por ciento de sus calorías diarias en forma de grasas saludables. Algunas buenas fuentes son el coco, aceite de coco, aguacate, mantequilla, nueces y grasas animales. (Recuerde que la grasa es alta en calorías mientras que es menor en términos de su volumen. Así que su plato debe contener más vegetales)
    • Grandes cantidades de vegetales sin almidón
  • Haga ejercicio con regularidad e intensamente. Los estudios han demostrado que el ejercicio, incluso sin enfoque para pérdida de peso, aumenta la sensibilidad a la insulina.32 El entrenamiento en intervalos alta intensidad (HIIT), que es un componente central de mi programa Peak Fitness, ha demostrado mejorar la sensibilidad a la insulina hasta en un 24 por ciento en tan sólo cuatro semanas.
  • Mejore su relación de omega-3 y omega-6. La alimentación occidental actual tiene demasiadas grasas de omega-6 procesadas ​​y dañadas y muy pocas grasas omega-3.33 Las principales fuentes de grasas de omega-6 son el maíz, la soya, la canola, el cártamo, el maní y el aceite de girasol (los dos primeros son típicamente transgénicos, lo que complica aún más las cosas). Nuestros cuerpos evolucionaron para una óptima relación de 1:1 de omega-6 y omega-3. Sin embargo, nuestra relación se ha deteriorado a 20:01 y 50:1 a favor de las grasas omega-6. Esta relación desigual tiene consecuencias gravemente perjudiciales para la salud.
  • Para remediar esto, reduzca el consumo de aceites vegetales (esto significa no cocinar con ellos, y evitar los alimentos procesados), y aumentar las grasas omega-3 de origen animal, como el aceite de kril. También debería incluir en su alimentación grasas omega-3 de origen vegetal encontradas en el aceite de nuez y el aceite de linaza. Sólo recuerde que estas no pueden reemplazar las grasas de omega-3 de origen animal.

  • Mantenga niveles óptimos de vitamina D durante todo el año. Una nueva evidencia apoya firmemente la idea de que la vitamina D es muy benéfica no sólo para la diabetes tipo 1 como se ha mencionado antes, sino también para la diabetes tipo 2. La forma ideal para optimizar su nivel de vitamina D es mediante la exposición a la luz del sol, o mediante el uso de una cama de bronceado segura. Como último recurso, considere monitorear regularmente su vitamina D junto con un suplemento oral, para confirmar que está tomando suficiente vitamina D para obtener sus niveles sanguíneos en el rango terapéutico de 50-70 ng/ml. También tenga en cuenta que si usted toma suplementos de vitamina D, crea una mayor demanda de vitamina K2.
  • Duerma lo suficiente todas las noches. La falta de sueño parece aumentar el estrés y el azúcar en la sangre, estimulando la resistencia a la insulina y leptina y aumento de peso. En un estudio34 de 10 años de duración, de las 70,000 mujeres libres de diabetes, los investigadores descubrieron que las mujeres que dormían menos de cinco horas o más de nueve horas cada noche eran 34 por ciento más susceptibles a desarrollar síntomas de diabetes que las mujeres que dormían entre siete y ocho horas cada noche. Si usted está teniendo problemas para dormir, intente las sugerencias en mi artículo "33 Secretos para dormir bien durante la noche"
  • Mantenga un peso corporal saludable. Si usted incorpora los cambios recomendados anteriormente en su alimentación y estilo de vida, mejorara en gran medida su sensibilidad a la insulina y leptina, y con el tiempo tendrá un cuerpo saludable. Su peso corporal ideal dependerá de una variedad de factores, incluyendo su altura, edad, nivel de actividad general y su genética. Como norma general, busque una tabla de índice cintura/cadera. Esto es mucho mejor que el índice de masa corporal para evaluar si podría o no tener un problema de peso, ya que el índice de masa corporal no puede determinar la forma muscular ni su masa grasa intra-abdominal (la grasa visceral peligrosa que se acumula alrededor de los órganos internos), que es un potente indicador de la sensibilidad a la leptina y con muchos problemas de salud.
  • Incorpore el ayuno intermitente. Si ha seguido al pie de la letra las directrices de alimentación y ejercicio y todavía no nota suficientes mejoras en su peso o salud en general, recomiendo encarecidamente incorporar el ayuno intermitente. Esto imita eficazmente los hábitos alimenticios de nuestros antepasados, que no tenían acceso a los supermercados o alimentos durante todo el día. Ellos pasaban por períodos de escasez y hambruna, y la investigación moderna muestra que este ciclo produce una serie de beneficios bioquímicos, incluyendo, mejoramiento de la sensibilidad a la insulina/leptina, niveles bajos de triglicéridos y otros biomarcadores de salud y pérdida de peso.
  • El ayuno intermitente es sin duda la forma más eficaz que conozco para eliminar la grasa no deseada y eliminar los antojos de azúcar. El ayuno intermitente también ha sido identificado como un aliado potente para la prevención y tal vez incluso para el tratamiento de la demencia. Las cetonas son liberadas como un subproducto de la quema de grasa, y las cetonas (no la glucosa) en realidad es el combustible preferido para su cerebro. Siga con el ayuno intermitente hasta que su resistencia a la insulina/leptina haya mejorado (o su peso, presión arterial, proporción de colesterol, o hasta que se normalice su diabetes). Después de eso, sólo tiene que hacerlo "según sea necesario" para mantener su estado de salud.

  • Optimice su salud intestinal. Su intestino es un ecosistema vivo, lleno de bacterias buenas y malas. Múltiples estudios han demostrado que las personas obesas tienen diferentes bacterias intestinales que las personas delgadas. Entre más bacterias buenas tenga, más fuerte es su sistema inmunológico y mejor funcionara todo su cuerpo. Afortunadamente, la optimización de su flora intestinal es relativamente fácil. Usted puede poblar nuevamente su cuerpo con buenas bacterias al comer regularmente alimentos fermentados (como natto, queso crudo u orgánico, miso y vegetales fermentados) o al tomar un suplemento probiótico de alta calidad.

Usted PUEDE Prevenir y Tratar la Diabetes

Usted no tiene que ser una víctima de la epidemia de diabetes que se desarrolla ante sus ojos; simplemente tendrá que hacer algunos cambios en su estilo de vida y ser consciente acerca de sus hábitos. Los cambios mencionados anteriormente le impedirán que la diabetes se desarrolle, eso podría ser una manera que había estado buscando para revertirla ya sea que tenga resistencia a la insulina o tenga diabetes. Ninguna de estas estrategias es costosa ni difícil. Sin embargo, requieren una medida de reflexión y disciplina honesta.

Ahora que tiene un entendimiento completo de lo que realmente es la diabetes y cómo se desarrolla, puede mantenerse alejado de los patrones de comportamiento que perjudican su salud, e incorporar las medidas que mejoren su calidad de vida. Una vez más, la diabetes tipo 2 implica la pérdida de la sensibilidad a la insulina y leptina, que es fácilmente prevenible, y casi 100 por ciento reversible sin medicamentos, solo abordando sus hábitos alimenticios y de estilo de vida, como el ejercicio, el sueño y el ayuno intermitente. Lo invito a hacer un inventario de estilo de vida para ver en dónde podría mejorar. Por ejemplo:

  • Revise sus patrones de alimentación. ¿Cuánta azúcar y carbohidratos que se convierten en azúcar está consumiendo todos los días? ¿Es el jarabe de maíz un alimento básico en su alimentación, oculto en los alimentos procesados ​​que compra regularmente? ¿Le gusta perder su tiempo en el centro de las tiendas o en las orillas? (La mayoría de los alimentos procesados ​​provienen de los pasillos centrales.)
  • ¿Es usted un "comedor emocional"? ¿Tiende a excederse en alimentos chatarra cuando se siente triste o enojado? Si es así, revise la información en mi sitio web acerca de EFT, que podría ser muy útil.
  • Evalúe su nivel de actividad. ¿Está haciendo suficiente ejercicio semanalmente?
  • ¿Está obteniendo suficiente luz del sol? ¿ya evaluó sus niveles de vitamina D últimamente? A menos que esté muy bronceado, que es la única manera de saber su nivel. ¿Es necesario considerar un suplemento de vitamina D?
  • ¿Está consumiendo suficiente magnesio en su alimentación? Los primeros signos de deficiencia de magnesio incluyen pérdida de apetito, dolor de cabeza, náuseas, fatiga, y debilidad. Una deficiencia de magnesio en curso puede conducir a síntomas más graves, como espasmos musculares y ritmos cardiacos anormales. Para obtener más información, por favor, vea mi entrevista con la Dra. Carolyn Dean, autora de The Magnesium Miracle.
  • ¿Qué patrones está inculcando inadvertidamente a sus hijos? ¿Qué ejemplo les está inculcando a sus hijos, en términos de nutrición y ejercicio? ¿Están recibiendo el mensaje de que la salud es una prioridad? Y que estar saludable debe ser una actividad familiar. Cuando todo el mundo está involucrado, impulse a los demás y motívelos, esto hará que el deporte sea más divertido para todos. Los beneficios para su salud serán enormes y además estará inculcando hábitos de estilo de vida a sus hijos, que les servirá en los próximos años.
[+] Sources and References

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico