Hide this
Peligros de las Vacunas

Story at-a-glance +

  • Existen riesgos de salud relacionados con las vacunas y las vacunas no siempre funcionan. A pesar de esto, el equipo de redacción del periódico nacional recientemente declaró que usted no debería tener la libertad de tomar decisiones con respecto a las vacunas que se les aplican a usted y a sus hijos
  • Si usted es padre de familia y sigue el programa de vacunación recomendado por el gobierno federal, entonces su hijo recibirá no menos de 69 dosis de 16 vacunas entre el día de nacimiento y los 18 años. Hasta 15 de esas vacunas son obligatorias en diferentes estados
  • A pesar de tener la mayor tasa de vacunación utilizando muchas vacunas obligatorias por la ley en comparación con cualquier otro país, los niños en Estados Unidos son los que más se enferman en comparación con cualquier otro país desarrollado
  • Cada vez más evidencia demuestra que las personas vacunadas pueden contraer infecciones a pesar de que ya están vacunadas
  • Las personas vacunadas pueden contraer infecciones debido a que a) la mayoría de las vacunas tienen una inmunidad artificial que es temporal y b) los microbios pueden evolucionar para evadir las vacunas
 

¿Se les Debe Permitir a los Padres de Familia Decidir Sobre las Vacunas?

May 26, 2014 | 4,745 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

El USA Today,1 recientemente publicó un artículo bajo el título, "Vaccine opt-outs put public health at risk" (“El hecho de dar libertad a la hora de vacunarse pone la salud pública en riesgo”) y hace un llamado para la eliminación de exenciones públicas sobre las leyes de salud pública estatales, incluyendo todas aquellas que requieren que los niños se apliquen docenas de dosis de más de 15 vacunas con el fin de asistir a la guardería y a la escuela.

“Cuando las tasas de vacunación son demasiado altas, como lo siguen siendo en la nación como un conjunto, todos están protegidos. Enfermedades como la polio, la viruela y el sarampión son eliminadas,” afirma la redacción.

“Esta “inmunidad comunitaria” protege a los más vulnerables, incluyendo a las personas que no pueden vacunarse por razones médicas, los bebés que por cualquier razón no pueden ser vacunados y las personas en las que no funcionan las vacunas.

Pero esta inmunidad únicamente funciona cuando la comunidad se une. Cuando alguien se niega a vacunarse, buscando otro camino, la inmunidad se rompe y todo el mundo está más vulnerable.”

No Compartir los Riesgos de las Vacunas = ¿Será un Egoísmo?

El equipo de redacción sigue afirmando que los brotes de enfermedades infecciosas como el sarampión son causados por las “decisiones egoístas” de unos cuantos, que toman exenciones de vacunas y ponen en riesgo a todos en la “comunidad”.

La respuesta, según el equipo de redacción, es eliminar las exenciones (libertad de decidir) sobre las leyes de salud pública estatales y presumiblemente, forzar a todos los niños y adultos a que se apliquen cada vacuna recomendada por el gobierno. Este artículo termina con una curiosa declaración:

“Todos disfrutan de los beneficios que salvan vidas que brindan las vacunas, pero estos beneficios seguirán existiendo únicamente si todos comparten los riesgos.” [El énfasis es mío]

Lo llamo curioso, porque en ningún momento el equipo de redacción aborda el problema de los riesgos relacionados con las vacunas, que es una de las razones principales por las que se puede elegir en primer lugar. Si la seguridad y efectividad de los productos estuvieran garantizadas, pocas personas se opondrían a aplicarse las vacunas.

También cabe destacar que la declaración del equipo de redacción de que la inmunidad comunitaria protege “a las personas en las que no funciona la vacuna.” Es allí, en donde admiten que la  vacunación no es una estrategia de prevención de enfermedades a prueba de todo. Algunas veces las vacunas pueden prevenir enfermedades y otras veces no.

Lo Que USA Today No le Dijo

Lo que ellos no explican claramente es que el riesgo de que la vacuna falle debe ser compensado  con el riesgo potencial de daños por la vacuna. Esa verdad incómoda es ocultada de forma hábil haciendo que las personas se unan en contra de aquellos que tienen la libertad de pensar y que tienen la audacia de hacer su propio análisis de los riesgos y los beneficios.

Aunque el equipo de redacción del USA Today admite que existen riesgos de salud relacionados con las vacunas y que las vacunas no siempre funcionan, siguen insistiendo en que las personas no deberían de tener la libertad de tomar sus propias decisiones cuando se trata de la vacunación. ¿Por qué?

Aparentemente, su razonamiento es el siguiente: la única forma de tener alguna esperanza de éxito en erradicar las enfermedades es forzando a todos a aceptar ciegamente los riesgos conocidos y desconocidos de la vacunación.

Y puesto a que hay riesgos - a pesar de que el equipo de redacción del periódico únicamente reconocieron un pequeño riesgo  en su artículo de opinión - la única manera, que según ellos, las políticas de vacunación masiva son “justas” es obligando a distribuir los riesgos en toda la población.

El argumento más simple es que se hace por un “Bien Mayor” y por lo tanto tener la libertad de elegir es ser “egoísta”, que es un fundamento utilitarista que puede ser impugnado por razones éticas.

Tristemente su fundamento es irracional. Para empezar, las premisas de inmunidad inducida por las vacunas y la inmunidad comunitaria son fundamentalmente defectuosas y la literatura médica está llena de evidencia científica de esto - nada que haya sido mencionado en el artículo de opinión del periódico diseñado para infundirle miedo y para hacer que desprecie a cualquier persona que quiera tomar decisiones bien informadas e independientes sobre las vacunas para ellos y para sus hijos.

La teoría de la inmunidad comunitaria adquirida por la vacuna, que por lo general es utilizada como una justificación de la vacunación forzosa, se basa en la premisa de que funcionará de la misma manera en la que funciona la inmunidad comunitaria adquirida de forma natural. El único problema es que esto no es verdad. Para conocer detalles de la inmunidad comunitaria y las diferencias entre la inmunidad adquirida de forma natural y la inducida por las vacunas, por favor échele un vistazo a mi artículo llamado "Expert Pediatrician Exposes Vaccine Myths."

Deje Que los Padres de Familia Tengan la Libertad de Decidir Sobre las Vacunas

Barbara Loe Fisher, co-fundadora y presidenta del National Vaccine Information Center (NVIC) sin fines de lucro, escribió un artículo oponiéndose al llamado del USA Today para terminar con las exenciones personales sobre las vacunas en las leyes estatales. Ella señaló que los oficiales de salud estadounidenses actualmente recomiendan el doble de vacunas en comparación con hace tres décadas.

Si usted sigue el programa de vacunación, su hijo recibirá no menos de 69 dosis de 16 vacunas. Más de 15 dosis de estas vacunas son obligatorias en diferentes estados. Pero a pesar de esta cornucopia de “medicina preventiva”, los niños en Estados Unidos se encuentran entre los niños más enfermos en el mundo desarrollado.

“Con el 95 por ciento de los niños de kínder en Estados Unidos totalmente vacunados y uno de cada seis niños con discapacidad de aprendizaje, uno de cada 10 niños con asma y uno de cada 50 niños viviendo con autismo, los padres informados y los profesionales de salud hacen  preguntas legítimas acerca de por qué tantos niños vacunados están tan enfermos,” escribe Fisher.

“Están examinando las deficiencias científicas de las vacunas y preguntándose por qué los estadounidenses son coaccionados y castigados por negarse a seguir las recomendaciones de vacunación del gobierno mientras que ciudadanos en Canadá, Japón y la Unión Europea tienen la liberad de tomar sus propias decisiones.

Las vacunas conllevan dos riesgos: un riesgo de daño y un riesgo de que falle en la prevención de enfermedades. Los Centros para Control y Prevención de Enfermedades admite que los brotes de tos ferina no son causados por los fallos de las vacunas sino por el fallo de la vacuna para ofrecer inmunidad de larga duración…

Cuando los médicos no pueden predecir quien se verá afectado por una vacuna y no pueden garantizar que las personas vacunadas no se infectarán o no transmitirán la infección, el principio ético de tomar decisiones informadas se vuelve un derecho civil y humano que debe ser salvaguardado por las leyes estadounidenses. Las exenciones de vacunas no médicas les dan inmunidad a las personas y a la comunidad contra las vacunas inseguras y la tiranía.”

Afortunadamente, a juzgar por las encuestas a lectores de periódicos, pocas personas en Estados Unidos están de acuerdo con el equipo de redacción del USA Today. De hecho, el 82 por ciento de los lectores (también de este escrito) está “totalmente desacuerdo” con la editorial. En contraste, el 85 por ciento de los lectores está “completamente de acuerdo” con la refutación de Fisher “a favor del poder de decisión sobre la vacunación”. Claramente, la mayoría de los estadounidenses que se tomaron el tiempo de emitir su voto expresaron un total desacuerdo con la postura del periódico “anti-libertad de elección” y no se dejaron engañar por la misma vieja propaganda basada en las emociones. Y eso es una buena noticia.

¿La Vacunación Masiva Está Causando Consecuencias Imprevistas?

Cuando se trata de la vacunación, hay muchas preguntas sin respuesta. Algunas de estas preguntas incluyen:

  • ¿Inyectar más de 69 dosis de varios tipos de vacunas en los niños desde su primer día de vida y durante toda su infancia podría crear problemas en el sistema inmunológico a largo plazo?
  • ¿Cuáles son los efectos multigeneracionales de obligar a nuestros sistemas inmunológicos a reaccionar a las vacunas en lugar de a los patógenos de origen natural? Un estudio2 encontró que las mujeres que recibieron la vacuna Tdap durante el embarazo tuvieron hijos cuya respuesta inmune a las vacunas fue mucho menor en comparación con los niños cuyas madres no se vacunaron.

Los animales que aún no han sido destetados por lo general no están vacunados ya que la leche materna es conocida por interferir con las respuestas de los anticuerpos de las vacunas. Muchos animales son valorados para asegurar de que no reciban muchas vacunas porque sus efectos secundarios son bien conocidos. Como lo explica el veterinario, el Dr. Jean Dodd:3

“Una prueba de valoración es un análisis de sangre que mide los anticuerpos de los perros o los gatos para los virus de las vacunas (u otros agentes infecciosos). Por ejemplo, su perro podría ser más resistente a un virus mientras que el perro de su vecino podría ser más propenso a ese mismo virus. La valoración evalúa de forma precisa la protección a las llamadas enfermedades “centrales” (moquillo, parvovirus, hepatitis en perros y panleucopenia en gatos), permitiéndole a los veterinarios determinar si es necesaria una vacuna o no.”

Entonces, ¿valoramos a los animales pero no a los niños? Hay muchas razones para no aceptar una política de vacunación que es la misma para todos y que también es obligatoria: el derecho a la autodeterminación que es lo más importante. La decisión de participar en una intervención médica o un experimento conllevan riesgos graves, ya sea que el riesgo sea alto o bajo, debe ser aceptado por cada persona, incluyendo a los padres de familia de hijos menores que son legal y moralmente responsables de la protección de sus hijos.

Razones para Dudar

¿Las evidencias están sembrando dudas razonables sobre la “poca razonabilidad” de las vacunas forzadas? Que les parece lo siguiente:

  • Las toxinas ambientales pueden reducir la eficacia de las vacunas. Una investigación publicada en el Journal of the American Medical Association (JAMA) sugiere que la exposición a los compuestos perfluorados (PFCs), antes y después del nacimiento, pueden debilitar significativamente la efectividad de las vacunas. Los PFCs se encuentran en un sinnúmero de productos, incluyendo los utensilios de cocina antiadherentes y las envolturas para alimentos, los productos de cuidado personal y de limpieza, sólo por mencionar algunos. Si los contaminantes ambientales poco regulados pueden disminuir dramáticamente la efectividad de las vacunas, entonces esto quiere decir que su proporción entre riesgos y beneficios de las vacunas automáticamente favorece los riesgos y disminuye los beneficios. Como lo informó la ABC News:4
  • “El estudio encontró niveles más altos de PFCs tanto en las madres como en los hijos con números significativamente bajos de anticuerpos que combaten enfermedades en los niños. Las madres que tuvieron el doble del nivel de PFC en su sangre tuvieron niños con una disminución de 40 por ciento en el número de anticuerpos formados después de administrarse la vacuna contra la difteria. Los niños de 7 años de edad con el doble de niveles tuvieron una reducción del 50 por ciento en sus niveles de anticuerpos.”

  • Las personas vacunadas son portadoras asintomáticas de enfermedades y pueden contraerlas o transmitirlas. Cada vez más evidencia demuestra que vacunar a las personas en realidad inconscientemente puede contagiarlas o difundir enfermedades como la pertussis (tos ferina) para la cual fueron vacunados. Esto se demostró en un estudio en babuinos/papios realizado por la FDA5 el año pasado, que concluyó que aunque la vacuna para la tos ferina puede disminuir los síntomas graves de la enfermedad clínica, no elimina la transmisión de la enfermedad. Como lo señaló el autor principal de la investigación, cuando los babuinos bebés fueron vacunados, ya sea  con la vacuna DPT o la vacuna DTaP, fueron portadores asintomáticos de tos ferina y pudieron infectar a otros en su comunidad.
  • No es necesario decir, que las personas vacunadas también pueden ser portadores asintomáticos de la enfermedad y que esto puede poner a todos en riesgo y plantear preguntas sobre el hecho de vacunar a los trabajadores de salud antes de permitirles trabajar con poblaciones de alto riesgo. Las personas vacunadas pueden contraer las enfermedades después de vacunarse porque a) la mayoría de la inmunidad artificial adquirida por la vacunación es temporal6 y b) porque los microbios pueden evolucionar y evadir las vacunas.

    Por ejemplo, el 97 por ciento de las personas que contrajeron paperas durante el brote en Ohio a principios de este año estaban vacunados7 contra la enfermedad. Algunos dirán rápidamente “claro, las personas vacunadas pueden contraer la enfermedad- si se exponen, razón por la cual nadie debería optar por no vacunarse.” Sin embargo, no se ha discutido el hecho de que  una persona vacunada puede contraer la enfermedad de otra persona vacunada….

  • La vacuna contra la gripe aumenta su riesgo de contraer una enfermedad de la gripe más grave. La investigación publicada en el 2012 demostró que la vacuna contra la gripe aumenta su riesgo de contraer una enfermedad más grave de la gripe pandémica,8 como el H1N1. Esto está respaldado por investigaciones previas, como el estudio realizado en el 2011,9 que encontró que la vacuna contra la gripe estacional en realidad debilita el sistema inmunológico de los niños, por lo tanto aumenta sus probabilidades de enfermarse por virus de influenza no incluidos en la vacuna. Los niños que no están vacunados en realidad desarrollan más anticuerpos contra una variedad más amplia de cepas de influenza que los niños vacunados.
  • Las vacunas promueven las mutaciones de las enfermedades. También se ha encontrado que las vacunas ejercen presión sobre los microbios para desarrollar versiones mutadas de la enfermedad y/o aumentar su capacidad de que cepas similares se vuelvan más dominantes y causen enfermedades. Por ejemplo, en estudio10 de vacunas veterinarias realizado en la Universidad de Melbourne (Australia) encontró que utilizar dos vacunas con virus diferentes para combatir la misma enfermedad en la población animal causó rápidamente que los virus se combinaran (referido como una recombinación) creando un tipo de virus completamente nuevo y más virulento.
  • En Australia, se reportó la aparición de nuevas y peligrosas cepas de la bacteria de tos ferina en marzo del 2011.11 La vacuna, según los investigadores, era la responsable. La razón de esto es porque aunque la tos ferina es atribuida principalmente a la infección Bodetella pertussi, también es causada por otro patógeno estrechamente relacionado llamado B. parapertussis y la vacuna NO protege contra este virus.

    Dos años antes, los científicos de Penn State ya habían reportado que la vacuna pertussis aumentó significativamente la colonización del B. parapertussis, por lo tanto promovió brotes de tos ferina resistentes a la vacuna.12  De acuerdo con los autores, la vacunación causó un aumento de 40 veces de la colonización de la B. parapertussis en los pulmones de los ratones y los datos sugirieron que la vacuna podría estar contribuyendo con el aumento observado en la incidencia de tos ferina durante la última década promoviendo la infección B. parapertussis.

Las Investigaciones Fraudulentas No Inspiran Confianza

Por favor entienda que la eficacia de una vacuna se relaciona con su capacidad de producir un anticuerpo y esto NO es en absoluto un buen marcador de si se alcanzó o no la inmunidad, mientras que la efectividad mide la capacidad de la vacuna para proteger contra la infección. Así que echémosle un vistazo a la efectividad básica de las vacunas y la fiabilidad de las investigaciones que respaldan las afirmaciones de efectividad. En varias ocasiones, se ha revelado el fraude descarado, planteando dudas sobre el beneficio que afirma tener - la capacidad de la vacuna para prevenir enfermedades - incluso es parte de la ecuación riesgo - beneficio. Si no, está tomando el riesgo con un  mínimo beneficio, en caso de existir.

El caso en cuestión: en el 2012, dos ex virólogos de Merck demandaron a su antiguo empleador, afirmando que Merck exagera la efectividad de la vacuna contra paperas en combinación con la vacuna MMR. También se presentó una demanda colectiva antimonopolio ese mismo año, en la cual Merck fue acusada de falsificar los resultados de la prueba y vender millones de dosis de una vacuna que tenía una “eficacia cuestionable”.

Claramente, la efectividad de la vacuna tiene una gran influencia en los brotes de enfermedades y pareciera que muchos fallos en las vacunas simplemente son cubiertos, culpando a los brotes en la población no vacunada. De esta manera, las vacunas ineficientes pueden seguir vendiéndose, mientras que todos están ocupados criticando y señalando a las personas que optaron por no utilizar las vacunas recomendadas por el gobierno. Ya sabe, todos aquellos que de forma “egoísta” prefirieron no “compartir los riesgos”.

Otro ejemplo: en el 2012, una revisión13 sistemática de pruebas pre y pos-licenciadas de la vacuna contra el VPH demostró que la efectividad de la vacuna no sólo es exagerada (por medio del uso de información seleccionada) y tampoco ha sido aprobada. De acuerdo con los autores: “El optimismo con respecto a los beneficios a largo plazo de las vacunas contra el VPH parece recaer en un sinnúmero de suposiciones no probadas (o que entran en conflicto con la evidencia fáctica) y la mala interpretación de los datos disponibles.”

Un estudio realizado en el 2013 sobre la efectividad del VPH también resultó tener discrepancias significativas, aumentando las dudas sobre la veracidad de sus conclusiones. Tras un análisis más detallado, los datos revelaron que las niñas no vacunadas tuvieron los mejores resultados. Además, los registros obtenidos el año pasado a través de una ley sobre la libertad de información (FOIA) impuesta en contra del Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) reveló que el National Vaccine Injury Compensation Program (Programa De Compensación Por Lesiones Causadas Por Las Vacunas) ha recaudado hasta ahora casi $5.9 millos para 49 víctimas por daños y/o muertes causadas por la vacuna del VPH.

De acuerdo con el reporte de la WCPO News14 publicado el 7 de abril, la base de datos VAERS ha recibido más de 31,000 reportes de reacciones adversas causadas por la vacuna contra el VPH, Gardasil. Esto ha aumentado desde el 13 de mayo del 2013, cuando había 29,686 reportes de efectos adversos (incluyendo 136 muertes, 922 reportes de discapacidad y 550 efectos adversos potencialmente mortales). ¿Es razonable dudar de la seguridad y eficacia de Gardasil? Pregúnteselo a Tracie Moorman, cuya hija de 15 años, Maddie se enfermó crónicamente después de recibir la vacuna contra el VPH. “Si pudiera repetir algo, en definitiva sería esta situación,” le dijo Tracie a WCPO en una entrevista reciente.

Vacunados vs. No Vacunados: ¿Quiénes Están Más Sanos?

Grandes estudios comparando los resultados de salud de niños vacunados con los resultados de salud de niños no vacunados no han sido una prioridad para los investigadores de las vacunas. Esto es una travesía, ya que este es el tipo de investigación más necesaria. La mayoría de los estudios sobre las vacunas tratan de desarrollar más vacunas para niños y adultos.

Algunos afirman que no pueden realizarse estudios que comparen la salud de los niños vacunados con la de los niños no vacunados porque “no sería ético” dejar que niños participen en el estudio sin vacunación con el fin de hacer una comparación. Pero dado a que algunos padres de familia que viven en Estados Unidos ya están retrasando o evitando las vacunas en sus hijos, esto difícilmente parece una excusa razonable. Es más probable que comparar la salud de niños vacunados con la de niños no vacunados por medio de estudios apropiadamente diseñados sea evitado porque los resultados podrían interferir con el enojo actual

Sin embargo, eso no quiere decir que existe la ausencia total de evidencia sobre la salud de los niños vacunados y los niños no vacunados para darnos una indicación de si utilizar más vacunas en niños en Estados Unidos está contribuyendo con tantas de enfermedades y discapacidad crónicas. En diciembre del 2010, VaccineInjury.info comenzó a realizar una encuesta para comparar la salud de los niños vacunados con la de los niños no vacunados.  La encuesta sigue en curso, así que si usted quiere participar, puede hacerlo.  Aunque obviamente este no es un estudio controlado a doble ciego y depende de las personas y la precisión de su información, sigue siendo algo relevante. Al momento de escribir esto, los resultados eran:

Enfermedad Prevalencia en Niños Vacunados Prevalencia en Niños No Vacunados
Alergias 36.71% 11.25%
Asma 14.23% 2.26%
Fiebre de heno 17.86% de los niños alemanes 3%
Neurodermatitis (un trastorno autoinmune) 23.9% 7.5%
Trastorno de déficit de atención (ADD) 14.94% 1.28%
Infecciones de oído   20.84% 7.5%
Sinusitis 12.14% 2.5%
Autismo 7.43% 0.49%

¿Quiere Tener el Derecho de Elegir Vacunarse  Usted y a sus Hijos?

Entonces, ¿qué sabemos y qué podemos asegurar? Una cosa parece estar fuera de duda, basándonos en la evidencia que se extiende a través de las décadas, es que las compañías farmacéuticas han demostrado repetidamente su disposición para sobornar, mentir, amenazar y cometer fraude con el fin de colocar y mantener sus productos en el mercado. Este tipo de comportamiento es tan común, que parece ser parte de la forma de actuar de la industria de los medicamentos, aunque no de manera oficial.

Entonces, basándonos en lo que sabemos, ¿cree que los padres de familia deberían tener el derecho legal de elegir si se deben aplicar o no docenas de dosis de vacunas a sus hijos que los oficiales de salud ponen como mandato para los bebés y niños que van a la escuela y a la guardería? ¿Usted quiere tener el derecho de saber y elegir libremente que vacunas aplicarse?

No puedo hacer el énfasis suficiente sobre la importancia de su participación cuando se trata de defender sus derechos para tomar decisiones informadas sobre las vacunas en los Estados Unidos. Con el fin de proteger la salud de todos los niños posibles, no podemos seguir ignorando las señales que muestran que utilizar vacunas como primera medida de prevención podrían llevarnos  demasiado lejos en las últimas tres décadas- hasta el punto de que actualmente estamos viendo la salud de muchos niños y adultos en peligro…

Cuando se sigue el dinero, uno se puede dar cuenta que las compañías farmacéuticas multi-nacionales comercializan vacunas y las organizaciones que financian son las que mueven las piezas políticas para eliminar las exenciones de las vacunas no médicas en las leyes estatales estadounidenses.

Eliminar la libertad de saber y tener el derecho de elegir a nivel nacional sería una gran ganancia para la industria farmacéutica que ya está obteniendo grandes ganancias gracias a las leyes sobre vacunas que obligan que cada persona nacida en los Estados Unidos compre o use sus productos. Al mismo tiempo, la seguridad de las políticas de vacunación está basadas principalmente en la palabra de estas compañías que no sólo obligan a utilizar sus productos sino que también gozan de protección contra las demandas por lesión a causa de las vacunas en la corte civil, privilegio brindado por el Congreso y la Suprema Corte.

¿Algo de esto realmente tiene sentido?

No Hay Tiempo que Perder - Participe Ahora Mismo

El National Vaccine Information Center (NVIC) sin fines de lucro, ha estado trabajando durante más de 32 años para prevenir las lesiones y muertes causadas por la vacunas por medio de la educación pública y defendiendo la ética en las políticas y leyes sobre la vacunación. NVIC está liderando un movimiento para asegurar y proteger las creencias médicas, religiosas y la conciencia sobre las exenciones de las vacunas en las leyes estatales de salud pública para evitar que los padres de niños menores de edad sean discriminados y perjudicados por las políticas sobre “no exenciones” de vacunación.

En “Cry for Vaccine Freedom Wall” de la NVIC, usted puede leer (y publicar) las cuentas de primera fuente sobre amenazas y coacciones por pediatras, oficiales de gobierno y acoso a empleados y estadounidenses para negarse a aplicarse todas las vacunas recomendadas por el gobierno. Es devastador leer cuantas personas que son acosadas para utilizar las vacunas en contra de su voluntad- incluso en personas que ya han sufrido reacciones y lesiones causadas por las vacunas.

En los últimos años, estados como Washington, Oregón y California han restringido el uso de exenciones no médicas y la legislatura de Colorado actualmente está debatiendo una legislación similar. La NVIC ha testificado, educado y ayudado a familias a testificar en audiencias públicas en esos estados.

Para participar en su estado y asegurarse que su comunidad y los oficiales electos estén completamente informados sobre la importancia de leyes estatales que protejan las exenciones de vacunas, firme de forma gratuita en línea en el NVIC Advocacy Portal. Será notificado a través de un correo electrónico cuando la legislación de la vacuna se esté moviendo hacia su estado para restringir o expandir las exenciones de vacunas. También estará en contacto directo por vía electrónica con sus oficiales electos para hacerles saber sus puntos de vista desde sus celulares, tableta o computadora. Si todos peleamos por nuestro derecho de saber y tener la libertad de elegir la forma en la que queremos mantenernos sanos- incluyendo que elija las vacunas o no- estaremos protegiendo un derecho fundamental que no podemos darnos el lujo de perder.

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico