Hide this
Exposicion a Toxinas

Story at-a-glance +

  • Un estudio reciente encontró que por cada un uno por ciento de las malformaciones genitales en hombres recién nacidos dentro de un condado en particular, hubo un aumento de autismo relacionado de un 283 por ciento
  • La correlación entre la malformación genital y el autismo respalda la noción de que el autismo es el resultado de una sobreexposición de los padres a toxinas ambientales
  • El fluoruro por sí solo, que es añadido a muchos suministros públicos de agua alrededor de los Estados Unidos, puede contribuir a una caída promedio de siete puntos en la puntuación IQ de los niños
  • Cuando el US National Toxicology Program (Programa de Toxicología Nacional de los Estados Unidos) fue promulgado en 1978, unas 62,000 sustancias químicas que ya eran utilizadas fueron aceptadas, a pesar de que nunca se les realizaron pruebas de toxicidad
 

Toxinas Ambientales Relacionas con el Aumento en el Autismo

April 21, 2014 | 18,520 views
Share This Article Share

By Dr. Mercola

Hace tres décadas, cuando aún estaba en la escuela de medicina, el autismo afectaba a uno de cada 10,000 niños.1, 2 ¿Qué cambió desde entonces hasta la fecha que causó que uno de cada 50 niños3 sea autista?

Cada vez más investigaciones- sin mencionar la lógica- indican que los trastornos cerebrales son el resultado de la exposición excesiva a las toxinas de diferentes fuentes- incluyendo a la madre mientras el bebé está en el útero. Un estudio4 realizado en el 2005 por el Environmental Working Group (EWG) encontró que las muestras de sangre de los recién nacidos contenía un promedio de 287 toxinas.

De estas, 180 eran conocidas por causar cáncer en humanos y animales, 217 son tóxicas para el cerebro y el sistema nervioso y 208 por causar defectos de nacimiento o desarrollo anormal en pruebas en animales. Claramente, nada bueno puede producirse de la exposición a tantos compuestos tóxicos.

Malformaciones Genitales y Autismo- El Resultado de la Exposición Excesiva a las Toxinas

Un estudio más reciente, publicado en la revista PLOS Computational Biology,5, 6, 7, 8 el mes pasado, encontró que cada aumento de uno por ciento en las malformaciones genitales en los hombres recién nacidos dentro de un condado en particular estaba relacionado con un aumento de 283 por ciento en la tasa de autismo.

De acuerdo con los investigadores, las malformaciones genitales como el micropene, la criptorquidia e hipospadias (cuando se forma la uretra en la cara inferior del pene) son signos de exposición a toxinas dañinas. Y la correlación entre la malformación genital y el autismo a su vez respalda la noción de que el autismo es el resultado de la exposición excesiva de los padres a toxinas ambientales.

En total, se analizaron 100 millones de registros médicos  y las tasas de malformaciones genitales y autismo fueron evaluadas según el condado. Las desviaciones de la línea de base en todo el país fueron interpretadas como el resultado de factores ambientales locales. De acuerdo con uno de  los autores, Anfrey Rzhetsky, Ph.D, profesor de medicina genética y genética humana en la Universidad de Chicago:

"El autismo parece estar fuertemente correlacionado con la tasa de malformaciones congénitas de los genitales en hombres en todo el país. Esto da un indicador de la carga ambiental y el efecto es sorprendentemente fuerte… Interpretamos los resultados de este estudio como una fuerte señal ambiental."

Curiosamente, por cada $1,000 dólares en ingresos por encima del promedio también estuvo relacionado con un aumento de tres por ciento en las tasas de autismo, ¿esto podría significar que las personas con más ingresos compran más productos para el hogar, productos de cuidado personal y productos de belleza que resultan ser tóxicos?

Diagnóstico de Autismo Ordenado por el Estado

Uno de los factores principales en el diagnostico dependió de si la escuela del niño proporcionaba servicios para niños con autismo, por lo que se requiere de un gasto adicional. El diagnóstico del autismo ordenado por el estado realizado por los médicos para servicios de educación especial estuvo relacionado con una disminución de casi 99 por ciento en la tasa de incidencia del autismo. Si la escuela tenía que pagar por las necesidades especiales, la probabilidad de diagnóstico disminuía significativamente.

"Interpretamos los resultados de este estudio como una fuerte señal ambiental," dijo Rzhetsky. "Para futuros estudios genéticos podríamos tomar en cuenta el lugar de donde se recopiló la información, porque es posible que haya dos niños idénticos en dos condados diferentes y uno tenga autismo y el otro no."9

11 Culpables del Daño Cerebral

El mes pasado, los investigadores de Salud Pública de Harvard y de la Facultad de medicina Icahn del Monte Sinaí publicaron un reporte en donde identificaron una docena de sustancias químicas comunes (enlistadas en la parte de abajo) conocidas por alterar el desarrollo cerebral y causar daño cerebral, anormalidades neurológicas, reducción del IQ y agresividad en niños.10, 11 Los autores piden la implementación de estrategias preventivas que ayuden a acabar con la tendencia de daño cerebral, señalando:

"Postulamos que sigue habiendo otros neurotóxicos sin descubrir. Para controlar la pandemia de la neurotoxicidad en el desarrollo, proponemos estrategias globales de prevención.

Las sustancias químicas que no han sido probadas no deben ser promovidas como seguras para el desarrollo cerebral y por lo tanto las sustancias químicas utilizadas, así como todas las nuevas deben ser probadas para la neurotoxicidad.

Para coordinar estos esfuerzos y acelerar la traducción de la ciencia en la prevención, proponemos la formación de un nuevo centro de intercambio internacional." 

De lo que muchos no se dan cuenta es que existen literalmente miles de sustancias químicas en uso que jamás han sido probadas para su seguridad. Cuando el US National Toxicology Program fue promulgado en 1978, unas 62,000 que ya eran utilizadas fueron aceptadas, a pesar de que jamás fueron probadas para su toxicidad.

Las ramificaciones de esta acción se están volviendo cada vez más evidentes y con intervalos regulares nos dimos cuenta que otra sustancia química predominante está causando más daño del que se pensaba. El bisfenol-A (BPA), utilizado en productos de plástico, es uno de los ejemplos más recientes.

Plomo(chocolate procesado, gasolina, pintura, juguetes, pilas, tubos, cerámica, materiales para techos cosméticos) Metilmercurio (mercurio orgánico que se encuentra principalmente en el pescado) Bifenilos policlorados (PCBs) (pescado, especialmente en el pescado de granjas o piscifactoría)
Arsénico(un contaminante común en el fluoruro contenido en los suministros de agua. También se encuentra en los conservadores de madera y pesticidas) Tolueno (disolvente de pintura, esmalte para uñas y curtido de pieles) Manganeso (agua potable y fórmula infantil de soya)
Fluoruro (agua fluorada, productos dentales, algunos antibióticos y medicinas, té, alimentos procesados y bebidas) Clorpirifos (un organofosforado utilizado en contenedores de cebo de plagas) Diclorodifeniltricloroetano (DDT) (un pesticida prohibido en 1972 que sigue estando en el medio ambiente, incluyendo la cadena alimenticia) 
Tetracloroetileno (PERC)12 (tejidos de limpieza en seco operaciones de desengrase de metales) Difenil éteres polibromados (PBDEs) (sustancias químicas retardantes de llamas que se encuentran en la tapicería, colchones, ropa, televisión  y carcasas de computadoras Etanol

La Dieta Orgánica Forma Parte de Un Vida Menos Tóxica

Un artículo reciente publicado en The Atlantic,13 que bien vale la pena leer en su totalidad, habla sobre este reporte de Harvard y ofrece un gran número de excelentes citas de los investigadores con respecto a cómo protegernos mientras que las ruedas reguladoras giran a un ritmo lento. James Hamblin escribe:

"¿Así que recomiendan que las mujeres embarazadas consuman productos orgánicos?  Le pregunte a Grandjean, un investigador de origen danés que ha viajado alrededor del mundo estudiando los efectos retardados de la exposición a sustancias químicas en niños. "Eso es lo que le recomiendo a las personas que me lo preguntan, sí háganlo.

Es la mejor forma de prevenir la exposición a los pesticidas." Grandjean estima que hay cerca de 45 plaguicidas organofosforados en el mercado y la mayoría de ellos tienen el potencial de dañar el sistema nervioso."

Landrigan había hecho la misma advertencia, espontáneamente, cuando hable con él la semana pasada. "Le recomiendo a las mujeres embarazadas tratar de comer productos orgánicos porque reduce su exposición en un 80 a 90 por ciento," me dijo. "Estas son las sustancias químicas que realmente me preocupan en términos de niños estadounidenses, los pesticidas organofosforados como el cloripirifo."

Fluoruro y Glifosato- Dos Toxinas Que Necesitan Atención

Cuando considera que tan penetrantes son esas 12 toxinas (sin mencionar las otras miles de las que aún no se sabe mucho), no es de sorprender que tantos niños estén naciendo con tantos problemas de salud y discapacidades. El fluoruro por sí solo, que ha sido añadido a muchos suministros públicos de agua en los Estados Unidos puede contribuir a una caída de siete puntos en la puntuación IQ del niño, en promedio.14 15

Entonces, ¿Por qué se sigue añadiendo fluoruro en los suministros de agua? Incluso si ingerir fluoruro tuviera algún beneficio para los dientes (que claramente no lo tiene), ¿vale la pena sacrificar la inteligencia por tener menos caries? Por supuesto que el fluoruro no es el único culpable. De acuerdo con un artículo16 publicado en el 2012 por el National Institutes of Health (NIH), los estadounidenses han "perdido" de forma colectiva la sorprendente cantidad de 41 millones de puntos de IQ como resultado de la exposición al plomo, mercurio y pesticidas.

Todas estas toxinas que dañan al cerebro también cobran una cuota en el envejecimiento de las personas en Estados Unidos. De acuerdo con una reciente investigación,17 se estima que la cantidad de muertes anuales por Alzheimer (una forma severa de demencia) es de 503,000, haciéndola la tercera enfermedad más letal en los Estados Unidos. Aproximadamente 200,000 de estas muertes ocurren antes de los 65 años, en personas que desarrollan Alzheimer de forma temprana.

Una reciente investigación18 también relacionó la exposición al pesticida diclorodifeniltricloroetano (DTT) con un aumento en el riesgo de Alzheimer. El uso de DDT comenzó durante la Segunda Guerra Mundial, cuando era esparcido para controlar enfermedades como malaria y tifus. Una vez que terminó la guerra, comenzó a ser utilizado como pesticida. (Monsanto fue una de las doce compañías que fabricó esta sustancia química.) Eventualmente fue prohibido en 1972, cuando los riesgos de salud revelados en el libro Silent Spring provocaron protestas públicas.

La sugerencia de que la exposición al DDT podría contribuir con el Alzheimer, décadas después de la exposición, insinúan qué las ramificaciones del glifosato probablemente estén por llegar. De acuerdo con el Dr. Don Huber, un experto en un área de la ciencia relacionada con la toxicidad de los alimentos transgénicos (GM), los efectos dañinos del glifosato en realidad supera los del DDT. Está bastante claro que la toxicidad de este herbicida ha sido subestimada.

El glifosato (el ingrediente activo del Roundup) fue aprobado en 1974 en los Estados Unidos.19 y ha sido utilizado agresivamente desde entonces. Se estima que se han utilizado UN BILLÓN de libras de este producto en campos de cultivo al año. Al igual como sucedió con el DDT, estamos viendo investigaciones que relacionan la exposición de glifosato con un dramático aumento en las tasas de enfermedades, incluyendo autismo. La diferencia principal es que los efectos se están presentando mucho antes y parece más evidente su relación que en el caso del DDT.

La Fórmula de Soya Está Relacionada con Convulsiones en Niños Autistas

En noticias relacionadas, un investigador de la Universidad de Wisconsin-Madison encontró un posible vínculo entre la fórmula infantil de soya y un aumento de convulsiones en niños autistas. De acuerdo con el Medical News Today:20

"El estudio encontró un exceso de convulsiones entre las niñas en una muestra total de 1,949 niños. La relación entre la soya y las convulsiones fue mayor entre los niños, que conformaron el 87 por ciento de los niños descritos en la base de datos del estudio. Las convulsiones- causadas por corrientes eléctricas incontroladas en el cerebro- ocurren en muchos trastornos neurológicos incluyendo la epilepsia, Alzheimer, síndrome de Down y autismo…

Los niños con autismo que fueron alimentados con fórmula de soya tuvieron 2.6 veces más convulsiones febriles que los niños que no fueron alimentados con fórmula de soya en la base de datos…Ese aumento es preocupante dice Cara Westmark. La prevalencia de autismo está aumentando y actualmente afecta a uno de cada 88 niños en Estados Unidos. La soya es un ingrediente común en muchos productos alimentarios y el 25 por ciento de las fórmulas infantiles son a base de soya, por lo que es algo que necesita ser estudiado. Si el niño es intolerante a la lactosa, hay otras alternativas que pueden recomendar los pediatras."

Padres de Familia Tengan Cuidado: La Fórmula de Soya Puede Causar Daños Graves

Ciertamente esta no es la primera vez que la fórmula de soya ha sido relacionada con riesgos de salud. Por lo general es promocionada como una alternativa ideal para los bebés con cólicos o para los bebés que no pueden tolerar las fórmulas a base de leche, pero la evidencia sugiere que la fórmula de soya podría ser uno de los alimentos más peligrosos que puede darle a su hijo, sea autista o no.

Para empezar, se estima que los bebés que son alimentados con soya toman estrógenos que equivalen de tres a cinco pastillas anticonceptivas al día, dependiendo de la fórmula y si el bebé come mucho o poco. Como resultado de estas cantidades astronómicas de la hormona sexual femenina, los bebés que son alimentados con fórmulas de soya tienen un aumento en el riesgo de:

Alergias a alimentos Trastornos tiroideos
Problemas de comportamiento Pubertad temprana y problemas de fertilidad
Asma Cáncer

 

Los bebés que son alimentados con fórmula de soya también tienen un riesgo mayor de desarrollar problemas de comportamiento debido a los fitatos presentes en la soya, que bloquean la absorción de minerales esenciales como el calcio, magnesio, hierro y zinc, todos los cuales son cruciales para el adecuado desarrollo cerebral y emocional. Lo fitatos también causan un mal desarrollo óseo. Además de que, la fórmula de soya también contiene otros elementos peligrosos como: manganeso.

Aunque el manganeso es un nutriente esencial que se encuentra en la soya y el agua subterránea, se vuelve altamente tóxico cuando se consume en exceso y puede afectar adversamente la inteligencia de su hijo si se consume durante las primeras etapas del desarrollo cerebral. Por último, pero no menos importante, la gran mayoría de la soya cultivada en los Estados Unidos es soya transgénica, lo cual tiene sus propios riesgos de salud además de los relacionados con el Roundup.

Otros Factores Ambientales Que Probablemente Contribuyen con el Autismo

Además de la exposición excesiva a las toxinas ambientales que ya mencionamos, creo que existe otra variedad de factores que también contribuyen con el aumento de los trastornos autistas, incluyendo más no limitándose a los siguientes. Las innumerables combinaciones posibles de estos y otros factores podrían ayudar a explicar por qué hay un amplio espectro de comportamiento autista:

  • Disibiosis intestinal, especialmente en combinación con vacunas y sus aditivos como mercurio (timerosal), aluminio y otros, que son conocidos por dañar su mitocondria- las fuentes de energía de las células de su cuerpo que producen energía. Su sistema gastrointestinal por lo general es conocido como su "segundo cerebro", y contiene unas 100 millones de neuronas- más que la medula espinal o su sistema nervioso periférico.
  • La investigación de la Dra. Natasha Campbell-McBride demuestra que los niños que nacen con una flora intestinal severamente dañada tienen un aumento significativo de daño por vacunas, lo que podría ayudar a explicar por qué algunos niños desarrollan síntomas de autismo después de recibir una o más vacunas en la infancia mientras que otros no

  • Deficiencia de vitamina D. La relación entre la deficiencia de vitamina D en mujeres embarazadas y un aumento en el autismo ha sido destacado por el Dr. John Cannell. Los receptores de vitamina D aparecen en una amplia variedad de tejidos cerebrales en el desarrollo fetal y los receptores de vitamina D activo aumentan el crecimiento del nervio en el cerebro. Creo que la deficiencia de vitamina D durante el embarazo es una de las causas PRINCIPALES del autismo, especialmente si consideramos que la vitamina D ayuda en la desintoxicación del mercurio. Sin cantidades suficientes de vitamina D, cualquier daño tóxico- independientemente de la fuente- será mayor
  • Radiación electromagnética (EMR) de los teléfonos celulares, torres de teléfonos, dispositivos WiFi, que pueden atrapar metales pesados en el interior de las células nerviosas y desactivar el proceso de desintoxicación natural.
  • Toxinas microbianas, como el moho. Los niños con autismo no sólo se ven afectados por las vías de desintoxicación y la toxicidad de los metales pesados, sino que de acuerdo con el Dr. Klinghardt, sus cuerpos con frecuencia se ven afectados por los microorganismos tóxicos

Cómo Limitar Su Exposición a las Sustancias Químicas

No cabe la menor duda que la mayoría de las personas están siendo expuestas a muchas sustancias químicas tóxicas. El resultado es evidente, ya que los trastornos cerebrales tanto en jóvenes como en personas de edad avanzada van en aumento, sin mencionar que personas de todas las edades están desarrollando enfermedades crónicas de todo tipo. Si usted quiere proteger su salud y la salud de su familia, creo que lo mejor es estar al pendiente de las sustancias químicas con las que está en contacto todos los días y esto ciertamente incluye los alimentos que consume.

Los alimentos enteros, cultivados orgánicamente y biodinámicos son la clave del éxito aquí y cuando usted come bien, optimiza el proceso de desintoxicación natural del cuerpo, lo que ayuda a eliminar toxinas que su cuerpo absorbe de otras fuentes. Aquí una docena de recomendaciones que lo ayudarán a limitar su exposición a sustancias tóxicas. Por favor recuerde que todo esto se vuelve aún más importante si usted está embaraza o planea embarazarse, dado a que la carga tóxica es transferida al bebé.

  1. Compre alimentos orgánicos siempre que le sea posible para reducir la exposición a sustancias químicas agrícolas. Coma la mayoría de sus alimentos frescos y crudos, aléjese de los alimentos procesados y empacados de todo tipo. De esta forma evitará automáticamente los aditivos artificiales, incluyendo endulzantes artificiales dañinos, colorantes de alimentos y MSG.
  2. En lugar de comer pescado de criadero o piscifactoría, que por lo general está muy contaminado con PCBs y mercurio, supleméntese con aceite de krill de alta calidad o consuma pescado silvestre y que haya sido probado para determinar su pureza.
  3. Almacene sus alimentos y bebidas en contendores de vidrio y no de plástico, evite utilizar bolsas de plástico y alimentos enlatados (que por lo general contienen BPA).
  4. Analice su agua y si encuentra contaminantes, instale un filtro adecuado en todos sus grifos (incluyendo las regaderas y tina del baño o bañera).
  5. Utilice productos de limpieza naturales en su hogar.
  6. Compre marcas naturales de productos para el baño como el champú, pasta de dientes, antitranspirantes o desodorantes y cosméticos. El Environmental Workin Group tiene una excelente base de datos21 en la que puede encontrar los productos de cuidado personal que son libres de ftalatos y otras sustancias químicas dañinas. También le ofrezco una línea de productos de la más alta calidad que consta de champú y acondicionador, así como crema para el cuerpo completamente natural y seguro.
  7. Evite utilizar aromatizantes artificiales, toallitas  para la secadora y otras fragancias sintéticas.
  8. Remplace sus ollas y sartenes antiadherentes con utensilios de cerámica.
  9. Cuando remodele su hogar utilice alternativas ecológicas  "libres de toxinas" en lugar  pintura regular y revestimientos para pisos de vinilo.
  10. Remplace las cortinas de plástico por unas de tela o instale una puerta de vidrio. Las mayoría de los plásticos flexibles como las cortinas de baño, contienen plastificantes peligrosos como ftalatos.
  11. Limite su uso de medicamentos (de prescripción o de venta libre) lo más que pueda. Los medicamentos también son sustancias químicas y dejan residuos que se acumulan con el tiempo.
  12. Evite utilizar pesticidas en su hogar o repelentes de insectos que contienen DEET. Hay alternativas naturales, seguras y efectivas que puede utilizar.

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico