Hide this
Operacion de Rodilla

Story at-a-glance +

  • Un estudio reciente encontró que la cirugía artroscopia de rodilla para los desgarres degenerativos del menisco no tuvo mejores resultados que la “cirugía simulada”
  • A lo largo de la última década se han realizado cuatro estudios que arrojan dudas sobre el hecho de que la cirugía artroscópica ofrezca verdaderos beneficios en las personas que sufren de dolor de rodilla
  • Aprovechar el poder del placebo, junto con la adopción de un estilo de vida que ayude a prevenir enfermedades es una estrategia más efectiva para tratar el dolor de rodilla común
  • Hacer ejercicio adecuadamente es clave para prevenir y aliviar el dolor de rodilla, esto por medio del fortalecimiento de las articulaciones y sus estructuras de soporte, mejorando la flexibilidad y ayudando a optimizar el peso corporal
  • Hay muchos suplementos que son particularmente útiles, tales como la vitamina D, MSM, astaxantina, cúrcuma y muchos otros
 

Otro Estudio Descubre que la Cirugía Artroscópica de Rodilla No Es Mejor Que la Cirugía Simulada

March 01, 2014 | 11,748 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

La cirugía artroscópica de rodilla es una de las cirugías innecesarias más comunes practicadas en la actualidad- junto con las cirugías de espalda y cadera, los marcapasos, las angioplastias cardíacas, las histerectomías y las cesarías.

Muchos estudios realizados en la última década han levantado dudas acerca de la cirugía artroscópica de rodilla y hoy en día, podemos añadir una más a esta lista. El menisco dentro de la rodilla es un fino disco con forma de media luna de cartílago que sirve como amortiguador entre el fémur y la tibia ayudando a estabilizar las rodillas.

Con el tiempo, sus meniscos pueden sufrir desgarres, especialmente si tiene artritis. La intervención del cirujano ortopédico estándar para los desgarres en los meniscos es una meniscectomía artroscópica parcial –  se recorta el menisco y se suavizan los bordes de las partículas sobrantes, asumiendo que el desgarre está causando el dolor. Sin embargo, esa podría ser una suposición errónea.

La Cirugía de Rodilla No Es Mejor Que la Simulación

Este último estudio, realizado en Finlandia, examinó a 146 pacientes con desgarre degenerativo de meniscos (causado por el “uso y desgaste”, no por una lesión grave).1  Los investigadores dividieron a los pacientes en dos grupos.

Un grupo recibió la cirugía estándar y el otro una “cirugía simulada”- en otras palabras, una intervención ficticia o de placebo en donde en realidad no se practicó ninguna cirugía. El estudio excluyó a las personas con artritis de rodilla, porque este tipo de pacientes no se beneficia mucho de las cirugías de meniscos y los investigadores querían averiguar si la cirugía ayuda bajo “circunstancias idóneas.2

La cirugía simulada implicó que el médico hiciera una incisión y examinara sin hacer un corte real del cartílago. A muchos de los pacientes se les dio una anestesia epidural, por lo que estaban despiertos, lo que hizo necesario que el personal quirúrgico empleara sus “dotes teatrales” para lograr una cirugía simulada creíble.

¿Los resultados? Un año después, los dos grupos reportaron respuestas igualmente favorables al procedimiento- principalmente, en la reducción del dolor de rodilla. Al final, los investigadores concluyeron que las cirugías de rodilla reales no ofrecen mejores resultados que las cirugías simuladas.

La cirugía artroscópica en el menisco es el procedimiento ortopédico más común en los Estados Unidos y de acuerdo con este estudio, se realiza unas 700,000 veces al año dando una suma de $4 billones de dólares. Cualquier cirujano que le diga que es la mejor o la única opción para curar su dolor de rodilla no sabrá que decir cuando le muestre la evidencia que dice todo lo contrario.

Las Cirugías Artroscópicas Tienen un Vergonzoso Historial

Antes del estudio finlandés, ya había otros tres estudios que debieron haber hecho que los cirujanos ortopédicos reconsideraran cómo tratar los problemas de rodilla de sus pacientes:

  • Un estudio de referencia en Texas retomo nuevamente el estudio de hace más de 10 años, en el 2002. El estudio involucró a 180 participantes asignados al azar ya fuera a una operación real o una simulada, en las cuales los cirujanos sólo hicieron cortes en sus rodillas. La cirugía real resultó no tener ningún beneficio extra en comparación con el procedimiento simulado.3 Esta fue una prueba controlada de doble ciego en múltiples centros (incluyendo Harvard) que demostró claramente que la cirugía era un desperdicio de $3 billones de dólares.
  • En el 2008, un estudio canadiense comparó los beneficios de la terapia física y médica con la cirugía artroscópica para la osteoartritis de la rodilla. Los investigadores concluyeron que la terapia física y médica brindaron los mismos beneficios que la cirugía.4
  • En el 2013, los investigadores compararon los resultados funcionales de la terapia física con la artroscopia en pacientes con desgarres meniscales. Encontraron que la artroscopia seguida de una terapia física posoperatoria no tuvo ningún beneficio extra en comparación con la terapia física sin cirugía.5

¿Ve el patrón aquí? ¿Se da cuenta cual es el resultado? ¡Sería difícil no verlo! El ochenta por ciento de los desgarres meniscales son causados por el desgaste.6 Si usted tiene dolor de rodilla por actividades ordinarias o artritis, no considere la cirugía y mejor vaya directo a la terapia física. O mejor aún, use el tratamiento de láser infrarrojo.

Por supuesto que, existen otras terapias no invasivas que también pueden ser muy útiles. Pero cada vez está más claro que  un menisco desgarrado - al menos, el causado por el uso y el desgaste - no se beneficiará de una cirugía. Las cirugías tienen muchos riesgos y no vale la pena exponerse a ellos si no hay beneficios relevantes.

Si usted tiene un desgarre en el menisco causado por un accidente o una lesión, entonces el escenario podría ser diferente, pero le sigo recomendando que la cirugía sea su segunda o incluso su tercera opción.

El Poder del Placebo

Con DOS estudios destacando los beneficios de las cirugías de rodilla de placebo, el poder del placebo no puede ser ignorado. Por lo general, los placebos tienen mucho menos efectos secundarios (de no ser que ninguno) en comparación con los medicamentos de prescripción, las inyecciones y las cirugías reales- y muchas veces tienen los mismos beneficios que el cuidado estándar.

Los estudios han demostrado que si usted cree que está recibiendo un tratamiento y espera que este tratamiento funcione, muchas veces eso sucede- a pesar de que sólo está recibiendo un placebo.

Esto fue demostrado en el estudio finlandés- la cirugía de rodilla que los pacientes pensaban estar recibiendo y que resultó ser una cirugía simulada, tuvo los mismos beneficios que la cirugía real. Pero, ¿cómo funcionan los placebos? ¿Cómo el cerebro puede producir curación sólo porque cree que eso es lo que está pasando?

Aunque no se conoce del todo bien el mecanismo exacto del efecto del placebo, parece estar relacionado con los cambios en su cerebro en respuesta a los diferentes estímulos psicosociales. Las áreas del cerebro relacionadas con las expectativas, la ansiedad y la recompensa son las que parecen estar involucradas. Scientific American informó:7

“Los informes recientes han confirmado la eficacia de varios tratamiento de simulación en casi todas las áreas de la medicina. Los placebos han ayudado a aliviar el dolor, la depresión, la ansiedad, la enfermedad del Parkinson, los trastornos inflamatorios e incluso el cáncer.

Los efectos del placebo se pueden derivar no únicamente de la creencia en el medicamento sino que también de las relaciones subconscientes entre la recuperación y la experiencia de ser tratado- desde un pellizco de una inyección hasta la bata blanca del médico.

Este acondicionamiento subliminal puede controlar el proceso del cuerpo sin darnos cuenta, como respuestas inmunológicas y liberación de hormonas….Los investigadores han descifrado algunas de las respuestas biológicas del placebo, demostrando que se derivan de procesos activos en el cerebro.”

Usted puede aprovechar los efectos del placebo utilizando técnicas como el EFT o Técnica de Liberación Emocional. Esta es una nueva forma de pensamiento sobre la curación para la mayoría de las personas y puede ser extremadamente poderosa, especialmente cuando se combina con un estilo de vida que ayuda a prevenir enfermedades con una actitud positiva y proactiva.

Su Arma Secreta Contra el Dolor de Rodilla: El Ejercicio

El ejercicio es lo que realmente necesita para curar el dolor en sus articulaciones. El ejercicio ayuda a prevenir y a aliviar el dolor articular por medio de una serie de mecanismos, incluyendo el fortalecimiento de los músculos de apoyo, mejorando la flexibilidad y el rango de movimiento, fortaleciendo los huesos y ayudando a optimizar su peso. La idea de que el ejercicio es dañino para las articulaciones es un grave error, no existe evidencia que respalde esta idea. Simplemente es un mito que puede “desgastar” sus rodillas.

Esto no quiere decir que los ejercicios tradicionales, como correr largas distancias, beneficiará a sus rodillas - estoy hablando del ejercicio de bajo impacto pero que es sumamente efectivo, como el ejercicio de intervalos de alta intensidad (HIIT), el cardio de alta intensidad, el entrenamiento con pesas, el estiramiento y los ejercicios del torso/abdomen. Si usted siente dolor durante más de una hora después de haber hecho ejercicio, entones debería de cambiar su rutina de ejercicios- existen muchas de donde escoger.

Si usted ya sufre de osteoartritis en las rodillas, entonces deberá incorporar ejercicios que fortalezcan el musculo cuádriceps en la parte delantera de su muslo. Y, en lugar de correr y hacer otras actividades de alto impacto, debería hacer ejercicios sin levantamiento de peso como la natación y el ciclismo. Fortalecer y estirar las áreas alrededor, de arriba y debajo de la rodilla es la clave para reducir el dolor. Le recomiendo consultar a un fisioterapeuta calificado para que lo oriente con los ejercicios y así evite lesiones. Asegúrese de utilizar los zapatos adecuados para ese tipo de actividades. Los tenis con la suela plana o los que tienen mucha suela ponen mucha presión en las rodillas. La postura también es importante.

Consejos para Aliviar el Dolor de Forma Natural y para Ayudar con el Crecimiento Sano del Cartílago

Para el dolor de las articulaciones, muchos médicos comúnmente recomiendan medicamentos antinflamatorios (antinflamatorios no esteroidales o NSAIDs) y analgésicos (como el Tylenol) para sus pacientes con osteoartritis. Yo no recomiendo el uso crónico de estos medicamentos debido a sus efectos secundarios, que incluyen daño en el hígado o en los riñones. Existen alternativas naturales mucho más efectivas y seguras para aliviar el dolor de las articulaciones. Aunque el uso de glucosamina y condroitina es muy popular, yo no lo recomiendo mucho porque los estudios no han demostrado su efectividad. Sin embargo, hay otros remedios naturales sumamente efectivos que sí están respaldados por la ciencia. Los siguientes son mis favoritos:

  • Vitamina D: La pérdida de cartílago en sus rodillas, uno de los sellos principales de la osteoartritis, está relacionada con los bajos niveles de vitamina D. Si usted tiene problemas de dolor de las articulaciones debidos a la osteoartritis, revise sus niveles de vitamina D, después optimícelos por medio de la exposición al sol o por una cama de bronceado segura. Si ninguna de estas opciones es viable para usted, entonces deberá considerar el uso de suplementos orales de vitamina D3 y K2.
  • La exposición al sol es su mejor opción, debido a que su piel produce dos tipos de azufre en respuesta a la exposición al sol: el sulfato de colesterol y el sulfato de vitamina D3. El azufre desempeña un papel vital en la estructura y actividad biológica tanto de las proteínas como de las enzimas. Si usted no tiene suficiente azufre en el cuerpo, esta deficiencia puede crear una serie de problemas de salud, incluyendo impactos negativos en las articulaciones y tejido conectivo. Lo que nos lleva al siguiente punto…

  • Azufre/Sales de Epsom/MSM: Además de asegurarse de consumir alimentos ricos en azufre, como la carne y el pollo orgánicos, la Dra. Stephanie Seneff, científica del MIT, recomienda remojar su cuerpo en sulfato de magnesio (sal de epsom) para contrarrestar la deficiencia de azufre. Ella utiliza ¼ de taza en una tina con agua, dos veces a la semana. Es particularmente útil si tiene problemas de articulaciones o artritis.
  • El metilsulfonilmetano (conocido como MSM) es otra alternativa que puede ser útil. El MSM es una forma orgánica de azufre y un potente antioxidante que se encuentra de forma natural en muchas plantas y está disponible en forma de suplemento.

  • Láser infrarrojo: El tratamiento con láser infrarrojo (también conocido como K-Laser) es un tipo de terapia relativamente nuevo que acelera la curación aumentando la oxigenación de los tejidos y permitiendo que las células dañadas absorban los fotones de la luz. Este tipo de láser especial tiene efectos positivos en los músculos, ligamentos e incluso en los huesos, por lo que puede ser utilizado para tratar las lesiones traumáticas, así como los problemas crónicos como la artritis en la rodilla.
  • Astaxantina: Un antioxidante que afecta una amplia gama de mediadores de la inflamación, pero de una manera suave y menos concentrada y sin los efectos secundarios negativos de los NSAIDs. La astaxantina reduce significativamente la inflamación en muchas personas- en un estudio, ayudo.8 a más de un 80 por ciento de las personas con artritis.
  • Membrana de la cáscara de huevo: La membrana de la cáscara de huevo es la única barrera protectora entre la clara de huevo y la cáscara de huevo mineralizada. La membrana contiene elastina, una proteína que refuerza la salud del cartílago, así como colágeno, una proteína fibrosa que refuerza el cartílago, la fuerza y elasticidad del tejido conectivo.
  • La membrana de la cáscara de huevo también contiene el factor-B de crecimiento, una proteína que ayuda en el rejuvenecimiento del tejido, además de otros aminoácidos y componentes estructurales que le dan a sus articulaciones los bloques de construcción que necesitan para construir el cartílago.

  • Ácido hialurónico (AH): El ácido hialurónico es un componente clave del cartílago, necesario para mover los nutrientes y limpiar las células. Una de las funciones biológicas más importantes del AH es la retención de agua. Desafortunadamente, a medida que envejece, su cuerpo produce menos AH. La suplementación oral de AH podría mejorar el estado de sus articulaciones en tan sólo dos a cuatro meses.
  • Boswellia: También conocida como boswellin o “incienso indio”, me he dado cuenta que esta hierba india es particularmente útil para tratar el dolor y la inflamación de la osteoartritis. El uso frecuente de esta hierba podría mejorar su fluido sanguíneo de las articulaciones, lo que podría aumentar su fuerza y flexibilidad.
  • Cúrcuma/curcumina: Un estudio publicado en el Journal of Alternative and Complementary Medicine9 encontró que tomar extracto de cúrcuma diariamente durante seis semanas fue  tan efectivo como el ibuprofeno para aliviar el dolor de rodilla por osteoartritis. Esto probablemente esté relacionado con los efectos antinflamatorios de la curcumina—el pigmento que le da a la cúrcuma su color amarillo brilloso.
  • Grasas omega-3 de origen animal: Las grasas Omega-3 son excelentes fuentes para la artritis porque son conocidas por reducir la inflamación. Busque fuentes de origen animal y de alta calidad como el aceite de krill.

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico