Hide this
Alzheimer

Story at-a-glance +

Previous Article Next Article
 

La Vitamina E Podría Ofrecer Beneficios a los Pacientes con la Enfermedad de Alzheimer

February 06, 2014 | 9,409 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

La pérdida de memoria es muy común entre los occidentales, muchos la clasifican como un hecho inevitable del envejecimiento. La enfermedad de Alzheimer, una forma grave de la demencia, también está en aumento, actualmente afecta a un estimado de 5.4 millones de estadounidenses.1 El Alzheimer es una enfermedad devastadora que se desarrolla lentamente y empeora progresivamente.

Las primeras etapas implican la pérdida leve de memoria, pero a medida que la enfermedad progresa, puede impedirle mantener una conversación o responder a su entorno externo. Se ha previsto que en los próximos 20 años, el Alzheimer afectará a uno de cada cuatro personas en Estados Unidos, compitiendo con la prevalencia actual de la obesidad y la diabetes.

Sin embargo, la pérdida de la memoria no es parte del envejecimiento "normal" - independientemente de la severidad - y la respuesta de los "momentos de confusión" y la demencia más aguda es la misma. Estas son condiciones relacionadas con el estilo de vida que son prevenibles ya sea parcial o completamente mediante una alimentación y un estilo de vida saludable.

Es importante darnos cuenta que la medicina moderna tiene muy poco que ofrecer en términos de tratamiento, por lo que la prevención es de suma importancia, y cuanto antes empiece, mejor. He escrito una serie de artículos en los últimos años destacando importantes investigaciones sobre la eficacia de la alimentación y el estilo de vida en la enfermedad de Alzheimer.

Más recientemente, un estudio publicado en JAMA2 encontró que la vitamina E puede ayudar a retrasar la pérdida de la función, como la planificación y la organización, en los pacientes de Alzheimer.3

Cómo la Vitamina E Podría Beneficiar a los Pacientes con Alzheimer

El estudio comparó los efectos de la vitamina E (alfa-tocoferol) y el medicamento para el Alzheimer memantina, para evaluar cuál podría ser más eficaz para retrasar la progresión de leve a moderada de la enfermedad de Alzheimer en pacientes que toman un inhibidor de la acetilcolinesterasa.

El Alzheimer se ha relacionado con una deficiencia en el neurotransmisor cerebral acetilcolina. Los Inhibidores de la acetilcolinesterasa se ​​utilizan con frecuencia para tratar los síntomas del Alzheimer.4

Los datos de 561 pacientes con diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer de leve a moderada, fueron evaluados en pruebas clínicas aleatorias, grupos paralelos, a doble ciego y controlados con placebo. Los participantes fueron divididos en cuatro grupos y recibieron:

  • 2,000 UI al día de vitamina E
  • 20 mg por día del medicamento memantina
  • Una combinación de vitamina E y memantina
  • Placebo

El seguimiento fue poco más de dos años. Los resultados mostraron que la progresión clínica del Alzheimer se redujo en un 19 por ciento por año en el grupo que recibió la vitamina E, en comparación con el placebo. (Este retraso se llevó a cabo en poco más de seis meses en la progresión del retraso durante el período de seguimiento de dos años.)

El tiempo de cuidado también disminuyó en el grupo que recibió vitamina E. Esto no significa que la vitamina E prevenga la enfermedad, pero parece que los pacientes podrían retener su independencia por más tiempo. Los autores concluyeron que:

"Los pacientes con enfermedad de Alzheimer (EA) de leve a moderada que tomaron 2,000 UI/día de alfa tocoferol en comparación con el grupo placebo, disminuyeron el declive funcional. No hubo diferencias significativas en los grupos que recibieron memantina solo o memantina más alfa tocoferol. Estos hallazgos sugieren un beneficio del alfa tocoferol en la (EA) de leve a moderada, al disminuir el deterioro funcional y disminución del tiempo de cuidado".

Los Medicamentos Comúnmente Recetados para el Alzheimer son Ineficaces

Vale la pena señalar que esta no es la primera vez que la memantina, vendida bajo el nombre de la marca Namenda, ha mostrado ser inútil para el Alzheimer de leve a moderado. El medicamento está aprobado para los casos de moderados a severos, pero los médicos suelen recetar su uso para otros casos de Alzheimer leve. Incluso lo recetan para el deterioro cognitivo leve (DCL), que es con frecuencia el comienzo de la enfermedad de Alzheimer.

Un análisis de los datos5 hechos en el2011 de tres ensayos clínicos mostraron que los pacientes con Alzheimer leve que tomaron Namenda no presentaron mejorías en la función mental, o en su capacidad para realizar las tareas diarias, en comparación con el placebo.

Incluso entre los pacientes con Alzheimer de moderado a grave, para quienes el medicamento está aprobado para el tratamiento, los investigadores solo encontraron mejoras "escasas". Los investigadores llegaron a la conclusión de que:

"A pesar de su frecuente uso recetado, no hay pruebas que muestren el beneficio de la memantina en la enfermedad de Alzheimer leve (EA), y hay escasa evidencia de su eficacia en la EA moderada."

La Namenda unido con un inhibidor de la colinesterasa - como en el estudio destacado - es el tratamiento usado para el Alzheimer, pero hasta el momento la investigación realmente no ofrece mucho apoyo a este protocolo de tratamiento en los casos leves a moderados. Además de ofrecer poco o nada de beneficio, la Namenda puede producir efectos secundarios preocupantes.

Junto con mareos y dolor de cabeza, la confusión está clasificada como uno de los efectos secundarios más comunes del medicamento, claramente, esto no es lo que necesita una persona  con Alzheimer...Los medicamentos inhibidores de la colinesterasa como Aricept, Exelon y Reminyl  también pueden hacer más daño que bien. Es bien sabido que esta clase de medicamentos  provoca ritmos cardiacos más lentos, lo que aumenta significativamente sus probabilidades de portar un marcapasos permanente, así como también podría aumentar su riesgo de fractura de cadera.

NO Todas las Vitaminas E Son Iguales

Desde su descubrimiento en 1922 ha habido mucha discusión sobre qué tipo de vitamina E es mejor. Esta información no será compartida por los medios de comunicación o por su médico cuando respondan a nuevos estudios como éste. Muchos no saben que el término "vitamina E" en realidad se refiere a una familia de por lo menos ocho compuestos antioxidantes liposolubles, divididos en dos grupos de moléculas:

  • Tocoferoles (que se consideran la "verdadera" vitamina E)
  • Tocotrienoles

Cada una de las subfamilias de tocoferoles y tocotrienoles también contiene cuatro formas diferentes:

  • Alfa-
  • Beta-
  • Gamma-
  • Delta-

Cada uno de estos subgrupos tiene sus propios efectos biológicos. Idealmente, la vitamina E se debe consumir en la familia más amplia de tocoferoles y tocotrienoles naturales mixtos, (también conocidos como el espectro completo de la vitamina E) con el fin de obtener los máximos beneficios. Y ahí está el problema principal: la mayoría de la vitamina E vendida en las tiendas es una forma sintética de la vitamina, que en realidad no debería tomarla si desea obtener alguno de sus beneficios para la salud.

Además del beneficio potencial para los pacientes de Alzheimer, la investigación ha descubierto que la vitamina E puede ser útil en la prevención de ciertos tipos de cáncer.6 Por ejemplo, un estudio publicado en el International Journal of Cancer en el 20117 encontró que el gamma-tocotrienol, un cofactor presente en preparaciones naturales de vitamina E, disminuye la formación de tumores de próstata en un 75 por ciento. Un estudio anterior, publicado en 2008 encontró que 300 UI de vitamina E al día reduce el riesgo de cáncer de pulmón en un 61 por ciento. Usted puede saber lo que está comprando al leer cuidadosamente la etiqueta.

  • La vitamina E natural siempre se muestra como forma "d" (d-alfa-tocoferol, d-beta-tocoferol, etc.)
  • La vitamina E sintética aparece en forma "dl-"

Tenga en cuenta que cuando la vitamina E se estabiliza mediante la adición tanto de ácido succínico como ácido acético, el nombre químico cambia de tocoferol a tocoferil (como en succinato de d-alfa-tocoferilo, por ejemplo).

La Comida es la Mejor Fuente de Vitamina E

Su cuerpo puede distinguir fácilmente entre las vitaminas naturales y las sintéticas, y varios estudios han demostrado que la vitamina E natural es entre dos y tres veces más bioactiva que la misma cantidad de vitamina E sintética. Lo ideal sería que usted obtuviera la mayoría o todas sus necesidades de vitamina E a través de los alimentos que consume. De esta manera, no hay duda de que recibirá el tipo que su cuerpo puede utilizar.

El tocoferol y sus subgrupos se encuentran en ciertos frutos secos y vegetales de hojas verdes. Fuentes de tocotrienoles incluyen el aceite de palma, salvado de arroz, cebada y aceites. Sin embargo, muchas personas no consumen lo suficiente de esta de vitamina E alimentaria, debido a sus pobres hábitos alimenticios.

Recuerde siempre que las nueces y los vegetales de hojas verdes no solo son ricos en vitamina E, también contienen cientos de otras sustancias químicas naturales que crean un efecto sinérgico en el que el beneficio total es mucho mayor que la suma de sus partes. Cuando compre vegetales, le recomiendo que trate de encontrar productos orgánicos cultivados localmente, ya que a menudo contienen una mayor concentración de nutrientes vitales.

Mientras que la suplementación con vitamina E apropiada puede ser útil, tiene que tener mucho cuidado. ¿Por qué? Porque la mayoría de los suplementos de vitamina E son sintéticos y sólo ofrecen uno de los tocoferoles y nada de tocotrienoles. Suelen tener altas cantidades de alfa tocoferol sintético D, completamente desequilibradas con las otras partes de la familia de la vitamina E mencionadas anteriormente, y que pueden causar más daño que bien. Ese es probablemente el resultado de algunos de los estudios negativos que podría haber visto con anterioridad sobre la vitamina E.

Curiosamente, y como es lógico, eso es precisamente lo que ocurrió en el estudio destacado. Utilizaron una dosis muy alta de alfa-tocoferol sintética (2,000 UI). Esto no fue equilibrado con tocotrienoles o cualquiera de los otros tocoferoles (beta, gamma y delta) ¿Se imagina los resultados que pudieron haber tenido si hubieran utilizado la versión natural equilibrada? Es probable que, los beneficios hubieran sido aún mayores...

Guías Alimentarias para Mantener una Función Cerebral Saludable y Evitar la Enfermedad de Alzheimer

Debido a los tratamientos muy limitados, y curas no disponibles hasta el momento, en realidad solo cuenta con una sola solución sólida, y eso es evitar que le suceda en primer lugar. Lo hermoso de seguir mi plan de nutrición optimizado es que ayuda a prevenir y tratar prácticamente TODAS las  enfermedades crónico degenerativas, incluyendo la enfermedad de Alzheimer. Según lo explicado por el neurólogo Dr. David Perlmutter, el Alzheimer es una enfermedad declarada principalmente por el estilo de vida, y los dos culpables principales son el exceso de azúcar y el consumo de gluten.

Otro factor importante es el desarrollo y el aumento del consumo de granos transgénicos o genéticamente modificados, que ahora están omnipresentes en la mayoría de alimentos procesados ​​que se venden en los Estados Unidos. El libro del Dr. Perlmutter, Grain Brain, proporciona argumentos poderosos para eliminar los granos de su alimentación, especialmente si usted quiere proteger la salud de su cerebro. En cuanto a su alimentación, las siguientes sugerencias pueden ser uno de los factores más importantes para la prevención de Alzheimer:

  • Evite el azúcar refinada y fructuosa. Lo ideal sería que usted mantuviera sus niveles de azúcar a lo más mínimo y sus niveles de fructosa debajo de los 25 gramos por día, o 15 gramos por día si usted tiene resistencia a la insulina o cualquier otro trastorno relacionado. En un estudio reciente hecho en animales, una alimentación basada en comida chatarra alta en azúcar y grasas dio lugar a problemas de memoria después de sólo una semana.8 Se vieron afectadas las habilidades para reconocer lugares.
  • Como regla general, usted querrá mantener sus niveles de insulina en ayunas por debajo de 3, y esto se relaciona indirectamente con la fructosa, ya que claramente causa resistencia a la insulina. Sin embargo, otros azúcares (el contenido de sacarosa es el 50 por ciento fructosa, en peso), los cereales y la falta de ejercicio son también factores importantes. Disminuir la insulina también ayudará a disminuir los niveles de leptina, que es otro de los factores de la enfermedad de Alzheimer.

  • Evite el gluten y la caseína (principalmente trigo y productos lácteos pasteurizados, pero no la grasa los productos lácteos, como la mantequilla). Las investigaciones muestran que su barrera hematoencefálica, la barrera que aleja las cosas que no pertenecen en su cerebro, se ve afectada negativamente por el gluten. El gluten también hace que su intestino sea más permeable, lo que permite que las proteínas entren en el torrente sanguíneo, donde no pertenecen. Eso posteriormente sensibiliza el sistema inmune y promueve la inflamación y la autoinmunidad, los cuales juegan un papel en el desarrollo del Alzheimer
  • Lleve una alimentación nutritiva, rica en ácido fólico, como la que se describe en mi plan de nutrición. Los vegetales, sin lugar a dudas, son la mejor fuente de folato, y en realidad todos deberíamos comer muchos vegetales crudos y frescos todos los días. Evite los suplementos como el ácido fólico, que es la versión sintética inferior de folato.
  • Aumente el consumo de todas las grasas saludables, incluyendo las omega-3 de origen animal. Las grasas benéficas que promueven la salud que su cerebro necesita para un funcionamiento óptimo incluyen la mantequilla orgánica hecha de leche cruda, mantequilla clarificada llamada mantequilla orgánica cruda de leche de vacas alimentadas con pastura, aceitunas, aceite de oliva virgen orgánico y aceite de coco, frutos secos como las nueces y de macadamia, huevos de gallinas camperas, salmón salvaje de Alaska y el aguacate.
  • Contrariamente a la creencia popular, el combustible ideal para el cerebro no es la glucosa, sino las cetonas. Las cetonas son lo que su cuerpo produce cuando convierte la grasa (en oposición a la glucosa) en energía. Los triglicéridos de cadena media (MCT por sus siglas en inglés) presentes en el aceite de coco son una gran fuente de cuerpos cetónicos, ya que el contenido del aceite de coco es aproximadamente 66 por ciento de MCT. De hecho, las cetonas parecen ser la fuente preferida de alimento para el cerebro en pacientes afectados por diabetes o Alzheimer. En 2010, publiqué la teoría de la Dra. Mary de que el aceite de coco puede ofrecer grandes beneficios en la lucha contra la enfermedad de Alzheimer. Ella recientemente lanzó una de las primeras pruebas clínicas de su clase para probar esta teoría.

    Asimismo, asegúrese de consumir suficientes grasas omega-3 de origen animal, como el aceite de kril. (Recomiendo evitar la mayoría de los peces, ya que, aunque el pescado es naturalmente alto en ácidos grasos omega-3, la mayoría de los peces están severamente contaminados con mercurio). El alto consumo de grasas omega-3 EPA y DHA ayudan a prevenir el daño celular causado por el Alzheimer, por lo tanto retrasan su progresión y reducen su riesgo de desarrollar el trastorno.

  • Optimice su flora intestinal al comer regularmente alimentos fermentados o tomar una alta potencia de suplementos probióticos de alta calidad.
  • Consuma arándanos. Los arándanos silvestres tienen alto contenido de antioxidantes antocianina y, se sabe que ayudan a proteger contra el Alzheimer y otras enfermedades neurológicas.
  • Mejore sus niveles de magnesio. Existe una emocionante investigación preliminar que sugiere fuertemente una disminución en los síntomas de Alzheimer al aumentar los niveles de magnesio en el cerebro.
  • Una de las mejores maneras de consumir este mineral es a través de alimentos  orgánico cargados con magnesio, que se encuentra en los alimentos enteros. Los vegetales de hojas verdes como la espinaca y la acelga son excelentes fuentes de magnesio, al igual que algunos frijoles, nueces y semillas, como las almendras, semillas de calabaza, semillas de girasol y semillas de sésamo. Los aguacates son también una buena fuente. Los jugos de vegetales son una excelente opción que garantiza su consumo mediante la alimentación. Tenga en cuenta que la mayoría de los suplementos de magnesio no atraviesan su barrera hematoencefálica, pero un nuevo suplemento, treonato de magnesio, parece hacerlo y puede ser superior a otras formas.

Otros Consejos Alimentarios Útiles y Suplementos Valiosos

Otro consejo útil es reducir su consumo total de calorías y/o el ayuno intermitente. Como se mencionó anteriormente, las cetonas se movilizan cuando reemplaza los carbohidratos con aceite de coco y otras fuentes de grasas saludables. El ayuno de un día puede ayudar a que su cuerpo se "reprograme" por sí mismo y empiece a quemar grasa en lugar de azúcar. Como parte de un estilo de vida saludable, prefiero el horario del ayuno intermitente que simplemente limita el consumo de alimentos por un lapso de tiempo cada día. Al limitar su alimentación a un lapso de 6-8 horas, usted efectivamente ayunará por 16-18 horas cada día. Para conocer más sobre el ayuno intermitente, consulte este anterior artículo.

Además, tenga en cuenta que cuando se trata de los niveles de colesterol y el Alzheimer, disminuirlos NO es lo correcto. Todo lo contrario. De acuerdo con el Dr. Perlmutter, la investigación muestra que las personas mayores con los niveles más bajos de colesterol tienen mayor riesgo de enfermedad de Alzheimer. También tienen mayor riesgo de morir. Como él dice, la guerra contra el colesterol es fundamentalmente inapropiada y dañina.

Por último, hay una breve lista de recomendaciones de suplementos que vale la pena destacar por sus beneficios específicos en la prevención y tratamiento de la demencia. Así, aunque su estrategia fundamental para la prevención de la demencia debe incluir un enfoque completo de estilo de vida, sería prudente que tomara nota especial de los siguientes agentes alimentarios naturales. Estos cuatro alimentos/suplementos naturales, están respaldados por la ciencia, en cuanto a la prevención de los cambios cognitivos relacionados con la edad:

  • La Astaxantina es un pigmento natural con propiedades únicas y muchos beneficios clínicos, incluyendo algunos de la actividad antioxidante más potente conocidos actualmente. Siendo un nutriente soluble en grasa, la astaxantina atraviesa fácilmente su barrera hematoencefálica. Un estudio9 encontró que podría ayudar a prevenir la neurodegeneración asociada con el estrés oxidativo, así como ser un "alimento natural potente para el cerebro".
  • Usted puede obtener un poco de astaxantina tomando aceite de kril, que es un excelente suplemento de grasa omega-3. Pero usted puede aumentar su astaxantina aún más al agregar un suplemento puro de astaxantina a su régimen alimenticio. Para una absorción óptima, asegúrese de tomar el aceite de kril y/o la astaxantina con una comida que contenga grasa, ya que ambos son solubles en grasa.

  • Ginkgo biloba: Muchos estudios científicos han encontrado que el Ginkgo biloba tiene efectos positivos para la demencia. Un estudio realizado en 1997 por JAMA mostró una clara evidencia de que el Ginkgo mejora el rendimiento cognitivo y el funcionamiento social de las personas que sufren de demencia. Otro estudio realizado en 2006 encontró Ginkgo es tan eficaz como el medicamento para la demencia Aricept (donepezil) para tratar la  demencia tipo Alzheimer de tipo de leve a moderada. Un meta-análisis de 2010 también encontró Ginkgo biloba es eficaz para una variedad de tipos de demencia.
  • Ácido alfa lipoico (ALA): ALA ha demostrado ayudar a estabilizar las funciones cognitivas en los pacientes con Alzheimer y podría retardar la progresión de la enfermedad.
  • Vitamina B12: Un pequeño estudio finlandés publicado en la revista Neurology10 descubrió que las personas que consumen alimentos ricos en vitamina B12 pueden reducir su riesgo de enfermedad de Alzheimer en sus últimos años. Por cada unidad de aumento en el marcador de la vitamina B12 el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer se redujo en un dos por ciento. Recuerde, metilcobalamina sublingual puede ser su mejor opción aquí.

Estrategias de Estilo de Vida que Pueden Ayudarlo a Ahuyentar el Alzheimer

Como se ha mencionado, la alimentación no es más que una parte de la ecuación. Las elecciones en su estilo de vida tales como exponerse al sol y el ejercicio regular, junto con evitar las toxinas, también son factores importantes al momento de mantener una salud óptima del cerebro. Estas son algunas de mis sugerencias de estilo de vida:

  • Optimice sus niveles de vitamina D mediante la exposición solar segura. Se han reportado fuertes vínculos entre los niveles bajos de vitamina D en pacientes con Alzheimer y malos resultados en las pruebas cognitivas. Los investigadores creen que los niveles óptimos de vitamina D pueden aumentar la cantidad de sustancias químicas importantes en el cerebro y proteger las células del cerebro al aumentar la eficacia de las células gliales al restablecer nuevamente la salud de las neuronas.
  • La vitamina D también puede ejercer algunos de sus efectos benéficos sobre la enfermedad de Alzheimer a través de sus propiedades anti-inflamatorias y que mejoran el sistema inmune. Suficiente vitamina D es imprescindible para el buen funcionamiento de su sistema inmune con el fin de combatir la inflamación que también se asocia con la enfermedad de Alzheimer.

  • Haga ejercicio regularmente. Se ha sugerido que el ejercicio puede desencadenar un cambio en la forma en que la proteína precursora de amiloide se metaboliza,11 disminuyendo de esa manera la aparición y progresión de la enfermedad de Alzheimer. El ejercicio también aumenta los niveles de la proteína PGC-1 alfa. Las investigaciones también han demostrado que las personas con Alzheimer tienen menos PGC-1 alfa en el cerebro y las células que contienen más proteína producen menos proteína amiloide tóxica asociada con el Alzheimer. Le recomiendo encarecidamente revisar la Técnica Peak Fitness para obtener mis recomendaciones específicas.
  • Evite y elimine el mercurio de su cuerpo. Las amalgamas dentales, las cuales su peso es 50 por ciento mercurio, son una de las principales fuentes de toxicidad de metales pesados. Sin embargo, se debe estar sano antes de retirarlas. Una vez que haya tomado la decisión de seguir la alimentación descrita en mi plan de nutrición optimizado usted podrá seguir el protocolo de desintoxicación de mercurio y posteriormente encontrar un dentista biológico que le remueva  sus amalgamas.
  • Evite el aluminio, tales como desodorantes, utensilios antiadherentes de cocina, coadyuvantes de vacunas, etc.
  • Evite las vacunas contra la gripe ya que la mayoría contienen mercurio y aluminio, que son agentes neurotóxicos e inmunotóxicos conocidos.
  • Evite los anticolinérgicos y medicamentos con estatinas. Los medicamentos que bloquean la acetilcolina, un neurotransmisor del sistema nervioso, ha demostrado aumentar el riesgo de demencia. Estos medicamentos incluyen ciertos analgésicos de noche, antihistamínicos, pastillas para dormir, ciertos antidepresivos, medicamentos para controlar la incontinencia, y ciertos analgésicos narcóticos.
  • Los medicamentos de estatinas son particularmente problemáticos porque reprimen la síntesis de colesterol, agotan la coenzima Q10 y precursores de neurotransmisores del cerebro, e impiden la entrega adecuada de esenciales ácidos grasos y antioxidantes solubles en grasa a su cerebro al inhibir la producción la indispensable biomolécula portadora, conocida como lipoproteína de baja densidad.

  • Desafíe su mente todos los días. La estimulación mental, especialmente el aprendizaje de algo nuevo, como aprender a tocar un instrumento o un nuevo idioma, se asociado con un menor riesgo de enfermedad de Alzheimer. Los investigadores sospechan que el desafío mental ayuda a desarrollar su cerebro, por lo que será menos susceptible a las lesiones asociadas con la enfermedad de Alzheimer.

La Prevención es Mucho MÁS Fácil y Eficaz que el Tratamiento Después de la Aparición

Saber que el Alzheimer es una enfermedad causada por un estilo de vida inadecuado le da la pauta para tomar el control. Al aplicar las estrategias mencionadas en este artículo puede reducir drásticamente el riesgo de sucumbir ante el Alzheimer, así como otras enfermedades crónicas, ya que su alimentación y estilo de vida son responsables de la mayoría de sus problemas de salud. En general, también aumentaran su calidad de vida. Está claro que la prevención es mucho más fácil que el tratamiento después de presentarse.

El mensaje final es que es su mayor esperanza radica en la prevención. En cuanto a los cambios alimentarios recomendados, reemplazar los carbohidratos con mayores cantidades de grasas saludables y cantidades moderadas de proteína de alta calidad son los pasos de con mayor prioridad. Otros estilos de vida, especialmente la exposición solar y el ejercicio también son aliados que ayudan  combatir todas las formas de demencia.

[+] Sources and References