Hide this
Probioticos y Control de Peso

Story at-a-glance +

  • Sus bacterias intestinales forman parte de su sistema inmunológico y los investigadores están descubriendo que los microbios desempeñan un papel fundamental en un sinnúmero de áreas de la salud, incluyendo su peso
  • Los investigadores han descubierto una diferencia en las bacterias intestinales entre las personas con sobrepeso y las personas de peso normal. Una capa de bacterias benéficas llamada Lactobacillus rhmnosus también parece ser útil en la pérdida de peso en el caso de las mujeres
  • La investigación sugiere que existe un proceso positivo de retroalimentación entre los alimentos que se le antojan y la composición de la microbiota en su intestino, que dependen de esos nutrientes para su supervivencia
  • El desequilibrio bacteriano en su intestino puede empeorar gracias a los alimentos procesados y pasteurizados. El azúcar también promueve el crecimiento de hongos y levaduras causantes de enfermedades en su intestino
  • Una alimentación que promueva la salud de los intestinos se basa en alimentos enteros, sin procesar y sin azúcar, así como en el consumo de alimentos fermentados o cultivados de manera tradicional
 

Cómo los Probióticos Podrían Ayudarlo a Controlar su Peso

February 01, 2014 | 16,803 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

Su tracto gastrointestinal alberga casi 100 trillones de bacterias- cerca de dos o tres libras en peso. En general, las bacterias superan en número a las células de su cuerpo en 10 a 1.

Sus bacterias intestinales forman parte de su sistema inmunológico y los investigadores están descubriendo que los microbios de todo tipo desempeñan un papel fundamental en un sinnúmero de áreas de su salud. Por ejemplo, las bacterias benéficas, también conocidas como probióticos, han demostrado:

Las bacterias benéficas también controlan el crecimiento de bacterias que causan enfermedades compitiendo por los nutrientes y los sitios de adherencia en su colon. Esto es de suma importancia, ya que si las bacterias patogénicas y otros microbios menos benéficos llegan a ganar la partida, podrían causar daños en su salud. También puede afectar su peso, como lo verá más adelante.

Por todas estas razones y más, siempre recomiendo una alimentación rica en alimentos enteros y sin procesar junto con el consumo de alimentos fermentados o cultivados. Un suplemento de probióticos de alta calidad también puede servir como aliado para restablecer el equilibrio en su microbiota- especialmente cuando toma antibióticos.

Conexión entre la Alimentación, las Bacterias y el Peso

El desequilibrio bacteriano en su intestino puede empeorar gracias a los alimentos procesados y a los alimentos que han sido pasteurizados o esterilizados. Otros factores que afectan la flora intestinal incluyen el lugar en dónde vive, su edad, su nivel de estrés y cualquier problema de salud que pueda tener. Al igual que los alimentos procesados, el azúcar también promueve el crecimiento de hongos y levaduras causantes de enfermedades.

Los síntomas del crecimiento excesivo de levadura (cándida) incluyen fatiga, depresión, irritabilidad, dolores de cabeza, problemas de concentración, debilidad muscular, infecciones vaginales y del tracto urinario, pie de atleta, tiña inguinal, ardor estomacal persistente, indigestión, estreñimiento, hinchazón en las articulaciones, congestión nasal y dolor de garganta.1

En caso de que aún no tenga la razón suficiente para re-evaluar su consumo de azúcar y fructosa, aquí otro giro en la conexión entre el azúcar y la obesidad: los investigadores han descubierto una diferencia en las bacterias intestinales entre las personas con sobre peso y las personas de peso normal.2

En las personas obesas, se encuentra en mayor abundancia una cepa bacteriana conocida como firmicutes, en comparación con las personas delgadas. Las personas con peso normal, tienen mayor abundancia de la cepa bacteroidetes.

La bacteria firmicutes parece ser mucho mejor que la cepa bacteroidetes en cuanto a la conversión de calorías de los azucares complejos en grasa. A medida que las personas con sobrepeso comienzan a bajar de peso, el equilibrio entre las bacterias cambia y las firmicutes dejan de predominar, haciendo que ahora los predominantes sean las bacteroidetes. La investigación publicada el año pasado descubrió que hasta un 20 por ciento de la pérdida de peso sustancial lograda por el bypass gástrico, una popular cirugía para bajar de peso, en realidad se debe al cambio en el equilibrio de las bacterias en su tracto digestivo.3

Las Bacterias Pueden Afectar Su Antojo por los Alimentos y el Éxito en la Pérdida de Peso

De acuerdo con el estudio más reciente, una cepa de bacterias amigables llamada Lactobacillus Rhamnosus también parece ser bastante útil para la pérdida de peso en mujeres.4 Como lo informó el artículo presentado:

“La prueba clínica controlada se creó para que las primeras 12 semanas las mujeres fueran guiadas para comer menos alimentos y a algunas de ellas también se les dio Lactobacillus Rhamnosus. Después de 12 semanas la cantidad de peso que habían perdido fue mucho mayor en el grupo de mujeres que había recibido el suplemento benéfico para la flora intestinal.

Durante las siguientes 12 semanas se implementaron restricciones en la alimentación y la flora benéfica continuó. Las mujeres que no tomaron Lactobacillus Rhamnosus habían subido de peso, mientras que el grupo de mujeres con una buena flora intestinal continuó bajando de peso. El beneficio de la pérdida de peso está relacionado con el perfil bacteriano del tracto digestivo. Este es el más reciente estudio en demostrar que el equilibrio de poder en el tracto digestivo es una variable metabólica de suma importancia y no debe de ser ignorado, ya que debe formar parte de un exitoso plan para bajar de peso a largo plazo.”

Lo que se refiere a control de peso, una hipótesis afirma que su bacteria intestinal en realidad podría controlar su apetito. Una investigación5 reciente sugiere que existe un proceso positivo de retroalimentación entre los alimentos que se le antojan y la composición de la microbiota en su intestino, que depende de esos nutrientes para su supervivencia. Los microbios que sobreviven del azúcar, por ejemplo, pueden mandarle una señal a su cerebro diciéndole que coma más dulces.

Otros estudios6, 7 han demostrado que ciertas bacterias encontradas en su intestino pueden producir resistencia a la insulina y aumento de peso al activar la  inflamación crónica de bajo grado en su cuerpo. Tres de estos culpables son:

  • Enterobacter8 que produce endotoxinas
  • Staphylococcus aureus9 (una cepa bacteriana resistente a los antibióticos)
  • El adenovirus humano-36 (una de las causas de las infecciones respiratorias y conjuntivitis)

Sin embargo, otro estudio reciente reveló que una prueba de aliento de los gases emitidos por las bacterias intestinales en realidad podría ser capaz de predecir su probabilidad de volverse obeso. El estudio encontró que las personas con altos niveles de hidrogeno y metano en su aliento son más propensos a tener un alto índice de masa corporal  (IMC) y proporción de grasa corporal.10 Esto, según los investigadores, podría ser debido a que las bacterias intestinales relacionadas influyen en la capacidad del cuerpo para extraer calorías de los alimentos, causando un aumento de peso.

El Tipo de Alimentación, No las Fronteras, Determina su Bacteria Intestinal

Es importante entender que aunque sus microbios intestinales podrían tener una gran influencia en sus procesos corporales, es USTED quien tiene el control de su microflora intestinal- por medio de los alimentos que consume. Science News11 recientemente publicó un artículo sobre cómo el tipo de alimentación determina el equilibrio de las bacterias en las personas. Por ejemplo, a pesar de vivir en extremos opuestos de la Tierra, las personas en Malawi y el Guahibo de Venezuela tienen una composición microbiana similar, cortesía de la similitud entre su tipo de alimentación nativa.

“Los estadounidenses, por su parte, tienen un microbioma distinto, con una diversidad 25 por ciento menor que la de los indígenas venezolanos,” según el artículo.

Una de las diferencias principales entre los dos tipos de alimentación es el consumo de carne. Las alimentaciones en Malawi y en Guahibo son ricas en maíz y yuca, con consumo de carne ocasional. Los estadounidenses, en cambio, son más carnívoros y también comen mucho más pan, lechuga, tomates, patatas, pasta, leche y productos lácteos. La composición microbiana de los tres grupos, revela estas diferencias alimentarias. No es necesario decir que alterar su alimentación tiene un impacto directo en la comunidad microbiana que reside en su intestino- para bien o para mal. De acuerdo con Science News:12

“Un estudio más reciente encontró que los cambios en la alimentación pueden alterar la mezcla de microbios intestinales de forma notable en un solo día. Los omnívoros que optaron por una alimentación de productos de origen animal tuvieron el mayor de los cambios, algunas bacterias aumentaron y otras disminuyeron. Los microbios volvieron a sus perfiles anteriores un día o dos después de que los sujetos volvieron a su alimentación habitual…” [El énfasis es mío]

Una Mejor Entendimiento del Intestino Podría Cambiar la Medicina Moderna

Hay tres principales esfuerzos de colaboración en curso que ayudan a profundizar nuestro conocimiento sobre el microbioma humano:

  • El “International Human Microbiome Consortium”13
  • El “US National Institute of Health's Human Microbiome Project”14
  • El “American Gut Project”

Hasta el momento, el Proyecto del Microbioma Humano del NIH por sí solo, ha producido 190 trabajos científicos, junto con un portal de recursos al que los científicos pueden acceder para explorar la relación entre las bacterias intestinales humanas y las enfermedades. El American Gut Project decidió ir un paso adelante permitiendo al público estadounidense a participar.15 Toda la información recopilada de este proyecto eventualmente se hará pública. Es un proyecto extremadamente ambicioso que busca identificar los parámetros para una flora intestinal ideal y cómo la alimentación afecta esto.

Lo que es particularmente emocionante sobre el American Gut Project es el hecho que nos permitirá evaluar y comparar los efectos de un conglomerado de diversos estilos de vida. Los estudios científicos casi siempre se encargan de elegir cuidadosamente grupos de personas que son estudiados para un propósito específico, por lo general para confirmar o desacreditar una hipótesis. Por otro lado, este proyecto dejará la puerta abierta sobre los efectos en la flora intestinal de una gran variedad de estilos de vida, con personas de todas las etnias y edades.

Si podemos tener un mejor entendimiento sobre cómo la alimentación y el estilo de vida- ya sea por gusto o necesidad- afecta su composición microbiana, los médicos eventualmente podrían ser capaces de abordar con precisión los problemas de salud y enfermedades por medio de prescripciones alimentarias que se sabe alteran la población microbiana en una dirección y otra.

Alimentación y Estilo de Vida… que Sí y que No

Por supuesto que no le veo ningún sentido a esperar esas confirmaciones. Los fundamentos ya están bien establecidos e incluyen una lista bastante concisa de que hacer y qué no. Cuando se trata de la alimentación, querrá comer la mayoría de sus alimentos enteros, frescos y sin adulterar, tomarse la molestia de evitar el azúcar, así como los alimentos procesados/pasteurizados y transgénicos de todo tipo. A esto añádale una cantidad saludable de alimentos fermentados de forma tradicional y entonces estará listo para un buen comienzo.

Lo que puede hacer es consumir productos orgánicos para proteger su flora intestinal, ya que los productos químicos agrícolas dañan bastante a los microbios benéficos- tanto los del suelo en donde crecen los alimentos, como en su cuerpo. El glifosato (Roundup), utilizado en altas cantidades en los cultivos transgénicos, parece ser uno de los peores y uno de los productos químicos más utilizados en la producción de alimentos. En cuanto a los consejos generales sobre el estilo de vida, deberá evitar a los conocidos culpables que matan las bacterias benéficas, que son:

  • Antibióticos (también note que la mayoría de la carne de res por lo general proviene de ganado criado con antibióticos. Para evitar obtener una dosis baja de antibióticos por cada pedazo de carne que consume, asegúrese que su carne provenga de animales alimentados con pastura)
  • Agua clorada
  • Jabón antibacterial
  • Contaminación

Alimentos que “Dan Vida”

En contraste con los efectos de los pesticidas de los alimentos procesados y el azúcar en su estado de salud, los alimentos fermentados actúan como fertilizantes naturales, si quiere- obtener nutrientes y promover el crecimiento de bacterias saludables en su tracto digestivo. Durante  mucho tiempo, los seres humanos han utilizado los alimentos fermentados para mejorar su salud intestinal. Como un bono extra, los alimentos fermentados también son uno de los mejores quelantes y agentes de desintoxicación disponibles, lo que quiere decir que lo ayudan a deshacerse de las toxinas, incluyendo los metales pesados y pesticidas. Algunos ejemplos de alimentos fermentados saludables incluyen:

  • Chucrut, pepinillos y otros vegetales fermentados
  • Productos lácteos fermentados como el yogurt y el kéfir, hechos de lácteos crudos (sin pasteurizar)
  • Miso
  • Tempeh
  • Aceitunas

Para Que Estén “Vivos”, los Alimentos No Deben de Ser Procesados  Ni Pasteurizados

Es importante tomar en cuenta que los alimentos fermentados de forma tradicional no son los equivalentes a los alimentos comerciales, procesados y pasteurizados.16 Afortunadamente, preparar sus propios alimentos fermentados en casa es bastante fácil y muy económico. Para conocer las instrucciones, por favor échele un vistazo a mi entrevista con Caroline Barringer, una Practicante de la Terapia Nutricional (NTP)  y experta en la preparación de alimentos que nutren el intestino prescritos en el Programa del Síndrome del Intestino y Psicología (GAPS) de la Dra. Natasha Campbell-McBride.

Caroline recomienda comer alrededor de un cuarto a media taza (2 a 4oz) de vegetales fermentados o alimentos cultivados, como el yogurt, de una a tres comidas al día. Tome en cuenta que debido a que los alimentos cultivados son excelentes desintoxicantes, usted podría experimentar síntomas de desintoxicación si introduce muchos a la vez. Así que debe comenzar con porciones muy pequeñas- tan pequeñas como una cucharadita de vegetales fermentados, por ejemplo, o incluso una cucharada o dos de jugo- e ir aumentando poco a poco hasta llegar al cuarto o media taza. De esta manera su microbiota intestinal tiene la oportunidad de adaptarse.

Para una Salud Óptima, Póngale Atención a Su Intestino

Dos cosas están claras:

  • Las cantidades suficientes de bacterias benéficas son fundamentales para una buena salud. Es imposible tener una salud óptima si el equilibrio de sus bacterias intestinales está fuera de control.
  • Su estilo de vida- su alimentación, medicamentos, productos de limpieza antibacteriales y otros factores que están fuera de su control- trabajan en conjunto para comprometer el número de bacterias benéficas en su sistema digestivo.

Mantener un buen equilibrio de sus bacterias intestinales por medio de la alimentación es una de las cosas más importantes que puede hacer para aumentar sus probabilidades de mantenerse sano y vital para toda la vida. Recuerde, una alimentación que refuerza el intestino está basada en alimentos enteros, sin procesar y sin endulzar, junto con el consumo de alimentos fermentados o cultivados de forma tradicional. Y, aunque no suelo recomendar el consumo de suplementos (ya que creo que la mayoría de los nutrientes necesitan provenir de los alimentos), los probióticos son la excepción, en caso de que a usted no le guste comer alimentos fermentados de forma regular.

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico