Hide this
Riesgos del Celular

Story at-a-glance +

  • Los investigadores informan que el uso frecuente de teléfonos celulares parece estar relacionado con un bajo rendimiento académico, ansiedad e infelicidad en los estudiantes universitarios
  • Los niveles de uso de teléfonos celulares estuvieron vinculados a ambas puntuaciones GPA y a los niveles de ansiedad de una manera dependiente a la "dosis". Cuanto mayor es el uso de teléfonos celulares de un estudiante, menor es el rendimiento académico y mayor es su nivel de ansiedad
  • En 2011, la Agencia/Organización Mundial para la Investigación sobre el Cáncer clasificó a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como "posiblemente carcinógenos para los seres humanos" (Clase 2B)
  • Desde entonces, investigación adicional ha reforzado aún más la evidencia de un posible vínculo entre el cáncer y los campos de radiofrecuencia—demostrando tanto la iniciación como la promoción de la carcinogénesis y algunos expertos creen que los campos de radiofrecuencia podrían explicar una clasificación 2A o un “probable carcinógeno”
  • Los científicos también han encontrado que las microondas transmitidas por los teléfonos móviles y otros dispositivos inalámbricos pueden dañar las células de la sangre, causar daño a las células nerviosas y el ADN, desencadenar la enfermedad de Alzheimer, menor producción de la densidad ósea, y más
 

El Uso de Teléfonos Celulares Esta Relacionado con un Bajo Rendimiento Académico, Ansiedad y Algo Mucho Peor…

January 06, 2014 | 21,988 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

By Dr. Mercola

Mucha investigación plantea cuestiones tremendamente importantes acerca de la seguridad a largo plazo por el uso exagerado de las frecuencias electromagnéticas. Como resultado, al menos una docena de países de todo el mundo han comenzado a adoptar un enfoque preventivo sobre el uso de teléfonos celulares y otras tecnologías inalámbricas.

Por ejemplo, hace dos años, un Comité de Ministros del Consejo de Europa llegó a la conclusión de que "era necesaria una acción inmediata para proteger a los niños", después de examinar las pruebas.1 Las autoridades rusas han emitido la recomendación de que todos los niños menores de 18 años deben evitar el uso de teléfonos celulares por completo. Y el Reino Unido, Israel, Alemania, India y Finlandia también instan a los ciudadanos a minimizar el uso de teléfonos celulares en sus hijos.

Más recientemente, Bélgica adoptó nuevas regulaciones2 de teléfonos celulares que prohíben la venta de teléfonos móviles diseñados para, y dirigidos a los niños menores de siete años.3 El ordenamiento se hará efectivo en marzo de 2014. También requerirán que los minoristas y los comerciantes de Internet revelen la tasa de absorción específica (SAR) de los teléfonos que venden, y deben exhibir carteles con recomendaciones para el uso seguro del teléfono celular.

Calificando la nueva normativa, las autoridades dijeron, "Pero no es la intención de utilizarlo durante horas en una sola llamada: La forma en que usted usa su teléfono móvil también determina su exposición"

Aunque estas medidas no son suficientes para garantizar la seguridad, por lo menos son un paso en la dirección correcta. Creo firmemente que las ramificaciones de nuestras tecnologías modernas deben evaluarse adecuadamente antes de que lleguen al mercado- ¡lo más pronto posible! Pruebas vigiladas antes de su comercialización y después de haber sido vendidos deben ser la norma para cualquier tecnología con consecuencias biológicas.

¿Quién es Responsable de la Seguridad?

Por desgracia, en los Estados Unidos, tanto la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) han optado por ignorar la evidencia de riesgos para la salud asociados con los teléfonos celulares. Como señaló el Grupo de Trabajo Ambiental en una reciente guía4 sobre un uso más seguro del teléfono celular:

"La FCC adoptó normas de radiación desarrolladas hace 17 años por la industria de la telefonía celular. Estas normas, todavía en uso, permiten que la radiación llegue 20 veces más a su cabeza que al resto del cuerpo. Ellos no mencionan los riesgos en los niños”.

Camilla Rees, MBA de ElectromagneticHealth.org dice que también es necesaria una aclaración sobre dónde exactamente reside la responsabilidad y rendición de cuentas en esta materia entre la FCC y la FDA:

"Si la FCC dice que reside en la experiencia de seguridad de la FDA, y afirma que consideró las opiniones de la FDA al establecer sus normas de seguridad, pero la FDA oficialmente no revisa la seguridad de los productos que emiten radiación al consumidor como los teléfonos móviles y PDAs antes de que puedan venderse, como lo hacen con los nuevos medicamentos o dispositivos médicos, entonces ¿Quién realmente es responsable de garantizar la seguridad?

Esto es lo que ella pregunto sobre el tema:

En primer lugar, ¿Por qué la FCC, una comisión encargada de regular las comisiones de comunicaciones interestatales e internacionales, no una agencia de salud, tiene la autoridad para determinar la seguridad y establecer las pautas de seguridad, tales como el límite de SAR para teléfonos celulares? ¿En base a que  la FCC asume esta responsabilidad?

Actualmente Una Agencia Sin Autoridad para Regular Examina los Efectos Biológicos...

Si el valor de SAR es una medida del poder o de los efectos de calentamiento de un teléfono, y es una medida física no relacionada con la biología, ¿Qué agencia reguladora está examinando los efectos biológicos? Esto incluiría los efectos biológicos de todas las formas de radiación que se emiten por un teléfono celular, incluyendo

  • Los efectos por calentamiento (que la SAR intenta reflejar)
  • Efectos de no calentamiento de las frecuencias y la modulación, y
  • Baja frecuencia (ELF) campos emitidos por los dispositivos.

¿Se ha perdido convenientemente la responsabilidad y la rendición de cuentas sobre el tema? Lo mismo puede estar sucediendo entre los esfuerzos de la industria del tabaco que oculta la verdad sobre los efectos de salud por el consumo de tabaco y la negación de daños de la industria de teléfonos inalámbricos sin pruebas de seguridad--a pesar de que una gran cantidad de científicos muestran evidencia de daño

El Uso Frecuente del Teléfono Celular Promueve Ansiedad y Bajo Rendimiento Académico

En un estudio reciente, los investigadores del College of Education, Health and Human Services de la Universidad Estatal de Kent en Ohio informaron que el uso frecuente de teléfono celular parece estar asociado con el bajo rendimiento académico, ansiedad e infelicidad en los estudiantes universitarios. Según lo informado por el Medical News Today:5

"No censuro el uso de teléfonos inteligentes en los estudiantes universitarios de hoy en día, lo que les permite mantenerse en contacto con familiares y amigos y permitiéndoles navegar en Internet, los investigadores sugieren que es preferible tener en cuenta los daños potenciales que pueden suponer."

El estudio, publicado en la revista Computers in Human Behavior6 encuestó a más de 500 estudiantes universitarios para evaluar su uso del teléfono celular y posteriormente comparar los resultados con sus calificaciones y con las pruebas de ansiedad y satisfacción con la vida. Los niveles de uso de teléfonos celulares fueron vinculados tanto a las calificaciones GPA como con los niveles de ansiedad en una forma dependiente a la "dosis". Cuanto mayor fue el uso del teléfono celular de un estudiante, menores fueron sus calificaciones y mayores fueron sus niveles de ansiedad.

Si bien se podría argumentar que tal vez las personas que están más ansiosos tienden a pasar más tiempo en sus teléfonos inteligentes, o que juegan demasiado tiempo con sus teléfonos, tendrán un efecto adverso más o menos evidente en su desempeño académico, los autores instan a los estudiantes a considerar el impacto que puede causar el uso del teléfono celular en sus calificaciones, salud mental y bienestar.

Esto incluye los efectos negativos sobre los niveles de actividad. A principios de este año, los investigadores de la misma universidad encontraron que un mayor uso de teléfonos celulares estuvo vinculado con una reducción de actividad física y condición física.7 Aparentemente, la portabilidad no significa que las personas lo utilicen mientras están realizando alguna actividad física... Según los autores, "los resultados sugieren que el uso del teléfono celular puede ser capaz de medir el riesgo a una multitud de problemas de salud relacionados con un estilo de vida inactivo"

¿Podrían Causar Cáncer los Teléfonos Celulares?

Dado que estamos muy retrasados en comparación con muchos otros países, las autoridades locales de toda la nación estadounidense están comenzando a prestar más atención a estas cuestiones. Por ejemplo, en noviembre de 2012, la ciudad de Pembroke Pines, Florida aprobó una resolución para advertir a sus habitantes sobre el posible riesgo de cáncer relacionado con la radiación del teléfono celular. Según ha informado WCSH68 en ese momento:

"La decisión, que se cree que es la primera de su tipo en el estado, sugiere a los residentes mantener sus teléfonos celulares por lo menos una pulgada de distancia de su cuerpo, usar un auricular o el altavoz y enviar mensajes de texto o correo electrónico... La decisión fue aprobada después de que el residente Jimmy González comentó a la comisión sobre su roce con el cáncer, lo que él considera que fue causado por su teléfono celular.

A González le removieron un tumor canceroso encima de su oreja izquierda en agosto de 2011, un año después de que le removieron otro tumor en la mano izquierda. González, es un abogado que solía usar su celular durante varias horas al día, ahora está libre de cáncer. Gonzalez dijo; no tengo un estudio científico que indique al 100%  que esto fue debido al uso del teléfono celular pero no puedo pensar en otra cosa que pueda explicar esto."

Creo que tales preocupaciones son válidas. Si bien el periodista de esta historia no mencionó ninguna de las pruebas que apoyan la sospecha de González, bastante investigación de hecho sugiere que existe dicho vínculo. Por ejemplo, una revisión de 11 estudios epidemiológicos a largo plazo publicado en la revista Surgical Neurology9 por principales cirujanos y científicos internacionales del cerebro, reveló que el uso de un teléfono celular durante 10 años o más, duplica aproximadamente el riesgo de ser diagnosticado con un tumor cerebral en el mismo lado de la cabeza donde utiliza normalmente el teléfono celular.

El profesor Mild, investigador principal de ese estudio particular, advirtió que el peligro puede ser incluso mayor que lo que encontraron, dado que los cánceres necesitan un mínimo de 10 años para desarrollarse. Los niños y adolescentes están en mayor riesgo, ya que sus cráneos más delgados permiten que más radiación penetre en sus10 Lloyd Morgan, investigador principal de Environmental Health Trust, dice,

"Hay muchos estudios que tienen un riesgo significativo de cáncer de cerebro, de neuroma acústico, cáncer de la glándula parótida, y leucemia por el uso de teléfonos móviles (celular y sin cable). En su conjunto, existe una fuerte evidencia para cada uno de estos tumores. Estoy convencido de que esto causara una pandemia de tumores inducidos por teléfonos inalámbricos. Si bien hay un tiempo de latencia de aproximadamente (30 a 40 años para el cáncer de cerebro), que ya hemos presenciado un doble riesgo de glioblastoma en Australia, Dinamarca, y los Estados Unidos en los 10 años anteriores.

"Asumiendo que el uso de dispositivos inalámbricos a largo plazo afecta al 10% de los usuarios con uno o más de estos tipos de cáncer (cifra similar a la de los fumadores a largo plazo y el cáncer de pulmón). Esto significaría que un mínimo de 10% de dichos usuarios serán diagnosticados con uno o más de estos tumores. Por lo tanto, posiblemente 30% de tales usuarios tendrán al menos uno de estos 4 tipos de cáncer.

"Si esto ocurre creará una calamidad nunca antes vista como la peste negra del siglo 13. Tal vez sólo será del 5% o el 1%. No importa suponer, el resultado tendrá profundas consecuencias en nuestra sociedad”.

En el programa ElectromagneticHealth.org sobre "Los Teléfonos Celulares y WiFi: los Niños, Fetos y la Fertilidad Están en Riesgo" en junio, el medico principal de la salud pública de NY, el Dr. David Carpenter, MD, dijo: "La evidencia más fuerte de los efectos por EMF es la ciencia que muestra la conexión entre el uso de teléfonos celulares y el cáncer cerebral. Las tasas de cáncer de cerebro se duplican en las personas que han utilizado sus teléfonos celulares durante 10 años o más, desarrollándose en el lado de la cabeza donde lo utilizan, y los riesgos son 5 veces más en los niños que utilizan los teléfonos celulares a la edad de 20 años en comparación con las personas mayores de la edad de 50”.

Los Campos de Radiofrecuencia son Actualmente Clasificados Como "Posiblemente Carcinógenos"

Más importante aún-y no puedo entender cómo el canal de noticias WCSH6 omitió esto—en mayo de 2011.11 la Organización Mundial de la Salud (OMS)/Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) clasificaron a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia como "posiblemente carcinógenos para los seres humanos" (Clase 2B). La clasificación - que también abarca el plomo y el cloroformo - surgió en respuesta a las investigaciones que muestran que los teléfonos celulares aumentan el riesgo de cáncer cerebral. De acuerdo con el comunicado de prensa:12

"El Dr. Jonathan Samet (University of Southern California, de Estados Unidos), Presidente del Grupo de Trabajo, indicó que "la evidencia, que continua acumulándose, es lo suficientemente fuerte como para apoyar una conclusión y la clasificación 2B. La conclusión significa que podría haber algún riesgo, y por lo tanto tenemos que mantener una estrecha vigilancia de un posible vínculo entre los teléfonos celulares y el riesgo de cáncer”.

"Teniendo en cuenta las posibles consecuencias para la salud pública de esta clasificación y estos resultados", dijo el director de la IARC, Christopher Wild, "es importante que se realice investigación adicional a largo plazo sobre el uso intensivo de teléfonos móviles. Previo de la disponibilidad de dicha información, es importante tomar medidas pragmáticas para reducir la exposición, tales como dispositivos manos-libres o mensajes de texto".

Desde entonces, la investigación adicional ha reforzado aún más la relación entre los campos de radiofrecuencia (RF) y el cáncer. Según el Dr. Anthony Miller, quien fue parte del comité IARC, la evidencia acumulada es lo suficientemente fuerte como para sugerir que los campos de RF en realidad deberían ser clasificados como 2A ​​o "probables carcinógenos".

Un estudio publicado en septiembre de 2013, "Estudio de casos y controles o estudio caso-control  de la asociación entre los tumores cerebrales malignos diagnosticados entre 2007 y 2009, y el uso del teléfono móvil e inalámbricos" de Hardell y colaboradores también confirmó informes anteriores que muestran una asociación entre los teléfonos celulares y los tumores cerebrales malignos, lo que sugiere que la radiofrecuencia de los teléfonos celulares puede desempeñar un papel tanto en la iniciación como en la promoción del cáncer.

Y otro estudio por Hardell y colaboradores, publicado en diciembre de 2013, que utilizó los criterios de Bradford Hill para establecer la causalidad en los usuarios de teléfonos celulares a  largo plazo, mostró que la evidencia disponible sugiere que la exposición a RF-EMF de los teléfonos móviles (e inalámbricos) debe considerarse como carcinógeno para los humanos clase IARC 1. Alasdair Philips de Powerwatch (UK) dice: "Se cumplió con los criterios de fuerza, coherencia, especificidad, temporalidad, y gradiente biológico para la evidencia de un mayor riesgo de glioma y de neuroma acústico."

Para saber más, le recomiendo escuchar Media Teleclass on Cellphones and Brain Tumors moderada por Camilla Rees, MBA de www.ElectromagneticHealth.org. Busque información de expertos independientes de la industria de las telecomunicaciones y que estén relacionados con la ciencia. El programa teleclase destaca a Devra Davis, PhD, MPH, David Carpenter, MD, Lloyd Morgan, BS y Joel Moskowitz, PhD.

Otros Peligros para la Salud Relacionados con Uso del Teléfonos Celulares

Expertos en el área sobre los efectos biológicos de las frecuencias electromagnéticas (EMF) y tecnologías inalámbricas creen que no hay prácticamente ninguna duda de que los teléfonos celulares y dispositivos afines sean capaces de causar no sólo  cáncer, sino que contribuyan a una amplia variedad de otras condiciones, desde depresión, diabetes hasta irregularidades cardíacas y problemas de fertilidad. Por ejemplo, la Agencia Francesa para la Alimentación, Medio Ambiente, Seguridad y Salud Laboral13 (ANSES por sus siglas en inglés) publicó recientemente un informe y evaluación del riesgo de las radiofrecuencias realizado por expertos, vinculando el uso de celulares con:

  • Trastornos del sueño
  • Infertilidad masculina
  • Problemas cognitivos
  • Tumores Cerebrales

En su revisión de 2 años de la ciencia de RF (10/15/13), en el que advierten al público reducir la exposición a la radiación del teléfono móvil, dijeron:

"... En un contexto de rápido desarrollo de tecnologías y prácticas, ANSES recomienda a la población limitar la exposición de radiofrecuencias - en particular de los teléfonos móviles - especialmente en los niños y los usuarios intensivos, y controlar la exposición total que proviene de las torres de telecomunicaciones móviles.

En cuanto a los dispositivos inalámbricos, ANSES dice:

  • Para usuarios intensivos de teléfonos móviles adultos (en modo hablar): utilicen dispositivos de manos libres y, más en general, a todos los usuarios, compren teléfonos con valores más bajos de SAR
  • Que todos los dispositivos comunes que emiten campos electromagnéticos que se utilizan cerca del cuerpo (teléfonos DECT, computadoras tablet, monitores de bebés, etc.) muestren el nivel máximo de exposición generada (SAR, por ejemplo), como ya es el caso en los teléfonos móviles.

En cuanto a los campos ambientales, ANSES ha recomendado:

  • Reducir la exposición de los niños al enseñarles limitar el uso moderado de los teléfonos móviles
  • Seguir mejorando la caracterización de la exposición en las personas tanto en el interior como en el exterior mediante el uso de campañas de medición
  • Que nuevas infraestructuras de redes de telefonía móvil se sometan a estudios previos en relación con la caracterización de exposiciones
  • Estudiar las consecuencias por aumentar el número de antenas de retransmisión con el fin de reducir los niveles de exposición ambiental
  • Documentar instalaciones existentes que causan la mayor exposición al público e investigar la manera de reducir estas exposiciones por medios técnicos

Un estudio14 de 2008 vinculo el uso del celular a un mayor riesgo del 80 por ciento de problemas emocionales e hiperactividad en los niños. Los científicos también han encontrado que las microondas transmitidas por los teléfonos celulares y otros dispositivos inalámbricos pueden:

Dañar sus células sanguíneas Dañar los ojos
Dañar su ADN Contribuir a tumores de las glándulas salivales
Causar daño15 a las células del nervio Causar disminución de la densidad ósea en la región pélvica
Posiblemente acelerar y contribuir a la aparición del autismo Conducir a la hipersensibilidad electromagnética
Disparar la enfermedad de Alzheimer Afectar el ritmo cardíaco y la presión arterial

 

¿Cómo puede ser esto posible? En pocas palabras, los seres humanos se ven influenciados por todo tipo de campos electromagnéticos. La energía, las frecuencias, los sonidos y las vibraciones están a nuestro alrededor, aunque no los pueda escuchar, verlos o percibirlos de alguna manera, y pueden tener un profundo impacto en su salud. Los sonidos de la naturaleza pueden ser profundamente curativos. Pero hoy en día, esas frecuencias y ritmos naturales están siendo eliminados por transmisiones y emisiones inalámbricas totalmente antinaturales. Michael Gilbert, un líder en Nueva York profesional de la salud integral, explica, desde una perspectiva del sistema nervioso, porque la energía de los dispositivos inalámbricos es perjudicial, cómo podemos trabajar activamente con nuestro sistema nervioso para modular esta energía antinatural, y por qué una modificación en nuestras vidas es esencial en una era inalámbrica.

El Espectro de Frecuencias a su Alrededor

Dr. Martin Blank, PhD, un investigador experimentado sobre los efectos celulares y moleculares de los campos electromagnéticos en la Universidad de Columbia - dio un discurso informativo en el que explica cómo los campos electromagnéticos afectan a su ADN. Su explicación aclaró las implicaciones verdaderamente profundas de nuestra situación actual. Al observar un gráfico de un espectro de frecuencias, descubrirá que los teléfonos celulares funcionan en el centro del espectro, en la sección de microondas del rango de radiofrecuencia. Debajo del espectro están las frecuencias de radio de la radio y la televisión, y en la parte inferior del espectro encontrara frecuencias extremadamente bajas conocidas como ELF, que incluyen campos de cableado eléctrico y electrodomésticos, por ejemplo. Todas estas frecuencias están dentro del rango de las radiaciones no ionizantes.

Por encima de eso hay  infrarrojos y frecuencias en el rango de ionización, que incluye rayos ultravioleta (UV), rayos X, rayos gamma y radiación cósmica. Algunas de estas frecuencias existen en la naturaleza, mientras que otras son hechas por el hombre.

Una de las muchas razones por las que tenemos que investigar a fondo las repercusiones biológicas de la difusión de una serie de estas frecuencias es que las tecnologías siguen aumentando, lo que cual utiliza más frecuencias. La razón de esto se debe a que entre mayor sea la frecuencia, más información puede transmitir, pero también, en algunos casos, es más biológicamente activo.

Es bastante claro que la radiación ionizante produce daños significativos en su cuerpo, pero los científicos se equivocan cuando afirman que no se puede obtener cualquier tipo de reacción biológica, siempre y cuando permanezca dentro del rango no ionizante de las frecuencias ya que la radiación no es lo suficientemente caliente para calentar los tejidos. La afirmación ha sido que la radiación no ionizante no puede causar daño, porque no hay suficiente energía en este rango para golpear un electrón sobre un átomo.

Es cierto que hay una cantidad insuficiente de energía para desprender un electrón, dice el Dr. Blank.

Uno de los temas principales sobre el uso de SAR, una medida de energía, como una medida de seguridad. SAR no es otra cosa que una medida de seguridad, y existen muchos otros riesgos, además del calentamiento, e incluso la forma en que se usa el teléfono puede afectar a la exposición de SAR. Sin embargo, incluso los medios para medir SAR, o el calentamiento, son inadecuados y engañosos, como se ha demostrado por el científico David Gultekin PhD., del Memorial Sloan-Kettering, en un estudio publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias.

Gultekin, utilizando imágenes de resonancia magnética nuclear (NMR por sus siglas en ingles), mostró que los efectos sobre el tejido cerebral no son uniformes, sino que hay puntos calientes en el tejido cerebral, donde la temperatura puede aumentar hasta 5 grados C en unos 12 minutos.

Es importante destacar, dice Gultekin; "El volumen de la zona caliente generada por la radiación del teléfono celular absorbida depende del nivel de potencia de la antena y el tiempo de irradiación". Por lo tanto, la base misma de la determinación de los niveles de SAR es "segura", desde el punto de vista térmico, no puede, como resultado, ser seguro en absoluto.

Esta investigación se llevó a cabo en el tejido cerebral de los animales. Se espera que los estudios realizados en Humanos demuestren la insuficiencia de los medios actuales de medición de SAR para evaluar los efectos y la seguridad termal.

Por favor, recuerde, también, que existen importantes y nuevos riesgos por portar dispositivos inalámbricos. Estos incluyen gafas, como las gafas de Google, relojes inteligentes, podómetros inalámbricos, etc. Esta categoría, de acuerdo con analistas de Wall Street, prevé un crecimiento de $2-3 mil millones hoy a $50 mil millones en 2-3 años. A diferencia de un teléfono celular sobre la cabeza, por ejemplo, la radiación que afecta al ojo no cuenta con un cráneo para protegerlo ni siquiera de una pequeña parte de la radiación inalámbrica, y tanto la radiación como los niveles de calentamiento pueden ser sustanciales.

Pasos que Puede Tomar para Protegerse Usted y su Familia

Al final, toda la evidencia apunta al hecho de que nuestros estándares de seguridad actuales son completamente inadecuados. Nuestras tecnologías inalámbricas en rápida expansión deben ser evaluadas de forma adecuada, en primer lugar, el principio ALARA (“As Low As Reasonably Achievable”) debe invocarse en el desarrollo de tecnologías de RF, y el Principio de Precaución debe ser invocado.

Proteger al público de la exposición a un peligro como una cuestión de responsabilidad social, cuando la investigación científica ha encontrado posibles riesgos. Aunque no se puede evitar por completo la radiación en el mundo inalámbrico de hoy en día, si usted está dispuesto a renunciar a su teléfono celular, usted puede eliminar virtualmente ese peligro, por lo menos. Si usted no está preparado para dar ese paso, entonces puede minimizar su exposición al prestar atención los siguientes consejos:

  • Los Niños Nunca Deben Usar Teléfonos Celulares: A menos que sea una emergencia de vida o muerte, los niños no deben usar un teléfono celular o un dispositivo inalámbrico de cualquier tipo. Los niños son mucho más vulnerables a la radiación del teléfono celular que los adultos, debido a que sus huesos craneales son más delgados.
  • Reduzca el Uso del Teléfono Celular: Apague su teléfono celular más a menudo. Resérvelo para las emergencias o asuntos importantes. Su teléfono celular emite radiación de forma intermitente, siempre y cuando su teléfono celular este encendido, incluso sin que esté realizando una llamada.
  • Utilice un Teléfono Fijo en Casa y en el Trabajo: Aunque cada vez más personas se están cambiando al uso de teléfonos celulares como su contacto telefónico exclusivo, es una tendencia peligrosa y puede optar por no participar en esta locura.
  • Reduzca o Elimine el Uso de Otros Dispositivos Inalámbricos: sería una buena decisión reducir su uso de estos dispositivos. Al igual que con los teléfonos celulares, es importante preguntarse si en realidad necesita utilizarlos y estar en alerta de adicción.
  • Si tiene que utilizar un teléfono portátil de casa, utilice el tipo antiguo que funciona a 900 MHz. Ellos no son más seguros durante las llamadas, pero por lo menos muchos de ellos no emiten constantemente, incluso cuando se está realizando una llamada. Tenga en cuenta que la única forma de estar verdaderamente seguro de saber si existe una exposición de su teléfono inalámbrico es mediante un medidor de contaminación electromagnética, y debe ser uno que aumente la frecuencia de su teléfono portátil (los medidores antiguos no son de gran ayuda) . Vea los metros en emfsafetystore.com.16 Es casi seguro que su teléfono celular es un peligro si la tecnología es DECT, o tecnología inalámbrica mejorada digitalmente.

  • Utilice su Teléfono Celular Sólo Donde la Recepción Sea Buena: Entre más débil es la recepción, más electricidad usa su teléfono para transmitir, entre más radiación emita, más profundamente penetraran las ondas de radio en su cuerpo. Lo ideal sería que sólo utilizara su teléfono cuando tenga completa recepción (con todas las barras). También intente evitar portar su teléfono en el cuerpo ya que prácticamente maximiza cualquier exposición potencial. Lo ideal sería que lo portara en una funda o bolso.
  • No Asuma que Un Teléfono Celular es Más Seguro que Otro. No hay tal cosa como un celular "seguro", y la clasificación por SAR está engañando a las personas haciéndoles creer que algunos teléfonos son seguros.
  • Mantenga su Teléfono Celular Lejos de su Cuerpo Cuando Este Activado: El lugar más peligroso para portar su celular, en términos de exposición a la radiación, se encuentra dentro de unos quince centímetros de la antena emisora. Usted no quiere que ninguna parte de su cuerpo este cerca de esa área.
  • Use Auriculares Más Seguros: los auriculares con cable sin duda permitirán mantener el teléfono celular más lejos de su cuerpo. Sin embargo, si un auricular con cable no está blindado-- y algunos de ellos no lo están - el propio alambre actúa como una antena que atrae la información ambiental que lleva las ondas de radio y transmite la radiación directamente a su cerebro.
  • Asegúrese de que el cable que se utiliza para transmitir la señal a la oreja este blindado. El mejor tipo de auricular que puede utilizar es un cable blindado de combinación y auricular tubo de aire. Estos operan como un estetoscopio, transmitiendo la información a su cabeza como una onda de sonido real, aunque hay cables que todavía deben ser blindados, no hay un cable que llegue hasta su cabeza.

  • Respetar a las Demás Personas que Son Más Sensibles: Algunas personas que se han vuelto sensibles pueden sentir los efectos de los teléfonos celulares, iPads y otros dispositivos en la misma habitación, incluso cuando está encendido pero no lo utiliza. Si usted está en una reunión, en el transporte público, en una sala de audiencias o en otros lugares públicos, tales como la oficina de un médico, mantenga su teléfono celular apagado en consideración a los efectos de radiación de "segunda mano". Los niños también son más vulnerables, así que por favor evite utilizar el teléfono celular cerca de los niños.

Thank you! Your purchases help us support these charities and organizations.

Food Democracy Now
Mercury Free Dentistry
Fluoride Action Network
National Vaccine Information Center
Institute for Responsible Technology
Organic Consumers Association
Center for Nutrtion Advocacy
Cornucopia Institute
Vitamin D Council
GrassrootsHealth - Vitamin D*action
Alliance for Natural Health USA
American Holistic Veterinary Medical Foundation
The Rabies Challenge Fund
Cropped Catis Mexico