Hide this
Microbiota

Story at-a-glance +

Previous Article Next Article
 

Su Microbiota - Un Órgano Olvidado

December 23, 2013 | 10,538 views
| Available in EspañolDisponible en Español
Share This Article Share

By Dr. Mercola

Los investigadores están comenzando a reconocer a su microbiota intestinal como uno de los “órganos”1 menospreciados. Podría ser incluso más apropiado ver su cuerpo como un “súper organismo” compuesto de microorganismos simbióticos.

De cualquier manera, no se puede negar la poderosa influencia que tienen estos microorganismos tanto en su salud física como mental. Esta es una gran noticia, dado a que esto lo coloca a usted en otra posición de poder sobre su salud y bienestar. Como lo reportó recientemente el Institute of Science in Society:2

“El rápido progreso en el estudio de la microbiota humana está revelando que los humanos no son seres autónomos e individuales, sino que están llenos de súper-organismos sumamente complejos que nos confunden en la distinción entre dónde terminamos “nosotros” y comienzan “ellos”.

La microbiota humana consiste en un estimado de 100 trillones de células, al menos 10 veces el número de células humanas y nuevas investigaciones están revelando cómo esta relación simbiótica determina la salud humana y las enfermedades.”

Investigaciones recientes sugieren que muchas personas podrían ser deficientes de bacterias intestinales benéficas, por lo que es muy importante considerar esto si usted no se está sintiendo en buena forma tanto física como psicológicamente.

En el estudio3, 4 en cuestión, se encontró que un cuarto de los participantes tuvo 40 por ciento menos bacterias intestinales que el promedio necesario para tener una buena salud. Los participantes obesos tuvieron el mayor riesgo.

Su Cuerpo Visto como un “Súper Organismo” Simbiótico

Los trillones de bacterias que cohabitan dentro de usted no se limitan a su tracto intestinal. También colonizan su piel- tanto las capas superiores como las inferiores- su boca, saliva y mucho más.

Por ejemplo, se han encontrado seis tribus diferentes de bacterias benéficas que residen en el interior del codo, en donde hidratan su piel mediante el procesamiento de las grasas crudas.

Las bacterias en su intestino podrían ser consideradas entre las más importantes, debido a su amplia variedad y cascada de efectos sobre la salud. Por ejemplo, es bien sabido que alterar el balance de las bacterias en su tracto digestivo puede dañar su sistema inmunológico.

Y una vez que su sistema inmunológico se ve alterado, su cuerpo se vuelve mucho más vulnerable a todo tipo de invasores ajenos a él, inflamación y enfermedades.

Incluso el National Institutes of Health cita investigaciones que demuestran que “las variaciones en la composición de las comunidades microbianas podría contribuir con los problemas de salud crónicos, incluyendo diabetes, asma, obesidad y trastornos digestivos.”

Las Bacterias Influyen en lo Que les Pasa a los Nutrientes y Medicamentos Una Vez que se Encuentran Dentro de Su Cuerpo

También se ha descubierto que las bacterias intestinales influyen en el procesamiento y la utilización de los nutrientes alimenticios5, 6 lo ayudan a protegerse contra las enfermedades transmitidas por los alimentos7 y pueden tener un impacto en la eficacia de los medicamentos. Por ejemplo, investigaciones recientes afirman que los medicamentos de quimioterapia necesitan de ciertas baterías intestinales con el fin de funcionar correctamente. Como lo reportó Science News:8

“Los pacientes con cáncer podrían cargarse de poderosas armas contra los tumores en sus intestinos. Dos estudios independientes indican que las bacterias intestinales ayudan a los medicamentos de quimioterapia en su lucha contra los tumores.

…En experimentos realizados en ratones, los antibióticos obstaculizaron la capacidad de combatir el linfoma y los tumores9 de piel y colon de dos tipos de tratamientos anticáncer… Otro estudio10 …demostró que los medicamentos de quimioterapia llamados ciclofosfamida hacen que las baterías en su intestino se muevan hacia el sistema linfático. Una vez allí, las bacterias desencadenan la producción de células inmunes que matan a las células tumorales.”

También se ha identificado que las bacterias desempeñan el papel más importante en la distribución de su grasa corporal, metabolismo y regulación de su estado de ánimo y memoria. Cada vez más investigaciones demuestran que los problemas en su intestino pueden tener un impacto directo en su salud mental, causando problemas como la ansiedad y la depresión. También pueden ayudar a educar a sus células inmunes- diciéndoles cuales son los patógenos que deben combatir y a cuales tienen que dejar en paz.

Psicobióticos - El Futuro de la Psiquiatría

Las bacterias benéficas conocidas como probióticos podrían ser la respuesta que estábamos buscando para hacerle frente al rampante aumento de los problemas de salud mental como la depresión. Un artículo reciente publicado en Popular Science11 abordó el tema sobre el surgimiento de los “psicobióticos” en la ciencia psiquiátrica, señalando:

“Los compuestos farmacológicos para el tratamiento psiquiátrico son numerosos y más del 20 por ciento de todos los estadounidenses está tomando algún tipo de medicamento psicotrópico, lo que genera un total de unos $34 billones de dólares al año.

Aunque se han hecho llamados para reducir el uso de estos químicos, principalmente debido a que muchos de ellos son inefectivos, existe una presión constante por parte del público para resolver todos sus problemas con una pastilla.

Existe una manera diferente –y menos costosa- de tratar el estrés y otros problemas psicológicos aunque hasta hace poco, nadie o muy pocas personas le habían prestado atención a esta opción. El tratamiento no involucra a un químico de forma individual más bien a una gran cantidad de ellos, que actúan para reducir la inflamación, calmar el estrés y ponerlo de mejor humor…Simplemente son conocidos como Psicobióticos.

…Un psicobiótico es una organismo vivo que, cuando es ingerido en cantidades adecuadas, produce beneficios de salud en pacientes que padecen de enfermedades psiquiátricas. Estos organismos vivos no solo están compuestos de probióticos, sino también de otra bacteria conocida por producir señales psicotrópicas como serotonina y dopamina.”

De acuerdo con un artículo publicado el pasado mes de junio en la revista Biological Psychiatry,12 los autores sugieren que los problemas de salud mentales tanto graves como crónicos, incluyendo el trastorno de estrés postraumático (TEPT), podrían eliminarse por medio del consumo de ciertos probióticos.

Dos cepas que han demostrado tener influencia calmante, en parte por reducir las hormonas del estrés son el Lactobacillus helveticus y el Bifdobacterium longum. Otros podrían tener efectos similares, aunque se necesitaría realizar más investigaciones para identificarlos.

“Como una clase de probióticos, estas bacterias son capaces de producir y suministrar sustancias neuroactivas tales como el ácido gamma-aminobutírico y serotonina, que actúa sobre el eje cerebro-intestino. Una evaluación pre-clínica realizada en roedores, sugiere que ciertos psicobióticos poseen actividad antidepresiva o ansiolítica. Los efectos podrían ser mediados a través del nervio vago, la médula espinal o los sistemas neuroendocrinos,” señala el artículo.13

Cada Vez Es Más la Comprensión de Este “Órgano Olvidado”

El Institute of Science in Society14 menciona dos principales esfuerzos de colaboración que ayudan a entender con mayor profundidad el microbioma humano: el International Human Microbiome Consortium y el US National Insitute of Health´s Human Microbiome Project (HMP). Yo agregaría un tercero, llamado The American Gut Project...  El American Gut lleva a cabo otros proyectos, incluyendo el Proyecto Human Microbiome de cinco años de duración y que tendrá su conclusión para finales de este año.

El objetivo del Proyecto Human Microbiome fue “caracterizar las comunidades microbianas encontradas en diferentes lugares del cuerpo humano y buscar correlaciones entre los cambios en el microbioma y la salud humana.” Hasta ahora, la información recolectada consta de 190 artículos científicos, además de un conjunto de fuentes a las que los científicos pueden acceder para buscar las relaciones entre las bacterias intestinales humanas y las enfermedades.

American Gut Project decidió ir un paso más adelante permitiendo que el público estadounidense participara en sus proyectos. (Yo publiqué una invitación para unirse al proyecto en diciembre del año pasado). Espero que algunos de ustedes hayan decidido unirse, tal y como yo lo hice. Si no lo hizo, aún puede inscribirse para participar en el sitio web15 Human Food Project) Toda la información recolectada de este proyecto se hará pública. Es un proyecto extremadamente ambicioso que busca identificar los parámetros para lograr tener una flora intestinal ideal y cómo es que se ve afectada por la alimentación.

Lo que es particularmente emocionante de American Gut Project es el hecho que nos permitirá realmente evaluar y comparar los efectos de una conglomeración de estilos de vida muy diversa. Los estudios científicos casi siembre se enfocan en elegir cuidadosamente grupos de personas que son estudiadas con un propósito específico, por lo general para confirmar o rechazar una hipótesis. Por otra parte, este proyecto deja la puerta abierta sobre los efectos en la flora intestinal de la gran variedad de opciones de estilo de vida, en personas de todas etnias y edades. De acuerdo con el profesor Rob Knight del Institute BioFrontierse de CU-Boulder:16

“Un aspecto clave del proyecto es entender cómo la alimentación y el estilo de vida- ya sea por elección- como los atletas y los vegetarianos- o por necesidad, incluyendo a las personas que sufren de una enfermedad autoinmune en particular o que tienen alergias, afecta la composición microbiana de las personas.”

Microbios Intestinales Relacionados con la Artritis Reumatoide

En noticias relacionadas, los investigadores han identificado tipos específicos de bacterias intestinales que se correlacionan con el desarrollo de la artritis reumatoide, una enfermedad autoinmune crónica que afecta a casi un uno por ciento de la población en Estados Unidos. Al menos dos millones de estadounidenses padecen de artritis reumatoide definitiva o clásica. La mayoría de los pacientes con artritis reumatoide tienen una discapacidad progresiva y el costo anual de esta enfermedad en los Estados Unidos es de un estimado de más de $1 billón de dólares. De acuerdo con el National Institutes of Health17 (NIH), que recientemente reveló los resultados de la investigación:

“Los resultados sugieren un papel potencial de las bacterias en esta enfermedad autoinmune. El microbioma intestinal ha sido relacionado con la artritis en estudios realizados en animales. Para ver si estos microbios también pudieran estar relacionados con la artritis reumatoide en humanos, el Dr. Dan Littman de la Facultad de Medicina del NYU dirigió un equipo de investigadores que examinaron el ADN en 114 muestras de heces tanto de persona sanas como de personas con artritis reumatoide o psoriásica.”

Los investigadores encontraron que la bacteria Prevotella copri estaba presente en el microbioma intestinal de:

  • El 75 por ciento de las personas con artritis reumatoide recién aparecida y sin tratar
  • El 12 por ciento de las personas con artritis reumatoide crónica, tratada
  • El 38 por ciento de las personas con artritis psoriásica
  • El 21 por ciento de los controles sanos

Los niveles elevados de Prevotella copri estuvieron relacionados con una disminución en los niveles de microbios diferentes conocidos por tener efectos benéficos en la salud. Curiosamente, la secuenciación del ADN reveló genes de Prevotalla únicos que se correlacionaron específicamente con la artritis reumatoide.

Un Tratamiento Novedoso para la Artritis Reumatoide

Esta no es la primera vez que un microorganismo ha sido relacionado con el desarrollo de la artritis reumatoide. El difunto Dr. Thomas McPherson Brown18 - reumatólogo certificado- escribió el libro llamado The Road Back, publicado en 1988. El libro describe un tratamiento novedoso para la artritis reumatoide basado en la teoría del Dr. Sabin de que la artritis reumatoide era causada por un micoplasma- un tipo de hongo. El Dr. Brown trabajó con el Dr. Albert Sabin en el Rockefeller Institute. Como lo explican en The Road Back Foundation:19

“Brown aisló un agente parecido a una bacteria del líquido de la articulación de una mujer artrítica y especuló que podría ser el detonante infecciosos de su enfermedad. El bicho en cuestión, fue clasificado genéricamente como una forma L, era muy pequeño para identificarlo con precisión, pero con la llegada de al microscopía electrónica se demostró que era una clase de organismo sin pared celular que los científicos llamaron micoplasma, hongo acuoso. El micoplasma es ubicuo y no es fácil deshacerse de él, pero Brown encontró que por lo general a largo plazo, puede ser controlado con dosis bajas de tetraciclina.”

Conocí el protocolo del Dr. Brown por primera vez en 1989 cuando lo vi hablando sobre ello en un episodio de 20/20 de la ABC. El enfoque pionero del Dr. Brown representa una alternativa mucho más segura y menos tóxica a muchos tratamientos convencionales que existen hoy en día. Al principio seguí el trabajo del Dr. Brown con las mínimas modificaciones a su protocolo. Desde entonces, mi aplicación del protocolo del Dr. Brown ha cambiado bastante. Creo que fui uno de los primero médicos en recomendar el cambio del uso de tetraciclina por minocina. Actualmente, la mayoría de las personas que utilizan su protocolo lo hacen con minocina.

En la década de 1990, también integré modificaciones en la alimentación al protocolo, que creo pueden acelerar la tasa de respuesta que baja de dos años a algunos meses. No puedo enfatizar lo suficiente la importancia de este aspecto del programa. Sin embargo, la duración de la terapia puede variar mucho. En casos severos, podría tomarles a los pacientes hasta 30 meses para ver las mejorías. La remisión podría tomar de tres a cinco años.

Los cambios en la alimentación son un componente absolutamente esencia de mi protocolo para la Artritis Reumatoide, el cual puede encontrar aquí. El protocolo original del Dr. Brown fue conocido por inducir un herxheimer o empeorar los síntomas, antes de que se notaran las mejorías. Esto podría durar de dos a seis meses. Implementar mi plan de nutrición ayuda a disminuir estas reacciones en la mayoría de los casos.

La tercera adición al protocolo es la dosis baja de Naltrexona, que le recomiendo a cualquier persona con Artritis Reumatoide. Es barata, no es tóxica y tengo muchos reportes médicos que documentan su increíble eficacia en ayudar a las personas a dejar todos sus medicamentos para la artritis que son peligrosos.

Cuando empecé a utilizar su protocolo por primera vez en mis pacientes a finales de la década de los 80s, la réplica común de otros médicos era que “no existían pruebas científicas” que respaldaran el eficacia de este tratamiento. Bien, eso ciertamente no es cierto. Una revisión de la bibliografía le dará más de 200 referencias de la literatura médica que respaldan la aplicación de la minocina en el uso de las enfermedades reumáticas. En mi experiencia, de los miles de pacientes que he tratado con mi protocolo AR, cerca del 80 por ciento de las personas mejora notablemente gracias a este programa. Sin embargo, aproximadamente el cinco por ciento de las personas que las padecen siguen empeorando, por lo que necesita agentes convencionales como el metotrexato, para aliviar sus síntomas.

Cómo Optimizar su Flora Intestinal

Como puede ver, estar sembrando constantemente su intestino con bacterias saludables podría ser crucial para la prevención de prácticamente todas las enfermedades incluyendo resfriados, trastornos autoinmunes, problemas psiquiátricos, artritis e incluso cáncer. En vista de esto, aquí mis recomendaciones para optimizar sus bacterias intestinales.

  • Los alimentos fermentados son su mejor camino rumbo a una salud digestiva óptima, siempre y cuando consuma las versiones hechas de forma tradicional y sin pasteurizar. Opciones saludables incluyen el lassi (una bebida de yogurt de la India, que se disfruta de forma tradicional antes de la cena), leche orgánica fermentada como el kéfir, fermentaciones de col, nabos, berenjenas, pepinos cebollas, calabazas y zanahorias, así como natto (soya fermentada). Algunas de las bacterias benéficas encontradas en los alimentos fermentados también son excelente quelantes de metales pesados y pesticidas, lo que también tiene un efecto benéfico en la salud al reducir la carga tóxica.
  • Los vegetales fermentados, que son una de mis nuevas pasiones, son una manera excelente de suministrar bacterias benéficas al intestino. Y a diferencia de algunos alimentos fermentados, tienden a tener un sabor agradable, aunque no delicioso, para la mayoría de las personas. Como un bono extra, si usted fermenta sus propios vegetales utilizando un cultivo de inicio adecuado, también son una excelente fuente de vitamina K2.

    La mayoría de los suplementos de probióticos de alta calidad sólo le darán una fracción de las bacterias benéficas que puede encontrar en los vegetales fermentados hechos en casa, por lo que también es el camino más económico hacia una salud intestinal óptima. Recientemente tuvimos muestras de vegetales fermentados de alta calidad hechos con cultivos de inicio específicos y una porción (cerca de dos a tres onzas) no sólo contiene 10 trillones de bacterias benéficas, sino que también tiene 500mg de vitamina K2, que ahora sabemos es un co-nutriente vital tanto de la vitamina D como del calcio.

  • Suplemento de probióticos. Aunque no suelo recomendar tomar suplementos (ya que creo que la mayoría de los nutrientes que necesita provienen de los alimentos), los probióticos son la excepción si a usted no le gusta comer alimentos fermentados de forma regular.

Además de saber lo que tiene que añadir a su alimentación y estilo de vida, es igual de importante saber qué evitar, lo que incluye:

Antibióticos, a menos que sean absolutamente necesarios (y cuando lo sean, asegúrese de volver a sembrar su intestino con alimentos fermentados y/o un suplemento de  probióticos) Carnes provenientes de animales criados de forma convencional y otros productos de origen animal, ya que los animales criados en CAFOs son sometidos a dosis bajas de antibióticos de forma regular, además de granos transgénicos, también han sido relacionados con la destrucción de la flora intestinal  Alimentos procesados (como el exceso de azucares, junto con los nutrientes “muertos”, que alimentan las bacterias patogénicas)
Agua fluorada o clorada Agua fluorada o clorada Sustancias químicas agrícolas, el glifosato (Roundup) en particular
[+] Sources and References